Archivo de la categoría: Educación

Gestión del Aula en la era digital (parte 1)

A principios de junio, el diario El Mundo publicó una noticia titulada “La OCDE advierte de que España pone a los profesores menos preparados en las escuelas con más problemas”. La publicación se basa en un informe de la OCDE, con la colaboración de la Fundación SM, que narra la problemática de los docentes y los centros en situaciones de conducta disruptiva. El artículo finaliza diciendo que a los docentes se les debería incentivar más, pero no de forma económica, si no con más tiempo para preparación de las clases y un mayor desarrollo profesional, es decir, con más formación.

formación docente

Estas conclusiones se aplican, sobre todo, a la Gestión de aula, ya que sin ella es muy difícil poder llevar a cabo con éxito cualquier metodología innovadora, integrando en el concepto la unión de la pedagogía con la tecnología para potenciarse mutuamente.

Desde GlobalNET, queremos poner nuestro granito de arena con algunas sugerencias para una gestión de aula eficaz, poniendo el foco en aquellos que utilizan la tecnología en ella.

Cuando un docente se enfrenta a una clase con diferentes alumnos y alumnas, hay una serie de elementos básicos que hay que tener en cuenta. Algunos de estos factores son;

1. Planificación

Siempre que un docente afronta una clase la planifica, aunque sea mínimamente, y prepara las actividades, ¿Siempre? Bueno, la mayoría de las veces y justo cuando no se hace, repercute en su fluidez.

Si no se tiene previsto lo que se va a hacer, hay un tiempo de duda, de pensar en el siguiente paso, de gestionar sobre la marcha, de improvisar, y esto los alumnos lo notan y aprovechan ese tiempo en otras cosas (que no suelen tener nada que ver con la materia).

Cuando se habla de utilizar cualquier tipo de elemento externo en el aula, el problema se puede agravar si no se tienen en cuenta los pequeños detalles, ya que, en ocasiones, podemos pensar que no pasa nada por preparar algo durante la clase. Pero ese tiempo que se invierte (cuidado con dar la espalda demasiado) puede ser crucial: los alumnos pierden la referencia y ponen el foco en otro sitio.

Estas circunstancias y muchas más hacen que se ralentice la clase y los alumnos puedan perder interés. Por lo tanto, una buena planificación es la base para una buena gestión de aula.

tips generales para la gestión del aula digital

2. Normas

El tener establecidas unas reglas no significa que el profesor o profesora sea especialmente estricto/a.

En muchos centros, utilizan un sistema por el cual se establecen una serie de normas en el aula con la colaboración de los alumnos y, entre todos, llegan a un acuerdo decidir cuáles son las reglas y cumplirlas, firmando un documento (profesor incluido) por el cual se comprometen a ello, incluso aceptan las consecuencias si no se cumplen (citando a O. Wilde “En la naturaleza no hay castigos ni recompensas; hay consecuencias”).

Recordamos que la parte más importante es involucrar a los alumnos y que se sientan parte del proceso, si no es así sentirán que son reglas impuestas y les costará seguirlas. Y como dice Juan Vaello Orts (psicopedagogo, orientador y profesor de psicología de la UNED), “No se debe incluir ninguna norma explícita que no se vaya a cumplir”.

3. Organización del aula

La disposición de la clase es un aspecto fundamental en el buen clima del aula.

Crear un espacio requiere intencionalidad, estructura, planteamientos didáctico-pedagógicos y sujetos activos que lo protagonicen. Hoy en día, se implementan diversas metodologías, lo que hace que cambie el ordenamiento de los alumnos en clase. Si trabajamos por cooperativo, estarán en grupos de tres, cuatro o cinco mesas; si hay alguna presentación puede que haya bancos a modo de gradas; y si se dispone de diferentes soportes (pizarra, pizarra digital, proyector, televisión) puede haber diferentes focos de atención durante la sesión en momentos distintos.

En todos estos casos, hay que facilitar una buena visión a todos los alumnos y alumnas, asegurarnos que no hay ninguno de espaldas, ni tampoco que estén demasiado juntos y se molestan entre ellos. Además, hay que cuidar otros detalles, por ejemplo, si se sitúa la papelera al lado de la pizarra cada vez que quieran tirar algo pasarán cerca y distraerán la atención del resto. Así, cada clase puede tener puntos críticos a tener en cuenta y pensar acerca de la distribución adecuada.

4. Gestión emocional

Si hablamos de gestión del aula, la parte emocional va unida irremediablemente. De hecho, hablar de este apartado pudiera llevarnos varios artículos, por lo que se podría resumir en una palabra: empatía.

Para trabajar la empatía con nuestros alumnos, el primer paso es que la entiendan bien. Una buena opción es que la vivan; si les convertimos en profesores en determinados momentos, podrán sentir lo que pasa cuando un docente quiere explicar o preguntar y hay alumnos hablando y, por lo tanto, luego será más fácil que comprendan por qué la empatía es tan importante.

Además podemos trabajar conceptos como “Si te respeto, me respetas” o “Si te atiendo, me atiendes”. Así verán que esas pequeñas cosas que están en el día a día y que se dan por hechas, tienen que ser recíprocas para una buena convivencia en el aula, y no solo con el docente sino también (y a veces más importante) con el resto de los compañeros y compañeras.

5. Lenguaje verbal

Es el principal medio por el que nos dirigimos a los alumnos y alumnas y, por lo tanto, la principal arma que tenemos para una gestión de aula eficaz. Por un lado, tenemos el lenguaje hablado que utilizamos en el aula. Con las palabras, podemos expresar respeto, amabilidad, reconocimiento, refuerzo; los estudiantes se fijan en detalles que pensamos que les pasan desapercibidos.

Por todo esto, sería bueno evitar generalidades (“Siempre haces lo mismo”, “Nunca haces caso”), imperativos (“Cállate”, “No te levantes”,…), preguntas inquisitivas (“¿Por qué estás hablando?”), etiquetar (“Tú has estado hablando”).

Tampoco nos podemos olvidar del tono de voz, que sería bueno que fuera cambiando de inflexión para llamar la atención del alumnado; si tenemos un tono monótono, la atención baja y la distracción sube. Además, si tuviéramos que reclamar algo o que detener alguna conducta disruptiva, el tono debería ser firme, pero nuca amenazante.

lenguaje no verbal

6. Lenguaje no verbal

Los gestos que hacemos acompañan nuestro lenguaje y es muy importante cuidarlos. Habría que evitar los que indiquen pasividad, como estar demasiado tiempo sentado, y potenciar el movimiento, como pasear por el aula de manera frecuente.

Es importante tener contacto visual con los alumnos cuando se les habla, no señalar con el dedo ni tener gestos amenazantes con la mano; acompañar nuestras palabras con gestos de las manos para enfatizar y captar la atención.

No nos olvidemos que, en ocasiones, un simple gesto nos puede valer para resolver una situación peligrosa. Por ejemplo, ante un alumno está hablando, en ocasiones, basta con situarse a su lado o poner la mano suavemente en el hombro para llamar la atención, ya que uno de los aspectos más importantes es la fluidez de la clase. Si permitimos que interrumpan y colaboramos en ello al responderles, no hay fluidez para sentar las bases para que se puedan dar las condiciones necesarias para el aprendizaje.

Recordemos que todas estas estrategias deberían llevar la marca KISS (Keep It Short and Simple, “Hazlo corto y sencillo”), como, por ejemplo, levantar la mano si hay alboroto en el aula, para que los alumnos la levanten y seguir hablando cuando tengan todos la mano levantada y en silencio.

En el próximo artículo, seguiremos profundizando en la gestión de aula de centros que usan la tecnología, y pondremos el foco en aquellas claves aplicables al uso de dispositivos y al aprendizaje digital.

Si quieres entender a una persona, no escuches sus palabras, observa su comportamiento”, Albert Einstein

José Miguel Alcalá

Asesor Educativo de GlobalNET Solutions

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Gestión del Aula: siete consejos de los Profesores veteranos a los noveles

El aprendizaje de los alumnos comienza por crear un buen clima en el aula, algo en lo que los profesores son los máximos responsables y los verdaderos especialistas.

lograr un buen clima en el aula

Durante el tiempo que cursan sus estudios de magisterio, aprenden muchas técnicas pero enfrentarse a una clase de un mínimo de veinte niños y niñas, puede suponer un verdadero impacto para los docentes noveles.

Un estudio piloto reflexiona sobre de qué manera los profesores adquieren conocimientos y seguridad en la gestión del aula.

Lo primero que señalan es que, en su preparación para el ejercicio docente, hay un desfase entre el nivel de conocimientos y los métodos de enseñanza o la planificación de las clases. Este hecho impacta en la calidad, al no estar suficientemente prevenidos frente a lo que les espera en el aula: desmotivación, falta de respeto, interrupciones, autoaislamiento de los alumnos, entre otras dificultades.

Aún así, “los futuros profesores poseen un conocimiento más profundo en la gestión del aula que en otras áreas del proceso instruccional, como los métodos educativos y la planificación de la clase”. Y cuanto más experiencia tienen, mayor es su seguridad.

El documento muestra que la mayor parte de los profesores son muy capaces de controlar los comportamientos conflictivos. También lo indican así en informes como el “Estudio Internacional sobre Enseñanza y Aprendizaje” de la OCDE (TALIS, por sus siglas en inglés), donde destacan que, eso sí, pierden el 13% del tiempo de clase en en mantener el orden.

El buen rendimiento de los estudiantes, la motivación y compromiso del profesional, y su satisfacción influyen de manera positiva en la seguridad ante la gestión del aula, ante el proceso de enseñanza y ante el aprendizaje en general: se sienten mucho más eficaces, algo que es más evidente en los profesores veteranos que en los noveles.

La conclusión es obvia: “Resulta especialmente importante preparar a los futuros profesores para la profesión tan pronto como sea posible. (…) las prácticas durante la formación y el desarrollo profesional centrado en la gestión del aula durante los primeros años de la carrera docente pueden ser un factor importante a la hora de cerrar la brecha de autoeficacia”.

consejos de los profesores veteranos a los noveles

En este sentido y para facilitar a los profesores con menor experiencia una buena gestión del aula, he aquí una serie de consejos de los veteranos que pueden serles de utilidad:

  • Hay que poner, desde el primer día, unas reglas claras que se pueden pactar pero que, una vez fijadas, deben mantenerse. La disciplina ha de ser planteada en positivo.

  • Ser consecuente y seguir el mismo criterio con todos los alumnos, evitando la arbitrariedad.

  • Evitemos convertir el aula en un lugar hostil y mantener las reprimendas en el nivel más bajo posible.

  • Otra buena forma de controlar el aula es localizar al líder del grupo y convertirlo en aliado.

  • Llevar la clase perfectamente preparada es importante porque los alumnos se dan cuenta con rapidez de ello y, además, contribuirá a que el docente se sienta más seguro. Y no empezar hasta que todos presten atención.

  • Avanzar lo que va a ocurrir en clase ese día. También es una buena forma de mostrar que se está preparado.

  • Además, cuidar la comunicación no verbal, ser siempre asertivo/a, pasear entre los alumnos son aspectos a tener en cuenta.

Puede que el problema ya esté en el aula antes de la incorporación del profesor. En tal caso, hay que actuar con inteligencia. Si nos encontramos con falta de motivación, lo mejor es explicar para qué sirve en la vida del menor lo que está estudiando. Ante un caso de acoso, es necesario actuar con contundencia. Ante una actitud agresiva hacia el docente, lo mejor es no entrar en el juego. Y para evitar el autoaislamiento, una opción es fomentar la participación de toda la clase.

En GlobalNET, a través del Aula TIC-TAC, invitamos a los profesores a debatir, formarse y compartir experiencias para la gestión del aula. Estamos a vuestra disposición para informaros.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Competencia Digital Docente: aprender a gestionar y aprovechar los recursos de Internet

Profesores, equipos directivos, centros educativos e incluso familias, todos vosotros conocéis la importancia de la Competencia Digital Docente (CDD). Es un tema que ya hemos tratado en nuestro blog de una forma más genérica.

Sin embargo, dado el creciente interés que despierta en una sociedad cada vez más inmersa en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), pensamos que es necesario profundizar en ella. De ahí que, con este primer artículo sobre “Información y alfabetización informacional”, inauguramos una serie en la que analizaremos, basándonos en el manual de INTEF, punto por punto y en semanas alternas, cada una de las cinco áreas de las que se compone. Empezamos.

Área 1: Información y alfabetización informacional

Esta área inicial es la que asienta las bases para adquirir el resto de conocimientos que componen el marco de la CDD. Los profesores deberán dominar tres ámbitos:

1. Navegación, búsqueda y filtrado de información, datos y contenidos digitales

En su nivel inicial, el docente utiliza Internet como fuente de información y para localizar recursos educativos. Usa los motores de búsqueda, accede a la web del centro y a otras que le hayan recomendado, incluso ya comienza a conocer las palabras clave para encontrar lo que necesita.

Según va aprendiendo, empieza a marcar y etiquetar la información, a localizarla con herramientas de filtrado y a compartir recursos e información con los compañeros. Asimismo, puede guiar a los alumnos hacia los sitios más interesantes para ellos.

Además, con los resultados en pantalla, es capaz de modificar la estrategia, utilizar palabras en inglés y combinar vocabulario y símbolos para centrar más la búsqueda. También sabe cómo suscribirse a las páginas que más le interesan (RSS, etc.).

Por último, el docente consigue dominar todas las herramientas de búsquedas que hay disponibles. Es capaz de adaptar los recursos y la información a las necesidades de los estudiantes. Sabe cómo analizar los resultados según la fuente, el origen, los derechos de autor y la finalidad deseada.

Junto con ello, crea un Entorno Personal de Aprendizaje (PLE por sus siglas en inglés) con los mejores portales y recursos, que intercambia con otros docentes dentro de una red de contactos y de comunidades profesionales, donde, además, comparte experiencias.

2. Evaluación de información, datos y contenidos digitales

Veíamos en el anterior epígrafe que el profesor o la profesora ya es capaz de reconocer lo que es fiable o no dentro de los resultados de búsqueda, que conoce las licencias de autor y que evalúa la calidad de los recursos.

En este epígrafe, se fomenta la capacidad crítica para seleccionar los recursos e información de mayor calidad, valorar en profundidad lo que se encuentra en las comunidades y adaptarlo a las necesidades del aula, y formar a otros compañeros en estos temas, incluso creando materiales con los derechos apropiados a la hora de compartirlos.

Pero no solo eso, también traslada el espíritu crítico a los escolares para que sepan “cómo encontrar información, evaluar su fiabilidad, compararla y combinarla a partir de diferentes fuentes”.

el mundo en un clic para los docentes

3. Almacenamiento y recuperación de información, datos y contenidos digitales

En la última fase de este primer nivel en el marco de CDD, el docente pasa de limitarse a almacenar y organizar de forma básica la información y los recursos, a tener una estrategia clara para relacionarse con expertos, compañeros y alumnos “a través de medios digitales, con métodos adecuados para organizar, almacenar y recuperar información para su uso educativo”.

Y no solo eso, también utiliza el almacenamiento en la nube que comparte con compañeros y en el aula. Conoce los riesgos que esto supone y los sabe gestionar. Además, es capaz de transferir archivos entre diferentes dispositivos.

Como veis, se trata de un área importante porque supone la base de lo que vendrá después y dota al docente de los recursos que precisa para el ejercicio de su función. ¿En qué fase os encontráis vosotros? Sea cual sea, en GlobalNET Solutions os ayudamos. Pídenos información.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Consejos para tener un Entorno Educativo más seguro para los Menores

La tecnología, como hemos visto con frecuencia en el #BlogGNS, es necesaria en los centros educativos pero también es prioritaria la protección de datos de los menores. Contar con un Gestor de Dispositivos Móviles (MDM por sus siglas en inglés) es un primer paso que es necesario complementar con las aplicaciones oportunas.

seguridad de los menores

Entre las más importantes, figura un sistema que permita controlar los móviles y las tabletas que están utilizando los alumnos para evitar distracciones. En GlobalNET, según os hemos informado, recientemente llegamos a un acuerdo con la mejor de estas plataformas, IMTLazarus.

Los centros que han incorporado esta solución nos confirman que los profesores detectan una mayor atención en el aula… y también en casa existe un mayor control del tiempo que los niños y niñas dedican a los deberes, y a las horas de ocio y de sueño, con lo que las familias se ahorran disgustos y energía.

Desde GlobalNET e IMTLazarus, queremos trasmitiros un decálogo para tener unos entornos educativos más seguros, sea en el colegio o en el hogar:

  1. Como el MDM gestiona la seguridad entre dispositivos, es necesario un sistema que lo implemente en las personas. Debe ser de acceso sencillo y fácil de gestionar.

  2. Es interesante que también pueda ser utilizado por las familias, y no solo por los centros educativos y los profesores.

  3. Ha de ser versátil, es decir, que sirva igual para dispositivos Android, iOS y Windows, y para tantos alumnos como sea necesario.

  4. Hay que recabar el consentimiento de los padres para su uso, a menos que sea obligatorio en el centro y ya se avise cuando los menores se matriculen.

  5. Lo que recomendamos es que se empiece implantando primero en el centro, que se desarrolle la cultura del correcto funcionamiento en el aula, que se ganen habilidades en el uso de la herramienta y a partir de ahí, se transmita a las familias una vez instalado el sistema.

  6. Aunque la licencia sea individual, debe poder gestionarse en conjunto.

  7. Como es ilegal a ciertas edades, el sistema no debe estar dirigido a ver el contenido de lo que se está navegando, ni los mensajes que se están cruzando en las redes sociales, sino ha de controlar determinados hábitos a la hora de acceder a esas webs.

  8. Tiene que poder comunicarse con los puntos de acceso wifi, con el software de gestión interno del colegio y con cualquiera de las aplicaciones que estén utilizándose en el entorno del centro educativo.

  9. Por si se produce el robo o pérdida del dispositivo, ha de incluir herramientas de control de localización y, en última instancia, de borrado de datos.

  10. Es importante que la empresa proveedora dé soporte tecnológico, de mantenimiento y formativo a colegios y a familias.

Hemos resumido este decálogo en las cuatro claves más importantes:

Consejos para tener un Entorno Educativo más seguro para los Menores - infografía

En GlobalNET acompañamos a vuestros centros escolares en sus procesos de digitalización e impulsamos a los profesores en su formación, sobre todo, en Competencia Digital Docente. Infórmate.

Os dejamos con el vídeo sobre la solución de IMTLazarus. Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

De Princesas a Científicas: cómo fomentar el interés por las asignaturas STEM entre las Niñas

Las niñas también se sienten atraídas por las asignaturas STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés).

Con la edad de once años, aproximadamente, empiezan a tener interés por ellas, pero lo pierden cuatro años más tarde. Lo curioso es que el proceso es similar con las humanidades, pero mientras que estas recuperan la atención de las menores, aquellas ya no. ¿Qué ocurre? ¿Por qué se produce esta situación?

niñas y asignaturas STEM

Un profundo estudio español, “¿Por qué no hay más mujeres STEM? Se buscan ingenieras, físicas y tecnólogas”, realizado por investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), que incluye al Internet Interdisciplinary Institut (IN3), intenta desvelar los motivos y aportar soluciones.

Según indican, las principales razones son cinco: “la discriminación de las mujeres en estos ámbitos, los estereotipos de género, la socialización de género, el bajo autoconcepto de habilidad de las mujeres respecto a esas áreas y el escaso valor e interés que esas carreras tienen para las mujeres”.

Junto con ellas, tienen especial incidencia los entornos familiar, escolar y social en el que se mueven las niñas. En este sentido, las escuelas funcionan como contextos primarios en los que el grupo de iguales y el profesorado refuerzan las conductas y actitudes de género, estimulando en muchas ocasiones los sesgos de género en las aulas”.

Pero también los medios de comunicación (televisión, cine, vídeojuegos, series, documentales, publicidad, dibujos, cómics,…) y los propios libros de texto transmiten imágenes preconcebidas, donde poco o ningún protagonismo se da a las mujeres inventoras, científicas e ingenieras (cuántas conocemos, a parte de Marie Curie). Y, si se hace, es a través de estereotipos muy evidentes. Así, los profesionales STEM tienen una imagen de “personas agresivas, poco empáticas e incluso antisociales”, es más, la imagen que tenemos de ellos es de frikis inteligentes.

Para ver la importancia que tiene el punto anterior, solo hay que recordar cómo la serie “Expediente X”, donde la protagonista femenina era una mujer científica “fuerte, inteligente y profesional”, consiguió inspirar a muchas profesionales actuales para estudiar carreras STEM. Se le llamó Efecto Scully.

En los roles sociales, mientras que las mujeres están ligadas al “ejercicio de cuidados y a la expresión de emociones”, los hombres están vinculados a “características instrumentales o agénticas asociadas al logro, la asertividad y el ejercicio del poder”. La presión sobre las menores es muy alta.

El estudio ahonda más sobre estos temas pero, en GlobalNET, queremos centrarnos en las soluciones que aportan para incorporar en todos los ámbitos. Plantean en el documento cuatro objetivos y las herramientas para alcanzarlos:

Objetivo 1. Para modificar los estereotipos de género en los ámbitos STEM, proponen:

  • Fomento del ámbito STEM en general. Por ejemplo, crear series de televisión sin sesgos de género sobre temática STEM.

  • Realización de campañas de sensibilización.

  • Adecuada formación del profesorado con la correspondiente adquisición de competencias. Además, eliminación de todo tipo de lenguaje y modelos sexistas de los libros de texto y de materiales divulgativos sobre ciencia, ingeniería y tecnología.

  • Visibilización de las contribuciones de las mujeres en los ámbitos STEM.

niña mirando por un microscopio

Objetivo 2. Con el fin de empoderar a las mujeres en estos ámbitos, sugieren:

  • La creación de espacios propios de mujeres.

  • La promoción de iniciativas dirigidas a mujeres en los ámbitos STEM.

  • Y la elaboración de campañas de mentorazgo que fomenten la creación de redes de apoyo para mujeres en ámbitos STEM, tanto de profesionales y docentes, como de estudiantes.

Objetivo 3. Sobre la creación de condiciones más favorables para retener a las mujeres en las empresas e instituciones STEM, recomiendan;

  • Potenciar la incorporación y retención de mujeres e incorporar otras perspectivas y competencias en las disciplinas.

  • Fomentar unas condiciones laborales óptimas para las mujeres en empresas e instituciones.

  • Acciones positivas y no sesgadas en la contratación de personas en ámbitos STEM, en el que una clave podría estar en el currículo ciego.

  • Establecer medidas que favorezcan la conciliación laboral y familiar.

Objetivo 4. Para poder potenciar un contexto favorable desde la administración y la sociedad, plantean:

  • Realización de campañas institucionales que incidan en la importancia de las mujeres en los ámbitos STEM.

  • Visualización de los sesgos de género sobre las carreras y las profesiones STEM en las familias y en la comunidad educativa.

  • Impulso de medidas, acciones y campañas por parte de las Administraciones públicas en relación con la igualdad de género en estos ámbitos.

En el estudio, explican con mayor detalle cada una de estas propuestas, por lo que os animamos a leerlo con atención.

Qué otras medidas aplicaríais. Desde GlobalNET, apostamos por la formación del profesorado y la innovación en las aulas para fomentar el interés por las asignaturas STEM entre las niñas. Infórmate.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Realidad Virtual y Enseñanza, una pareja de alta afinidad en las Aulas

El cerebro humano retiene el 10% de lo que lee, el 20% de lo que escucha y el 90% de lo que experimenta. Es obvio, por lo tanto, que si conseguimos que los alumnos tengan experiencias de aprendizaje, lograremos que adquieran y retengan mejor los conocimientos, que solo con el sistema tradicional de lectura y clases magistrales, aunque sea a través de pizarras interactivas y vídeos.

Realidad Virtual y Enseñanza, una pareja de alta afinidad en las Aulas

Es imposible recorrer el mundo antiguo, entrar en un volcán en erupción, llegar mañana mismo a la luna, entablar batalla acompañando al Cid, acompañar a los hombres primitivos mientras pintan un arte rupestre que pervive hasta nuestros días. Es imposible entrar físicamente en el cuerpo humano, viajar en el tiempo, ver cómo se formó y transformó la Tierra. ¿O no es tan imposible?

Existe una tecnología, de la que ya hemos hablado en este blog, que permite a los alumnos experimentar todo lo que explicábamos en el párrafo anterior. Sí, lo habéis adivinado, es la Realidad Virtual.

Pero, ¿quizás es demasiado cara para nuestro centro educativo? ¿Es, en verdad, tan efectiva? ¿Qué beneficios consiguen mis estudiantes con su aplicación? ¿Qué inconvenientes puede entrañar? ¿Existen suficientes recursos? ¿Cómo aplicarla en el aula? Intentaremos dar respuestas a todas las preguntas en este artículo.

Decía Derek Bok, presidente de Harvard, que “si crees que la educación es cara, prueba con la ignorancia”. Más a mano nos cogen las palabras de Javier Tourón, vicerrector de Innovación y Desarrollo Educativo en la Universidad Internacional de La Rioja-UNIR: “En no mucho tiempo me atrevo a pronosticar que si las escuelas no cambian, dejarán de ser funcionales y de prestar el servicio que se les supone, o prepararán personas sin la competencia que será necesaria para el mundo laboral y el desarrollo social, lo que los dejará a merced de los que sí las hayan desarrollado, produciendo una brecha digital de consecuencias poco deseables”.

Por lo tanto, como explica Tourón, la cuestión no es saber si se va a implantar, sino cuándo va a estar operativa la realidad virtual en vuestro centro educativo.

Hablemos de su efectividad. Los beneficios parecen evidentes. En la revista Educación 3.0, compartieron, a finales del año pasado, la experiencia de unos alumnos norteamericanos que incluyeron esta tecnología en sus clases. Los profesores definieron los resultados con dos frases: “el uso de la realidad virtual ha ayudado a los estudiantes a retener los conocimientos de forma más eficiente” y “creo que esta tecnología podría cambiar las reglas del juego para los chicos que tienen más dificultades de aprendizaje ya que les sumerge en un mundo en el que pueden ver y sentir lo que deben aprender. Eso hace que las clases sean más interesantes y les ‘engancha’ mucho más”.

Con ellas, nos indican cuáles son los beneficios de su incorporación en el aula:

  • Mejora la atención de los alumnos y aumenta el tiempo que permanecen así.

  • La implicación es total pues recrea situaciones que parecen reales y que requieren soluciones válidas.

  • Gamificación: aprenden jugando.

  • Personaliza el aprendizaje por lo que es muy interesante para estudiantes de educación especial o con dificultades.

  • Los conocimientos son más estables y duraderos.

  • Incrementa la comprensión de las lecciones por lo que se ahorra tiempo, es decir, se puede hacer la enseñanza más completa.

La realidad virtual, claro está, tiene sus inconvenientes. El principal es la falta de espacio en determinadas aulas para que los alumnos paseen e interactúen en libertad y sin peligro. Además, el precio es aún elevado en las gamas más altas de dispositivos. Pero existen en el mercado soluciones que, para empezar, son muchísimo más asequibles. También está la falta de contenidos ya realizados, algo que tiene opciones válidas; pueden ser los propios profesores quienes los generen.

A nuestro entender, el mayor inconveniente reside en que los futuros maestros que ahora mismo están en la universidad cursando su carrera, no aprenden a utilizar los nuevos recursos tecnológicos. Como hemos dicho en varias ocasiones, es preciso un cuerpo docente bien formado. Por suerte, existen diversos cursos que les ayudan a seguir aprendiendo e innovando. Uno de ellos lo imparten en INTEF. Aquí tenéis el vídeo de presentación:

Por supuesto, en GlobalNET Solutions también acompañamos a los centros educativos en su proceso de digitalización para facilitarles al máximo el camino e impulsamos la formación en Competencia Digital Docente. Pídenos más información.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Aplicaciones tecnológicas en los Colegios, sí, pero primando la Seguridad de los Datos

Los centros educativos utilizan diversas aplicaciones para la gestión del colegio, y para el seguimiento y aprendizaje de los alumnos. Con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), del que ya hablamos en nuestro blog, existen una serie de implicaciones a tener en cuenta, sobre todo, cuando nos referimos al almacenamiento en la nube en plataformas distintas a las contratadas por los propios centros.

Es evidente la necesidad del uso de dispositivos en las aulas y de las aplicaciones correspondientes, imposible soslayarlo. Por otra parte, la preocupación por la seguridad de los menores es prioritaria.

preservar los datos de los menores en las apps

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y las diferentes asociaciones de centros educativos también lo piensan así. La primera, con la colaboración de las segundas, ha realizado un estudio cuyos resultados “no constituyen una guía de aplicaciones para educación, sino una guía sobre las implicaciones que dichas aplicaciones pueden tener para la protección de los datos personales” de los menores que está cursando enseñanzas no universitarias.

En primer lugar, la AEPD recogió las aplicaciones más habituales en el aula y las dividió en cuatro epígrafes:

  • Aplicaciones móviles: en ellas se pueden almacenar datos personales, aunque lo normal es que se trate “solo” de los nombres y apellidos de los alumnos, y de sus calificaciones. Sin embargo, en menor medida, también incluyen los trabajos realizados, fotos, vídeos y grabaciones de voz, e incluso de Whatsapp para facilitar la comunicación entre profesores, alumnos y familias. Además, “existen redes sociales educativas con funciones de plataformas de aprendizaje”.

  • Sistemas de almacenamiento en la nube: se suelen utilizar para compartir documentos, normalmente apuntes de clase y materiales didácticos en general, y trabajos de los alumnos. Hay algunas ocasiones en que se usan para almacenar datos personales. En concreto, listas de asistencia, calificaciones, fotos y vídeos.

  • La utilización de redes sociales es moderada: la más frecuente es Facebook, seguida de Twitter e Instagram. Suelen ser canales de comunicación y medios para compartir información.

  • Correos electrónicos distintos a la mensajería del centro: solo un número reducido de Centros utiliza exclusivamente la mensajería de la plataforma. También se ha declarado la utilización de la aplicación Whatsapp para comunicaciones en grupos.

El informe señala también que existen algunos colegios que disponen de normas internas para regular, autorizar y evaluar la seguridad de las aplicaciones.

ciberseguridad y menores

Una vez establecida la base, la Agencia ofrece un decálogo a los centros a la hora de decidirse por unas aplicaciones u otras. En concreto, es el siguiente:

  1. Observación del tratamiento de datos personales que se efectúen en la escuela, lo que incluye los que “se producen como consecuencia de la llegada de las tecnologías a las aulas, velando por que se reúnan las garantías para el cumplimiento de lo dispuesto en la normativa”.

  2. La información que ofrecen las aplicaciones debe establecer “los tratamientos efectuados, las finalidades de los mismos y sus responsables,(…) la ubicación de los datos, el periodo de retención, y las garantías con relación a su seguridad”. En caso de no ofrecer todas estas indicaciones, es mejor desecharlas.

  3. Todas ellas, las de aprendizaje y las de organización del aula, han de estar incluidas en la política de seguridad de los colegios. Los profesores han de solicitar la autorización de estos antes de utilizarlas, lo que conlleva su evaluación “desde el punto de vista de la seguridad de la información y la consiguiente autorización o denegación por parte del centro”.

  4. Asimismo, se debe informar a los padres o tutores del uso de la tecnología y de las aplicaciones que traten datos personales de los alumnos. Como exige la ley, debe hacerse de forma concisa, transparente, inteligible y de fácil acceso, con un lenguaje claro y sencillo, en especial la dirigida a los menores. “En particular, se considera que el usuario y las familias deben ser informadas de la utilización de sistemas de almacenamiento en nube”.

  5. Las aplicaciones que se utilicen deben permitir el control, por parte de los tutores o profesores, de los contenidos subidos por los menores, en especial de los contenidos multimedia.

  6. Se ha de tener especial cuidado con “los tratamientos de datos personales que sean facilitados por terceros sin mediación del titular de los datos, y en concreto, con la publicación de fotografías o vídeos de alumnos facilitados por otros alumnos o profesores”.

  7. Deben establecerse programas informativos de concienciación orientados hacia la protección de los datos personales, dirigidos a profesores y alumnos, sobre la importancia del uso correcto de aplicaciones”.

  8. Al utilizar sistemas de almacenamiento de documentos en nube, se debe evitar incluir datos personales sensibles.

  9. Cuando exista en el centro una plataforma educativa que permita la interacción entre alumnos, y entre estos y los profesores, se aconseja que se prime su utilización para este fin, sin establecer mecanismos de comunicación adicionales”.

  10. Para los casos de tratamientos especiales de datos personales que supongan un mayor riesgo (datos biométricos, por ejemplo), “el responsable debe obtener el consentimiento expreso de los alumnos (si son mayores de 14 años) o de los padres o tutores (si son menores de 14 años)”.

Por último, el informe de la AEPD ofrece unas claves para evaluar aplicaciones, en concreto, sobre la información ofrecida por los responsables de la aplicación, sobre la ubicación de los datos, sobre la seguridad de los mismos, la necesidad de una prueba de la aplicación de forma previa a su implantación en el centro y la importancia de documentar las evaluaciones que se hagan a este respecto.

Os recomendamos leer el informe atentamente. Además, los especialistas de GlobalNET, quedamos a vuestra disposición para acompañar a los centros en el proceso, impulsar la competencia digital de los docentes y asesorar en las innovaciones precisas.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Cómo están los Centros Educativos españoles en Robótica, Programación y Pensamiento Computacional

Esta misma pregunta se han hecho en el grupo de trabajo de Tecnologías del Aprendizaje, dependiente, en última instancia, de la Conferencia Sectorial de Educación, y con una larga lista de entidades participantes, tanto educativas nacionales y autonómicas como empresas. Y lo ha vertido en el informe “Programación, robótica y pensamiento computacional en el aula.

En total, nueve comunidades han incluido contenidos de esta índole en el currículo. Las pioneras son Andalucía, Castilla La Mancha, Castilla y León, Galicia, Murcia y la Comunidad Valenciana. También Navarra los ha introducido en Primaria; mientras Madrid y Cataluña, lo han hecho en ambos niveles, como se ve en el mapa:

comunidades autónomas con asignaturas de robótica y computación

No obstante, se trata de asignaturas optativas por lo que, según señalan en el estudio, “en la mayor parte de nuestro país, un estudiante puede cursas toda la educación obligatoria sin haber recibido apenas ningún tipo de formación en estas habilidades”.

Tras explicar el informe cuáles son las normativas que competen al tema en las diferentes autonomías arriba mencionadas, pasa a una parte que recorre las investigaciones de universidades, asociaciones y empresas con interesantes ideas.

Dos de las más destacadas, por cuanto implican el estudio del impacto de la robótica, la programación y el pensamiento computacional en los diferentes grados educativos y en asignaturas tales como las matemáticas, los idiomas, la ciencia o la narrativa, es la del Grupo KGBL3, compuesto por la Universidad Camilo José Cela (UCJC) y la Universidad de Educación a Distancia (UNED). Y también la de la Sociedad Científica Informática de España (SCIE).

La primera llega a las siguientes conclusiones:

  • Es importante introducir estos conocimientos en Primaria, aunque sea en los últimos cursos, que es cuando los alumnos cuentan con la suficiente madurez cognitiva para incrementar las posibilidades de transferencia.

  • Primero incluirlo en Ciencias Sociales, “de forma que los estudiantes puedan coger confianza y autonomía”. Más tardes, se integraría en asignaturas más complejas como las matemáticas.

  • Ante la duda sobre cómo conseguir suficientes profesores “bien formados” para enseñar dichos conocimientos en los colegios y, sobre todo, cómo hacer que permanezcan en ellos, la investigación del Grupo KGBL3 destaca que “según estimaciones de Code.org, los docentes especialistas en informática tan solo estarán en las escuelas durante tres años antes de cambiar a otro campo profesional”.

  • Así pues, se necesita contratar, de forma urgente, a especialistas “en la enseñanza y el aprendizaje de informática en las facultades de Educación, de forma que lideren los departamentos encargados de la docencia de profesores en activo y de estudiantes y másteres de magisterio”.

Por su parte, la SCIE pide que los alumnos tengan una asignatura obligatoria por curso en educación Informática desde Primaria a Bachillerato con estas recomendaciones:

  • Primaria: contenidos de competencia digital y básicos sobre programación y computacionales.

  • Secundaria: los alumnos adquirirán conocimientos básicos de programación, algoritmos, lógica, computadores y otras ramas fundamentales de la Informática. Adquirirían de esta forma una competencia digital de usuario medio.

  • Bachillerato: se particularizaría en Ciencias, Ciencias Sociales, y Artes y Humanidades. Tendrían un mayor nivel de abstracción y conseguirían un competencia digital avanzada.

  • Se deja a la universidad el nivel experto.

Sin embargo, todas las entidades inciden en la necesidad de que se incrementen las investigaciones al respecto, y las colaboraciones entre la academia y las administraciones públicas.

Otra de las cuestiones que aborda el informe es la opinión del profesorado español, enfrentado a dos posiciones: un enfoque específico compuesto por los que quieren centrar la enseñanza de la Tecnología y de la Informática; y los que abogan por un uso más transversal de las habilidades para el aprendizaje de otras materias no relacionadas con ambas temáticas.

De los encuestados, la mayoría utiliza el enfoque específico aunque piensan que es más adecuado el transversal. Además, dedican al trabajo de programación, robótica y pensamiento computacional menos de cien horas al año.

Entre otras conclusiones, señala el estudio que los docentes han aprendido por su cuenta, “si bien algo más de un tercio han recibido formación oficial impartida por las consejerías de educación de las comunidades autónomas o por el propio MECD” (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). Es más, “el número de docentes que cuentan con un máster y, especialmente, con un doctorado o un ciclo formativo de formación profesional de este campo es muy reducido”.

Como señala el informe, queda mucho camino por andar para conseguir que los alumnos adquieran una de las competencias más importantes para su desarrollo futuro y pasa por la adecuada formación de los profesores. Desde GlobalNET Solutions, ponemos a servicio de los docentes nuestra experiencia a través del Aula TIC TAC y acompañamos a los centros en ese proceso de digitalización tan imprescindible.

Os dejamos con el informe completo. Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Marketing Educativo: en la diferenciación está la clave (regalo de un demodiagnóstico para el centro)

¿Os imagináis despertar una mañana y comprobar que el centro en el que lleváis años trabajando ya no existe?

Se trata de una situación que puede ocurrir y es la pregunta que dirigió, Begoña Vaquero, directora de Marketing de GlobalNET Solutions, a los asistentes al comienzo de la conferencia que impartió en el VIII Congreso de Marketing Educativo (Eduketing), celebrado entre el 22 y el 23 de febrero.

Begoña Vaquero - Marketing GlobalNET - Eduketing 2018

Con el título “3 acciones de marketing eficaz para llenar aulas y aportar valor a las familias”, nuestra compañera quiso compartir los retos a los que se enfrentan los centros educativos para conseguir atraer a los padres y a los futuros alumnos.

Y no solo expuso la dificultades, sino que explicó las soluciones haciendo un llamamiento a la diferenciación y al marketing para conseguirlo. Para ello, dio, durante su intervención, tres pasos simples pero muy poderosos para que los centros pudieran ponerlos en práctica desde ese mismo momento.

Cada uno de dichos pasos, se compone de una serie de “deberes” para que sea más sencillo implementar sistemas de atracción para satisfacer a las expectativas de las familias y cumplir los objetivos del colegio. ¿Os apuntáis a realizarlos?

Atentos al paso dos, “Conócete a ti mismo” porque, en él, podréis contar el apoyo de GlobalNET. ¿Queréis diferenciar vuestro centro con un buen proyecto de innovación digital? ¿Sabéis en qué momento del proceso estáis en realidad? Tenemos un regalo para vosotros: un demodiagnóstico gratuito de vuestro centro educativo. Podéis entrar en este enlace para realizarlo: http://bit.ly/2oSjol7

Os dejamos con las partes más interesantes de la ponencia de Begoña y esperamos vuestros comentarios. Gracias por opinar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

De cómo el Marketing puede ayudar al Centro Educativo: #Eduketing18 y la #magiaGNS

Los profesionales de la Educación tenemos una cita ineludible esta semana, los días 22 y 23 de febrero en Valencia, en el VIII Congreso Internacional de Marketing Educativo, Eduketing. Y, desde luego, apoyando y patrocinando el evento, podréis visitar el expositor de GlobalNET. Además, impartiremos dos ponencias y mostraremos muy interesantes novedades para ayudar a los centros educativos en su camino hacia la digitalización.

Eduketing 2018

La Competencia Digital es una de las 8 competencias clave que cualquier joven debe haber desarrollado al finalizar la enseñanza obligatoria para poder incorporarse a la vida adulta de manera satisfactoria y ser capaz de desarrollar un aprendizaje permanente a lo largo de la vida, según las indicaciones del Parlamento Europeo.

Desarrollar la Competencia Digital en el sistema educativo, requiere una correcta integración del uso de las TIC en las aulas y que los docentes tengan la formación necesaria en esa competencia. Es este último factor el más importante para el desarrollo de una cultura digital en el aula, en sintonía con la nueva sociedad red.

En este sentido, los profesionales de la empresa del doble bumerán, realizaremos entre los asistentes un demodiagnóstico para comprobar la situación actual de vuestro colegio, su nivel referido al proyecto digital. Será una demostración con una evaluación completa que os permitirá saber cómo estáis y cómo mejorar para evolucionar hacia la digitalización, proceso en que nuestros expertos os acompañarán.

La conectividad y el equipamiento irán llegando a todas las aulas, pero será necesario un plan de formación coherente, con una propuesta de indicadores para alcanzar un nivel óptimo de competencia digital docente. De ahí que, a raíz de los resultados del demodiagnóstico, mostraremos, en una Carta de Cursos, cuáles son las formaciones más apropiadas para cada nivel, impulsando el aprendizaje de los profesores para que se adapten al marco común europeo.

Carta de cursos de GlobanNET

Además, lanzaremos el proyecto “Tour virtual 360 de tu centro educativo”. Se trata de una innovación para los colegios que ahora podréis presentar vuestras instalaciones de forma más llamativa; ser accesibles en cualquier momento y lugar para llegar a más familias sin necesidad de una visita presencial; diferenciaros de la competencia en vuestra comunicación; y ofrecer una imagen actual, acorde con la sociedad de la información.

Por otra parte, Begoña Vaquero, directora de Marketing de GlobalNET, ofrecerá una interesante ponencia, el día 23 de febrero, a las 12:30 horas, que lleva por título: 3 acciones de marketing eficaz para llenar aulas y aportar valor a las familias”. En ella, los asistentes aprenderán a sacar provecho de tres acciones simples pero muy poderosas de marketing, que los centros podréis implantar desde ese mismo momento.

El día anterior, el 22 de febrero, a las 16:40 horas, Salvador Carrión, uno de los promotores de InnoBar, del que GlobalNET es patrocinador, y del Colegio Reggio, de los más innovadores en materia de Educación y con el que la empresa mantiene importantes acuerdos, ofrecerá la ponencia “La innovación educativa en mi centro como estrategia de marketing”.

Serán dos jornadas intensas donde GlobalNET estará presente para acompañar a los centros, impulsar la formación docente y siempre innovar en materia de Educación, en sintonía con los objetivos de Eduketing: compartir buenas prácticas en marketing educativo, mostrar casos de éxito, escuchar a grandes expertos, los organizadores pretenden “conseguir que los centros educativos se preparen para ser más competitivos en las actuales circunstancias” gracias a una mejor gestión de la presencia de marca del colegio en los entornos físico y digital.

Os esperamos en Valencia y, para más información, podéis contactarnos aquí.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone