Archivo por meses: enero 2016

La Transformación Digital y su impacto en el Derecho

Los profesionales que trabajan (trabajamos) en GlobalNET Solutions, como le gusta decir a nuestro director, José Ramiro Martínez, haciendo un paralelismo con las calificaciones escolares, “somos de 8 para arriba”. Un ejemplo de ello es el responsable de GlobalNET Legal, Julián Plaza. Es el área de la Transformación Digital que se encarga de asesorar y gestionar todos los aspectos legislativos que se derivan de la Sociedad de la Información y la Comunicación.

Se trata de un importante cometido en un mundo cambiante y que está construyéndose día a día, sin más hoja de ruta que el sentido común, la innovación y la digitalización que lo caracteriza. Es por ello que la existencia de profesionales del nivel de Julián es más que necesaria.

Así se demuestra en la demanda de formación que se exige dentro del Derecho y donde nuestro responsable de Legal lidera esta nueva rama Digital. Lo cuenta en una entrevista realizada por el periódico online Libertad Digital, que os enlazamos íntegra a continuación. Os recomendamos leerla porque señala la vía por dónde transita también GlobalNET Legal.

Empieza así:

La era de las nuevas tecnologías está revolucionando el mundo en múltiples ámbitos, tanto desde el punto de vista cultural y social como económico, afectando, igualmente, a todo tipo de disciplinas, como es el caso del Derecho. La legislación y la profesión de la abogacía están obligados a adaptarse a los nuevos tiempos para resolver los nuevos conflictos y cuestiones jurídicas relacionadas con el mundo de Internet y las nuevas tecnologías”. (Seguir leyendo)

Entrevista Libertad Digital Julián Plaza

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

La Comunicación Interna aprovecha la Inteligencia Colectiva gracias a la Innovación Digital

La Inteligencia Colectiva no es algo nuevo. Durante los años 80 y 90, grandes especialistas en Sociología ya trataron sobre ella. Sin embargo, la generalización en el uso de Internet, la aparición de los medios sociales y las facilidades de conexión que hay en la actualidad, han elevado este concepto a otro nivel.

Inteligencia Colectiva

Dentro de la empresa y con la necesidad de digitalización de los procesos, la Inteligencia Colectiva y cómo aprovecharla de la mejor manera posible es una de las principales oportunidades de desarrollo y de diferenciación dentro de unos mercados cada vez más competitivos. Es aquí donde la Comunicación interna cobra todo su sentido.

Por su propia idiosincrasia, en las naciones orientales como China o Japón, donde se busca el bien común frente a la importancia que se da al individuo en los países occidentales, este concepto tiene una fuerte base en la que asentarse y se está afianzando bien. A pesar de que ya, en la cuna de nuestra civilización, Aristóteles decía que “el todo es más que la suma de las partes”, aquí nos cuesta más asimilarlo, pero las ventajas empresariales son evidentes:

  • Ofrece una visión que une a todos los trabajadores, les motiva e implica, de forma que se apuesta por el talento y la innovación.

  • Implementa así tanto el rendimiento como la productividad de los equipos.

  • En unas organizaciones cada vez más horizontales, ayuda a mejorar la comunicación y a evitar el aislamiento.

  • Permite que los empleados estén informados, de forma que se favorezca el intercambio y la capitalización de conocimientos.

  • Personaliza y hace más eficiente el puesto de trabajo, al tiempo que se integra dentro de la estructura general.

  • Además, homogeneiza las herramientas gracias a un entorno 2.0, lo que tiene cada vez mayor importancia por la constante evolución de la movilidad.

Sin duda, y esto es válido para grandes empresas pero también para pymes, los muchos pros de sacar partido a la Inteligencia Colectiva no deben cegarnos. Para lograr su aprovechamiento máximo, es necesario que esté bien reglada de forma que se eviten desajustes y se puedan implementar al máximo sus ventajas. La dirección de la empresa ha de ser capaz de olvidar estructuras obsoletas y patriarcales, y de confiar en las aptitudes de los empleados, para que se apoyen y se desarrollen estas, y así cambiar las actitudes con el fin de lograr un bien superior común.

Por lo tanto, qué características ha de tener una herramienta que implemente la Inteligencia Colectiva de una organización. Las mismas que ofrecemos en GlobalNET Digital, gracias a la colaboración de nuestro socio Jalios, y son las siguientes:

  • Deben tener una red social interna que comprenda áreas de trabajo, base de conocimientos, conversaciones, buzones de sugerencias, FAQ colaborativas, muros de actividad, microbloggings, votaciones, comentarios, etc.

  • Ha de contar con espacios colaborativos como blogs, wikis, calendarios compartidos, gestión de tareas, boletín de inteligencia colaborativa, mensajería instantánea, etc.

  • Tiene que estar integrado con los sistemas tecnológicos, el correo electrónico, la ofimática, las comunicaciones unificadas, las aplicaciones sectoriales, etc.

  • Es necesaria también una adecuada gestión documental que permita el intercambio de documentos, la búsqueda por facetas, la gestión de versiones, la edición colaborativa, los conectores a MS Office y OpenOffice, Google Drive, soporte multimedia, etc.

  • La gestión de contenido, con espacios editoriales, clasificación y gestión de derechos, diseños adaptables, workflow editorial o de procesos, etc., es imprescindible.

  • Por último, en un mundo cada vez más global, donde la internacionalización de cualquier empresa empieza a ser normal, el multilingüismo se presenta como una opción necesaria.

En definitiva, el aprovechamiento de la Inteligencia Colectiva requiere de una estructura que está demandada por la necesaria Transformación Digital de las organizaciones. En ella, la Comunicación interna es un arma de máxima eficacia para conseguir las metas corporativas. Así que la pregunta es, ¿cueces o enriqueces?

Gracias por comentar y por compartir.

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

La Formación se alinea con las necesidades de la Empresa

Terminamos 2015 teniendo claro que la Transformación Digital afecta a todos los ámbitos de nuestra vida, al igual que lo hace en personal. Los retos del mercado laboral son diferentes y aún van a cambiar más. Los medios sociales cada vez adquieren mayor protagonismo tanto en la Formación como en la contratación. A continuación vamos a sacar nuestra bola de cristal y, con la ayuda de otros expertos, ver cuál va a ser el futuro formativo para podernos preparar para él.

training future

Desde luego, las perspectivas de mercado son, cuanto menos, grisáceas. Al nuevo gobierno le corresponderá lidiar con la sostenibilidad de las pensiones, el sistema de financiación de las comunidades autónomas, el redimensionamiento de las administraciones públicas y la dualidad existente, “con unos trabajadores fijos muy protegidos y unos temporales muy vulnerables”.

Alfredo Vela, en una presentación que realizó en el pasado mes de diciembre, exponía cuáles son los retos a los que nos enfrentamos:

  • un incremento creciente en el número de autónomos respecto a los trabajadores por cuenta ajena;

  • la distancia entre lo que ofrece el sistema educativo, en especial las universidades, frente a las necesidades de las empresas;

  • la aparición de una nueva categoría de personas, los inempleables;

  • unas administraciones que se han quedado anquilosadas;

  • la demanda de empleos tecnológicos no se cubre con los perfiles actuales de los desempleados;

  • otro perfil aparece, el knowmad, un profesional que se ha formado por sus propios medios, fuera del sistema educativo, que se caracterizan por ser muy flexible a la hora de adaptarse a los cambios, tiene habilidades sociales, es creativo, emprendedor e innovador, crea redes de conocimiento, aprende con rapidez, sabe sobre tecnología digital aunque no es experto, está siempre conectado, no tiene una edad concreta, aprovecha el potencial de las personas, y tolera bien el fracaso;

  • la búsqueda de empleo y la selección de personal han cambiado y mucho;

  • las jerarquías en las empresas se están diluyendo, pero los organigramas están cambiando en muchos más sentidos;

  • los ultras: ultramovilidad y ultraconectados.

Ante estos retos, los profesionales y las administraciones deben tomar medidas a la hora de adecuar la Formación a los cambios que un mundo cada vez más digitalizado está trayendo. El futuro que vemos es el siguiente:

  • El trabajo colaborativo, la externalización de obras y servicios, y la tecnología en movilidad serán con los que funcionen la mayor parte de las empresas, que carecerán prácticamente de estructura jerárquica y serán, cada vez, más horizontales. Esto dará lugar a una revolución en el ámbito formativo en la que ya estamos inmersos, aunque solo es el inicio.

  • La Formación y la Educación fomentarán la autonomía personal y el emprendimiento, cada uno se creará su propio trayecto de aprendizaje, que será continuo, flexible y se adaptará a las necesidades del mercado.

  • En la Formación, tendremos una marca personal bien construida y planificada, tanto dentro como fuera de los medios sociales.

  • Las carreras universitarias, tal y como las conocemos, desaparecerán. Como decíamos antes, salvo una serie de básicos, el resto de asignaturas serán personalizadas y personalizables por el propio alumno.

  • Todos seremos knowmads, nómadas del conocimiento, y el que no, se convertirá en un inempleable que tendrá que reinventarse y reciclarse, algo en lo que intervendrán las administraciones para buscar el pleno empleo.

Y será así, en algunos casos, incluso a corto plazo, aunque la mayoría de estas tendencias se afianzarán a largo, a menos que cambien los indicadores con los que ahora mismo nos manejamos.

Nos gustaría saber vuestra opinión. Gracias por comentar y por compartir.

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone