Archivo por meses: enero 2015

Marca Personal Profesor

Los profesionales, a la hora de formarse a través de cursos o másteres, buscan no solo la mejor escuela, sino también investigan al docente para asegurarse de que es el más apropiado para los objetivos que persiguen. Sin embargo, cuando se trata de colegios, los padres casi siempre olvidan lo que exigen en su ámbito laboral y eligen por otros motivos, que suelen ser ajenos a las personas que conforman el claustro de profesores.

se busca profesor

Ahora bien, el mundo de la educación está cambiando, al igual que ocurre en otros ámbitos de la sociedad. Estamos entrando en un presente de formación por competencias curriculares y eso también afecta a los maestros, que ya no solo deben saber impartir las asignaturas para cumplir con ellas, sino que deben ir más allá, al tenerlas que asumir ellos mismos porque cómo van a poder enseñar algo que no poseen. Los centros están empezando a contratarlos además de por sus conocimientos en diferentes materias o por su experiencia laboral, por otras aptitudes y actitudes como sus habilidades sociales, inteligencia emocional, etc.

Todas las personas tienen, lo sepan o no, su marca personal, es la imagen que se hacen los demás de uno mismo. Por lo tanto, es subjetiva y solo puede controlarse a medias pero es posible hacerlo siendo conscientes de que existe y obrando en consecuencia. En definitiva, es imposible no comunicar, es algo que se hace desde el momento del nacimiento y forma parte del ser humano. Y la marca personal es el resultado de la forma en que cada uno se relaciona con su entorno.

Cuando hablamos de marca en el ámbito educativo, lo que suele entenderse es la reputación que puede tener un colegio pero es el momento de que también los profesores tengan su propia marca personal porque eso beneficiará al centro tanto como a ellos mismos.

Catherine Kaputa define marca personal como “encontrar lo diferente, lo relevante y lo especial que hay en ti para compartirlo con los demás”. Así pues, lo primero que debe hacer un educador es analizarse él mismo para descubrir sus fortalezas, aquello en lo que destaca sobre sus compañeros. Se consigue a través de un DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades), algo de lo que ya hemos hablado en este blog refiriéndonos a la empresa pero que se hace extensible a nivel personal.

De los puntos fuertes que encuentre, ha de elegir los que de verdad le sean útiles para los objetivos que previamente se haya planteado. Por supuesto, es evidente que tener empleo y un buen sueldo es común a todos los profesionales, sean profesores o no. Las metas que debe plantearse han de ir más allá. Tiene que preguntarse qué le hace saltar de la cama cada mañana y ser feliz el resto del día, qué le apasiona de su trabajo y qué busca conseguir con él (ver crecer a una generación inteligente y capaz, descubrir los puntos a potenciar de sus alumnos, poner la semilla de los grandes científicos del futuro,…). Los objetivos pueden ser tan variados como las personas y la forma de alcanzarlos suele ser totalmente distinta.

Objetivos para la marca personal profesor

Por ello, ha de planificarse cada etapa. Esto se puede hacer planteándose pequeñas metas que, en su conjunto, una vez alcanzadas, terminen por llevar al profesor justo al punto donde quiere estar, aquel que se haya marcado. Es el momento de sacar a la luz las fortalezas que atesora porque lo que no se conoce, no existe. Puede ser a través de un blog, de las redes sociales, de libros, manuales o de todo ello en conjunto, como explica Vicky Casellas en este interesante artículo titulado “Marca personal para profesores y marketing educativo”.

Es decir, el maestro tiene que conocerse, comunicar sus fortalezas y compartir conocimientos que, al fin y al cabo, es su profesión. La forma que tenga de hacerlo, el objetivo que se haya planteado y el camino que decida seguir construirán su marca personal e influirán en la forma en que le ven los demás, incluyendo a sus alumnos.

Por lo demás, los centros deberían potenciar y enseñar a los docentes la importancia de que tengan y trabajen su marca personal. Al igual que ocurre en los másteres y postgrados, el claustro de profesores será un elemento más para potenciar la imagen del colegio y convertirse en un punto muy importante a valorar por los padres cuando tomen la decisión sobre dónde educar a los niños.

Los beneficios se dejarán ver a medio o largo plazo puesto que la construcción y el mantenimiento de la marca personal es un proyecto de vida. Sin embargo, son tan importantes para el educador como lo son para el resto de profesionales: mejores sueldos, ser buscado en vez de buscar, convertirse en un referente en el sector, e incluso la posibilidad de elegir independizarse y trabajar por cuenta propia en vez de ajena. Todo dependerá de los objetivos que decida el profesor a la hora de poner en marcha su marca personal.

Y recuerda - EFIC marca personal profesor

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Externalizar: Do everything possible

Esta frase en inglés es el lema de GlobalNET Solutions: hacemos que todo sea posible. Se refiere a un hecho muy concreto; gran parte del tiempo y del esfuerzo en las empresas, pequeñas, medianas o grandes, se dedica a la localización y gestión de proveedores. ¿Y si solo tuvieran que relacionarse con uno?

Los proveedores de una empresa

Existen dos clases de proveedores: los de productos físicos, como el papel, el café, la máquina de comida, catering, material y mobiliario de oficina, etc.; y los de servicios, tal que limpieza, imprenta, gestoría, mantenimiento, informática y web, comunicación, marketing,… Todos ellos son responsables del buen funcionamiento interno y externo de la empresa. Es más, si fallan, pueden suponer grandes pérdidas para la compañía. En este artículo sobre la importancia de saber gestionarlos, se precisa que “entre 2009 y 2011, el 69,9% de los ingresos de 1954 compañías globales eran utilizados en proveedores, contra el 12,5% utilizado en personal”.

Como se aprecia en la estadística anterior, cada vez es más habitual externalizar ciertas partes de las organizaciones. Es lo que se conoce con el nombre inglés de outsourcing. Y entraña ventajas e inconvenientes que se han de valorar. Entre las primeras, se encuentran el ahorro en costes y el mitigar riesgos como el financiero; entre los segundos, están la dependencia que supone, sobre todo en algunos productos o servicios (caídas en la red, problemas de abastecimiento,…) y el menor control que se puede ejercer sobre organizaciones que no son la propia.

Para mejorar lo primero y mitigar lo segundo, es esencial que los objetivos de proveedores y empresas estén alineados y que la forma de trabajar sea similar, es decir, hay que analizar muy bien qué y con quién se realizan los procesos de externalización para evitar disgustos. Ambas partes deben sincronizarse y adaptarse. Se trata de añadir valor gracias a las sinergias que se crean y no de ocasionar más trabajo que el que quitan.

En este sentido, cuando se crea una asociación de intereses, que es exactamente esta relación, los clientes asumen que los dos forman un único cuerpo y la imagen de ambos está unida, por mucho que intente la firma desligarse de su asociado cuando es negativa.

Imagen positiva y negativa

Por ello es importante, en especial al principio, hacer un seguimiento y evaluar cómo es su desempeño. A veces, las apariencias engañan y solo en el día a día se puede observar la idoneidad de la otra compañía para proporcionar los materiales y el servicio que se requiere, dentro de los objetivos marcados por ambas y con los estándares de calidad que se buscan.

De ahí que sea vital para la supervivencia del negocio, saber elegir y también de saber cuidar la relación. La empresa puede encontrar al asociado perfecto pero si le paga tarde, mal y nunca, o bien le exige una bajada de precios inasumible, lo perderá y con ello, vuelta a empezar el proceso de selección.

El gasto de tiempo y esfuerzo que ello conlleva hace que no se preste la suficiente atención a los proveedores y eso se paga. No obstante, existe otra vía para facilitar el proceso.

Al principio del artículo, surgió la pregunta de ¿y si solo tuvieran que relacionarse con uno? Es hora de responderla porque esa posibilidad existe y la ofrece, entre otros servicios propios, GlobalNET Solutions.

El concepto se resume en una sola frase, “Do everything possible. El cliente lo único que tiene que hacer es explicar sus necesidades y los objetivos que persigue. Con ellos en la mano, cuando las circunstancias así lo requieran, proyecto a proyecto, su plataforma de soluciones globales busca entre las empresas que forman parte de ella para decidir cuáles son las más adecuadas, según las pautas que se han marcado. Todas son de confianza y han sido testadas, por lo que está asegurado el mejor servicio, el que genera la inteligencia colectiva. Es más, en el caso de que no formen parte de GlobalNET Solutions, la plataforma las busca, siempre con los mismos estándares de calidad y con idéntico objetivo.

A continuación, se presenta al cliente un presupuesto cerrado con sus requerimientos, explicando cada punto, de forma que este no tiene por qué molestarse en acudir a unos y a otros en busca de los colaboradores perfectos: los tiene en uno solo.

GlobalNET Solutions se pone a su disposición para solventar cualquier duda o dificultad y el cliente lo único que tiene que hacer es aprobar el proyecto para que el mecanismo se ponga en marcha y funcione como un reloj. Adiós a los inconvenientes del outsourcing: todo son ventajas. ¿Hablamos?

Gracias por comentar y por compartir.

Y recuerda - EFIC corporativo

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Sí, el Social Media ayuda a Vender a las Empresas

Aunque la empresa disponga del mejor y más innovador producto del mercado, aunque muchos de sus clientes la hayan conocido por referencias personales de otros clientes, en un mundo hiperconectado, esta forma de ampliar la cartera del negocio se queda corta.

Según los últimos datos, si Facebook fuera un país, sería el más poblado del mundo, por encima de China y de India. El resto de redes sociales están evolucionando de forma muy parecida. Es más, en la actualidad habría alrededor de 4.000 millones de personas conectadas. Esto significa que la manera en la que el ser humano se comunica ha cambiado y no hay marcha atrás. Las marcas, grandes, medianas y pequeñas, han de estar ahí, donde se encuentran sus compradores, sean de bienes, de servicios o de ambos.

las redes sociales cambian la forma de comunicarnos Facebook

Las redes sociales también lo saben y, en general, ofrecen a las organizaciones formas de explotar ese potencial. De hecho, este mismo año, dos de ellas, Facebook y Twitter, sacarán un botón directo de compra, para que los usuarios puedan realizarla desde las mismas plataformas.

Pero los números no lo son todo. Existen más razones que las puramente cuantitativas para apostar por el uso de las redes sociales. En primer lugar, está el posicionamiento en buscadores, donde Google es el rey, al menos en este país (alrededor del 95% de los españoles lo usan). Cuando uno de los usuarios enlaza contenido de la marca en sus redes, Google entiende que es de calidad y la posición en los resultados sube según se va compartiendo, lo que también sirve de recomendación a los seguidores de esos perfiles. Todo ello lleva a crear tráfico hacia la web de la empresa, incluso cuando el contenido que se comparte es de terceros.

Otra de las interesantes funciones que ofrecen los medios sociales es la posibilidad de investigar sobre la propia organización. Se puede observar el comportamiento que tienen las personas ante diferentes estímulos, monitorizar las opiniones y solventar problemas que pueden confluir en una situación de crisis antes de que se agraven e incluso aprovecharlos para salir reforzados.

Esto último no sería posible si la empresa carece de perfil en redes; no estar no significa que los demás no la mencionen y cuando los comentarios son negativos, actúan como una barrera ante los clientes, presentes o potenciales, que puede llevar a la bancarrota sin que se sepa la razón.

crisis en las redes sociales

Asimismo, al igual que puede la marca puede analizar lo que pasa en sus redes, tiene la opción de hacer lo propio con las de la competencia. Es un punto importante porque la investigación podría propocionarle información valiosa sobre su mercado, su sector e incluso sobre si existe un nicho de mercado que se está explotando de forma ineficiente y en al que dirigirse.

En un artículo de Elogia.net, se asegura que el 29% de los consumidores descubre nuevas marcas gracias a las redes sociales. Las empresas pueden aprovechar las conversaciones que se generen, donde les sea posible intervenir, para interaccionar con los usuarios, ofrecerles asesoramiento, responder a sus preguntas y, de esta forma, conseguir nuevos clientes y fidelizar a los que ya tiene.

El resultado de toda este esfuerzo es, al final, uno: conseguir más ventas. Cierto es que el objetivo que tienen las personas cuanto entran en redes sociales es compartir y conversar con los demás, y no comprar o hacerse seguidor de las marcas. Sin embargo, estas se encuentran justo donde está su público, al que puede facilita al máximo el entrar en su web para conseguir conversiones, aquellas que estén dentro de sus objetivos de negocio.

objetivos de la empresa

No obstante, hay que tener presente que los usuarios comparten los buenos contenidos y Google los premia, mientas que ocurre lo contrario cuando las actualizaciones que se suben a las redes sociales solo son publicitarias, hasta el punto de que se pueden considerar como spam, con lo que eso conlleva. Así pues, aunque la marca también hable de sus productos y servicios, debe hacerse en un contexto poco invasivo, que evite el rechazo por parte de los seguidores. Por eso, es conveniente conocerles muy bien, algo que también se puede hacer por su comportamiento en las redes.

Los medios sociales son canales perfectos para las empresas por muchas razones, entre las que, además, se encuentra la atención la cliente. Las dudas y las incidencias procesadas en estas plataformas inciden en una mayor fidelización y en una mejor imagen. Además, existe la opción de premiar a aquellos seguidores más activos por medio de diversas opciones, como los cupones o los descuentos.

En conclusión, las marcas obtienen importantes beneficios con las redes sociales. Les sirven para comunican, fidelizar, innovar, ampliar la cartera de clientes, interaccionar con los seguidores y conocerlos mejor, afrontar en condiciones más ventajosas los momentos de crisis y prevenirlos, vigilar a la competencia, posicionarse en Google, mejorar la imagen de la compañía,… Todo ello, acabará impactando en la parte comercial; luego, sí, los medios sociales ayudan a vender.

Gracias por comentar y por compartir.

Y recuerda - EFIC y las RRSS para vender

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Diez pautas para elegir la mejor formación para los trabajadores

El conocimiento evoluciona cada vez más rápido, por lo que debe actualizarse de forma constante. Las empresas piden a los trabajadores una formación continua, no solo de los temarios que les son propios sino también en las competencias que han de desarrollar y que les habilita para enfrentarse a estos cambios. Ambas partes salen beneficiadas. Los trabajadores porque consiguen estar al día y son mejores profesionales, las organizaciones porque se hacen más competitivas e innovadoras.la formación beneficia a empresa y trabajadores

El cuidado del capital humano debería ser una de las prioridades de los directivos y la formación es una necesidad. Existen dos posibilidades: que sean los propios trabajadores los que busquen cursos, con o sin la orientación y colaboración de la empresa, o bien que sea esta la que se los facilite.

Obviando las primeras, las que se deciden por propia iniciativa, la organización puede ayudar a la formación a través de sus contribuciones mensuales, descontadas de las nóminas, a la Fundación Tripartita, que ofrece variados cursos de muy diversa índole. También existen muchos otros subvencionados que las escuelas se encargan de divulgar entre las compañías para que los departamentos de recursos humanos informen a los trabajadores.

Lo ideal en estos casos es que exista, dentro de la empresa, un plan de carrera para cada persona, según el cual, desde RRHH, propongan y decidan la formación más adecuada, dependiendo del caso y del puesto que ocupe o se pretenda que llegue a ocupar en el futuro, como luego veremos.

plan de carrera de los trabajadores

Las organizaciones más potentes, sin embargo, contratan a profesionales para mejorar la formación del personal en muy diversos ámbitos, según los requerimientos que deseen cubrir. En estos casos, la asistencia es obligatoria para los implicados y suelen desarrollarse en sus instalaciones.

Dicho lo anterior, qué aspectos ha de tener en cuenta una empresa para orientar o decidir cuál ha de ser la formación del trabajador:

1.- Es necesario que cada persona tenga su propio plan de carrera dentro de la compañía. En él se deben tener en cuenta las necesidades de la organización presentes y futuras, el curriculum del asalariado y las preferencias de este, el puesto que ocupa y el desarrollo que se requiera que tenga.

2.- Para ello, hay que entrevistar al empleado o bien lanzar un cuestionario que recoja las inquietudes profesionales de cada uno de ellos, además de tener contacto con dirección para cubrir la parte empresarial.

3.- Es interesante escuchar, además de a los trabajadores y a los directivos, a los mandos intermedios porque son ellos los que pueden detectar agujeros formativos que precisan corrección.

4.- Una vez hecho esto, el siguiente paso es decidir si la formación va a ser obligatoria, voluntaria y en qué casos será lo uno o lo otro.

5.- Si se decide por la voluntariedad, hay que elegir qué información sobre cursos se compartirá con cada trabajador e incluso establecer incentivos para que escojan los que prefiera la compañía.

6.- Cuando son obligatorios, es preciso explicar el porqué de la decisión de la empresa supone un importante esfuerzo para la persona que se une al trabajo habitual.

7.- Para las enseñanzas fuera de la organización, es importante seleccionar la escuela más apropiada, además del curso, porque supondrá un valor añadido en el curriculum del empleado pero también en la imagen interna y externa de la compañía. Así pues, hay que estudiar muy bien el centro, las críticas positivas y negativas que haya recibido, cómo es la formación (presencial, por Internet, mixta), quién es el profesorado y su reputación, y pedir referencias a otras empresas, si existe esa posibilidad.

8.- En el caso de que la decisión sea hacerla dentro de la organización, también hay que averiguar todo lo posible sobre el o los docentes seleccionados y asegurarse de que cuentan con una intachable carrera en la enseñanza. Lo ideal es que se trate, además, de profesionales en ejercicio y con una buena marca personal.

9.- Sea cual sea la elección, RRHH debe hacer un seguimiento de los resultados obtenidos y ver si han significado una mejora en el trabajo del asalariado. En caso contrario, deberán implementar las medidas que sean necesarias para corregir el error.

10.- Otra interesante posibilidad, que tiene sus ventajas y sus inconvenientes, es que sean los propios compañeros de diferentes departamentos los que se conviertan en profesores.

Gracias por comentar y por compartir.

Y recuerda - EFIC y cómo debe ser la formación de trabajadores

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone