Archivo por meses: noviembre 2015

Las startups más punteras de Francia colaboran con GlobalNET Solutions

La innovación y la colaboración con otras empresas, en un formato win2win, forma parte de la filosofía de GlobalNET Solutions, de ahí que nuestra presencia en un evento como Digital Sisters lo tengamos señalado en rojo en el calendario, igual que ocurrió en su edición inicial.

Durante el año transcurrido, hemos colaborado e implementado soluciones para nuestros clientes con las empresas con las que entonces nos reunimos: Magency, Novatice y Jalios. Con la primera, incorporamos la última tecnología en los eventos y la formación corporativa, de forma que sean más interactivos y, por lo tanto, más eficaces, gracias a las posibilidades que, entre otros formatos, ofrece a gamificación. Lo aplicamos, entre otros, en congresos como este, del que dimos cumplida cuenta en su momento, y que tuvo una gran acogida entre los asistentes, verdaderos expertos en protocolo y en la organización de actos de diferente índole.

Novatice y Jalios, por su parte, nos permiten ser innovadores en enseñanza y en comunicación corporativa respectivamente. En este último caso, disponemos de un software que revolucionará la forma de entender una Intranet, que más allá de un simple tablón de anuncios, se convierte en una plataforma de inteligencia colaborativa. Además de permitir, fomentar y mejorar el trabajo en equipo, se constituye como una auténtica red social y colaborativa interna para grandes y medianas empresas, donde los trabajadores pueden crear su propio blog y conocer a sus compañeros para establecer las sinergias oportunas que mejoren la productividad de la compañía.

En la tercera edición de Digital Sisters, los que formamos parte del equipo de GlobalNET Solutions, encabezado por nuestro director, José Ramiro Martínez, pudimos escuchar interesantes ponencias sobre la situación empresarial francesa y española. Vicent Bruneau, director de Magency, intervino además en la mesa redonda sobre “España y la innovación”, explicando los casos de éxito de las firmas galas en nuestro país. También conocimos a las startups más punteras de la nación vecina en una ronda inicial de elevator pitch en la que se concedió el premio del evento a Dataiku, una firma que limpia e implementa los datos de grandes corporaciones y con la que nos reuniremos en breve.

Asimismo, tuvimos la oportunidad de estudiar una posible colaboración con tres innovadoras empresas galas, las tres “Ds” de Datacet, Digitevent y Domoscio. La primera tiene una importante vertiente social, ya que se dedica a crear dispositivos móviles dirigidos al colectivo de las personas de más edad, incluyendo servicios como la teleasistencia. Por su parte, Digitevent es una aplicación con la que hacer checking. En cuanto a Domoscio, está especializada en formación en competencias y en la medición de impactos que generan.

Se trata, en definitiva, de aportar siempre lo último en innovación a nuestros clientes dentro de los ámbitos educativo, formativo y corporativo. Gracias a Business France por invitarnos una vez más. Nos vemos en el cuarto Digital Sisters.

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

La Tecnología al servicio de la Formación

La tecnología, hoy por hoy, es imprescindible en el campo de la Formación. Más allá del eLearning, de los MOOCs y, en general, del aprendizaje a través de Internet, también está presente en los dispositivos que usamos y, sobre todo, en que por mucho que introduzcamos nuevos sistemas informáticos en la empresa, si no enseñamos a los trabajadores cómo utilizarlos, puede afectar a su productividad, como explican en este artículo de Pymes y Autónomos.

La tecnología y la Formación deben ir unidas

Por lo tanto, lo primero que ha de hacer una compañía, sea grande, mediana o pequeña, es saber qué tecnología va a necesitar a la hora de la transformación digital. El repercutir recursos económicos en dispositivos que luego van a quedar aparcados en un rincón es una mala idea. De ahí que hablar con los empleados sea la opción más inteligente. Ellos son los que mejor conocen, o deberían conocer, si la empresa fomenta su formación continua, qué van a necesitar para mejorar en su trabajo. Así, además, aceptarán las novedades y se sentirán más integrados. Todo son ventajas.

Una vez decidida la tecnología, se debe aportar la partida presupuestaria que se precisa. Lo normal es que ambas cosas, dinero y dispositivos, vayan en paralelo. Si una pyme dispone de recursos muy limitados, como es lo habitual, habrá de adaptar las compras a estos, por mucho que los empleados deseen lo último de lo último en el campo que corresponda.

Con las adquisiciones hechas, es necesaria la formación para que se las pueda sacar el máximo provecho. Es habitual que las compañías vendedoras ofrezcan cursos que faciliten el proceso de implantación, siempre adaptados a las características de la empresa destinataria, algo que esta ha de exigir. También puede servir para negociar con el proveedor el precio final del producto: “si no me enseñas, te pago menos o no te compro porque tú competencia sí me da ese servicio”.

En caso de que no sea posible, la pyme tendrá que incluir, dentro de la partida asignada a la transformación digital, la contratación de un profesional para que forme a los empleados. La otra opción es inviable, tras realizar una inversión que siempre supone un impacto en las cuentas del negocio.

invertir en formar a los trabajadores

Al igual que ocurre con los dispositivos, pasa con los programas informáticos. Por ejemplo, una Intranet que ha costado un importante pellizco presupuestario a la compañía puede quedar como una simple web de avisos, si no existe una formación a los que tienen que alimentarla y a los que han de utilizarla. Los resultados pueden ser espectaculares para la productividad y la comunicación siempre que cale bien entre los trabajadores. Existen muchas opciones para conseguirlo, por ejemplo, seleccionar a la persona, dentro del departamento, que sea más afín a los cambios y asignarle la función de “evangelizar” a los que están a su alrededor de las bondades de estos.

Otro de los aspectos tecnológicos que veíamos era el uso de dispositivos para el aprendizaje. Las grandes salas provistas de ordenadores en las que se toca a un mínimo de dos personas por pantalla y teclado están desapareciendo a pasos agigantados. Son sustituidas ni siquiera por portátiles, sino por tabletas perfectamente adaptadas a las necesidades de cada formación, que permiten al profesor seguir de forma personalizada el desarrollo de la clase y a los alumnos participar en la creación de los contenidos que luego aprovecharán sus compañeros. O por wearables, realidad aumentada, robótica educativa,… que hacen el aprendizaje aún más interactivo.

La empresa puede abastecerse de las herramientas necesarias a precios muy competitivos si sabe lo que quiere y para qué lo quiere. El dispositivo podrá ser el mismo pero las aplicaciones necesaria variarán en función de los objetivos que se persigan con cada formación. Además, podrán servir como una excelente base de datos a implementar por Recursos Humanos, para ver el plan de carrera de los empleados y elegir aquellos puestos que mejor se adapten a sus aptitudes.

También existe la opción de que sean los trabajadores los que utilicen sus propios dispositivos, no solo para trabajar, sino también para formarse con los cursos que implemente la empresa. El BYOD (Bring Your Own Device, “trae tu propio dispositivo” por sus siglas en inglés), siempre que se haga de una forma consciente y tutelada por la compañía, es un muy viable manera de conseguir los mismos objetivos pero con un gasto mucho menor para las arcas del negocio.

Y, por último, algo muy importante. Para que el proceso de transformación llegue a buen puerto, tanto en lo que se refiere al proceso mismo como a las necesidades que ha de cumplir, es precisa la asistencia de profesionales que estudien al milímetro cada caso y hagan las recomendaciones pertinentes en tecnología y procesos. A menos que la empresa ya los tenga en plantilla, se hace imprescindible a contratación externa de un asesor que implemente los recursos disponibles.

Gracias por comentar y por compartir.

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Networking y colaboración entre las Startups más innovadoras de España y Francia

El próximo jueves, día 19 de noviembre, se celebrará la III Edición de Digital Sisters, en su marco habitual del magnífico edificio de la calle Serrano, donde se sitúa la Embajada de Francia en Madrid. Y una vez más, GlobalNET Solutions estará presente entre las empresas españolas para conocer y establecer sinergias con la treintena de startups francesas punteras en el sector de la innovación en los campos, entre otros, de las telecomunicaciones, software, eBanking, eCommerces o eSalud.

digital sisters

Todas tienen el sello Pass French Tech que las señala por el gobierno del país vecino como compañías en hípercrecimiento y con mucho potencial. Así, los representantes de GlobalNET, con nuestro director, José Ramiro Martínez a la cabeza, podrá saludar a conocidos como Jalios, con los que ya estamos implementando soluciones; al igual que con Magency que, además, apoya de forma directa Digital Sisters, tal y como hizo el año pasado; y conocer otras startups de gran interés para nuestros clientes.

De hecho, tras la I edición, hemos dado soporte técnico, comercial, de marketing, y de I+D+i, entre otros, a tres compañías que conocimos en el evento: las mencionadas Magency y Jalios, y también a Novatice. Con ellas hemos trabajado, para implementar los mejores servicios, adaptándolos al mercado español, donde está teniendo una excelente acogida en las empresas y eventos donde se han presentado. Y con ellas, seguimos manteniendo una colaboración estrecha e integral, con un futuro lleno de posibilidades.

Como ya ocurrió en la anterior edición, la intensa jornada comenzará con la bienvenida de S.E.M. Yves Saint-Geourgs, embajador de Francia en España, sobre las 9:45 am.

Tras la intervención, asistiremos a una interesante conferencia en la que se explicarán los casos más notorios en el ámbito internacional de las empresas españolas: “España y la innovación: ¿un éxito?”. Los ponentes y moderadores son de renombre: Alex Luzarraga de Amadeus, Gustavo Vinacua de BBVA Innovación, Raoul Roverato de Orange, María Benjumea de South Summit, Vicent Rosso de Blablacar, André Lenquette de Pramex International, Vicent Bruneau de Magency Digital, Luis María Cabiedes de Cabiedes & Partners SCR, Jaime Novoa de Novobrief, Philippe González de AMC Networks International, y Richard Gomes de BusinessFrance España y Portugal.

A continuación, diversas compañías francesas expondrán sus logros en un pitch elevator para tratar de convencer de que su negocio es merecedor del premio de la innovación “Digital Sisters” a un jurado de expertos compuesto por Javier Gayoso, director de Spotify España; Jean Souto, VP Senior de ventas mundiales de SCYTL; Ricardo Marvão, cofundador de Beta-I y Lisbon Challenge Coordinator; Sonia Marzo Arnáez, responsable de Centros de Innovación de Bizspark Microsoft Ibérica; y Juan Garrigosa, director de innovación de Endesa.

Premios Digital Sisters

Por último, se entregará dicho galardón en un cóctel donde habrá tiempo para hacer networking, para talleres y para encuentros profesionales entre todos los asistentes con el mismo objetivo que inspira Digital Sisters: fomentar la cooperación y el negocio entre empresas españolas y francesas.

Por nuestra parte, los representantes GlobalNET Solutions mantendrán cuatro reuniones con otras tantas compañías del país vecino de los ámbitos que nos son de interés: tecnología, educación y formación, siempre pensando en traer a España los últimos avances en estos campos.

Queremos agradecer, la invitación y el magnífico trato que siempre nos dispensa el gran equipo de Business France, organizadores de Digital Sisters: Richard Gomes, Alizée Kervevan, Romain Belveze, Laure Marchand, Javier Miguel y Margarida Ervedosa.

Podréis seguir lo que allí ocurra en Twitter, a través del hashtag #DSinnovation.

Nos vemos el próximo jueves para seguir haciendo negocios porque, como reza nuestro lema, “Do everything possible”.

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Los Profesores, en el centro de la Transformación Educativa

Los medios de Comunicación se han hecho eco, en esta última semana, de la futura redacción de un Libro Blanco de la Función Pública Docente. El ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, ha encargado el trabajo al filósofo y pedagogo, José Antonio Marina.

Las siete reformas educativas que hemos tenido en estos cuarenta y siete años de democracia han puesto hincapié en los alumnos y algo en los centros educativos pero nunca, hasta el momento, se ha colocado el foco en los profesores y en los directores. Sin embargo, son ellos, sobre todo los docentes, los que deben aplicar las reformas porque, en caso contrario, o no se aplicarán o lo harán de forma errónea.

José Antonio Marina, en un artículo de El Confidencial, hacía una pregunta que todos deberíamos responder. Si nuestro hijo o hija tuviera un brillante expediente académico y nos dijera que quiere ser profesor, ¿pensaríamos que está perdiendo oportunidades o incluso dilapidando su potencial? ¿Por qué?

Las reformas que a priori se plantean, en las que los profesores están de acuerdo solo en algunos puntos, se basan en los resultados del último informe TALIS (Estudio internacional de la enseñanza y el aprendizaje, por sus siglas en inglés), que corresponde a 2013.

En el informe se muestran cuáles son las fortalezas y debilidades del sistema docente español en comparación con el de los países de la OCDE (Organización para la cooperación y el desarrollo económicos). Destacamos las siguientes:

  1. Un alto porcentaje de profesores está enseñando asignaturas para las cuales no está específicamente preparado (64,5% en España frente al 69,6% de la OCDE). De los tres aspectos analizados, contenido, pedagogía y prácticas, hemos de mejorar en los dos últimos.

  2. No obstante y casi en contradicción, en promedio, el 91,7% de los profesores de la OCDE encuestados declara que está bien o muy bien preparado para enseñar los contenidos de sus asignaturas.

  3. El sector educativo es un sector estable tanto en España como en el conjunto de países de la OCDE en el que los docentes además dicen estar satisfechos con sus condiciones de trabajo.

  4. Los profesores con más experiencia tienen prioridad en la elección de centro y tienden a elegir aquellos menos conflictivos y mejor situados. Eso hace que exista un desfase en el nivel de enseñanza en las zonas rurales y en los colegios más problemáticos. A este respecto, el estudio da dos opciones: si se quiere que más profesores experimentados trabajen en centros de difícil desempeño, es necesario establecer un sistema de incentivos; y debería asegurarse que los profesores que desempeñan su trabajo en áreas rurales tengan el mismo nivel de apoyo que los que trabajan en las ciudades.

  5. España cuenta, entre los países participantes, con una tasa de apoyo pedagógico a los docentes, muy por debajo del promedio OCDE.

  6. En cuanto a la falta de recursos materiales, en general aproximadamente entre el 25% y el 37% (España entre el 24% y el 42%) de los profesores trabaja en centros en los que el director informa de falta de recursos materiales.

  7. Alrededor del 28% de los entrevistados trabaja en centros con insuficiente acceso a Internet (España, 36%).

  8. Salvo en el establecimiento de políticas y medidas disciplinarias de alumnado los centros educativos en España tienen un nivel de autonomía claramente inferior al de la mayoría de los países y, en consecuencia, al promedio OCDE.

  9. Los profesores españoles necesitan más la ayuda de los directores para resolver conflictos en el aula.

  10. Alrededor del 40% de los directores de países de la OCDE participantes en este estudio declaran que supervisan frecuentemente las clases de los profesores. En España esta cifra se sitúa en torno al 30%, proporción que superan la mayoría de los países.

  11. En la media de la OCDE, el 76% de los directores afirma trabajar en un plan de desarrollo profesional para su centro. En España, esa proporción apenas llega al 40%, cincuenta puntos porcentuales menos.profesor en un aula

  12. Los directores españoles dicen haber recibido menos formación en liderazgo educativo que la media de los directores OCDE y que la mayoría de los directores de los países analizados.

  13. En general, los directores españoles participan menos en actividades de desarrollo profesional debido, según aseguran, a la incompatibilidad con el horario laboral, la escasez de una oferta adecuada y la falta de incentivos.

  14. En muchos países los centros disponen de programas de iniciación para la docencia, pero que los profesores se muestran reacios a participar en los mismos. Es generalizado.

  15. Tan solo el 7% de los profesores españoles informa de que ha sido tutor de otros compañeros en su centro de trabajo (13% en media OCDE).

  16. La gran mayoría de profesores españoles (84%) declaran haber participado en algún tipo de actividad de desarrollo profesional (87% en media OCDE). Sin embargo, encuentran varios obstáculos: conflicto con su horario de trabajo, ausencia de incentivos (monetarios y no monetarios) para participar en estas actividades, y que no encuentran ofertas de calidad acordes a sus necesidades.

  17. La observación directa de la actividad docente en el aula solo es informada para el 59% de los profesores en España, 34 puntos porcentuales menos que la media OCDE (93%).

  18. Un 36% de los docentes españoles nunca ha sido evaluado de manera formal y externa. Se puede hacer de cinco formas que, además, se complementarían: por inspectores, con encuestas a los alumnos, evaluando las notas de estos y los conocimientos del profesor, que se evalúen entre ellos y según los comentarios de los padres y los tutores. En nuestro país, la mayoría se hacen por las notas de los alumnos.

  19. Dos tercios de los profesores, tanto en España como en la OCDE, no perciben que exista ningún efecto positivo de los resultados de la evaluación de su labor docente en sus posibilidades de mejora profesional. La razón podría estar en que creen que la evaluación se lleva a cabo con el fin de satisfacer requisitos administrativos. Contribuye a esto la falta de consecuencias derivadas de los resultados de esta evaluación, ni positivas (incentivos salariales, reconocimiento, modificación del rol del profesor en el centro), ni negativas.

  20. Ha quedado ampliamente demostrado que la tecnología, por sí misma, no facilita el aprendizaje. Sin embargo, el uso de las tecnologías multimedia puede mejorar el aprendizaje de los estudiantes cuando vayan acompañadas de estrategias pedagógicas adecuadas.

Además de los aspectos señalados, si cruzamos el estudio TALIS con el WISE Education Survey 2015, nos encontramos con “Los cinco grandes problemas del profesorado español”, que señala en este interesante artículo el diario El mundo.

Los profesores se colocan, pues, en el centro de la transformación en la enseñanza… Gracias por comentar y por compartir.

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone