Archivo de la categoría: Nuestras firmas

Busca, selecciona y filtra recursos educativos con criterio

Sabemos que, para vosotros, los recursos educativos son necesarios para la práctica diaria. Por ello, en esta ocasión, en el #BlogGNS, os presentamos algunos de los mejores directorios donde encontrarlos y os ayudaremos a seleccionar las fuentes a través de pequeños consejos prácticos.

El artículo que está ante vuestros ojos está incluido en la serie sobre el Marco Común de Referencia de la Competencia Digital Docente y, dentro de este, en el primer área, el de Navegación, búsqueda y filtrado de información datos y contenidos digitales.

Como bien conocéis, dicha área hace referencia a cómo los y las docentes debemos ser capaces de encontrar información y recursos educativos de calidad, buenas prácticas y tendencias educativas, además de saber cómo gestionar distintas fuentes de información.

Busca, selecciona y filtra recursos educativos con criterio

¿Por qué desarrollar esta competencia es tan importante?

Bien es cierto que cada vez es más sencillo acceder a sitios donde se pueden encontrar bibliotecas de recursos de todo tipo, bancos de imágenes, de sonido, de vídeo, de ejercicios, etc.. Sin embargo, es muy fácil perderse entre tanta información, sufrir infoxicación o simplemente beber de la fuente equivocada lo que pude producirnos estrés y también desorientación.

Por esta razón, se hace necesario establecer estrategias y criterios para seleccionar los recursos educativos digitales que usemos en nuestra práctica educativa y siempre tener en cuenta el perfil al que va dirigido. Tened en cuenta que seleccionar un material inadecuado, fuera de contexto y que no conecte con los intereses de nuestro alumnado, puede llevar al fracaso en su uso.

¿Qué podemos hacer para evitar este tipo de problemas?

Vamos a establecer cinco pautas básicas a comprobar cada vez que deseemos usar contenidos de calidad para nuestras clases:

  1. El autor o el portal del que proviene este recurso es relevante: debemos buscar el contenido en fuentes relevantes, que tengan peso en el terreno educativo y que tengan también ciertos estándares de calidad. Si bebemos de estas fuentes, nos aseguramos de que ha habido un criterio selectivo por el que se han publicado y compartido.

  2. El material es actual: aseguraros de que el material que vais a usar no está desactualizado y que no haga referencia a elementos que no existen. Para ello, fijaos en la fecha en la que se ha creado. Si el portal al que accedéis os permite añadir a los criterios de búsqueda por rangos de fechas, aprovechadlo.

  3. El contenido está vigente: comprobad que el contenido sigue siendo válido, que no se basa en teorías obsoletas y que además no hace referencia a elementos que ya no existen.

  4. La organización que tiene es lógica: la organización lógica del recurso es otro aspecto fundamental a tener en cuenta. Si el recurso guarda una estructura clara, ayuda a su comprensión y a darle un mejor uso.

  5. Tiene un contenido adecuado para nuestro alumnado: por último y no menos importante, comprobad que el recurso es adecuado para vuestro alumnado, va alineado con su centro de intereses y en él se usa un lenguaje comprensible para su edad.

Para que tengáis estos consejos siempre a mano, hemos creado esta infografía que podéis descargar y compartir con vuestros compañeros y compañeras con el hashtag #SerieDigitalGNS

Selecciona contenido educativo con criterio

Ahora que ya conocéis estos consejos básicos, desde GlobalNET os proponemos que los pongáis en práctica y realicéis búsquedas de recursos adecuados para vuestra clase en esta selección de portales que hemos realizado para vosotros:

  • Procomún: es un portal desarrollado por el MECD y se define como un espacio de encuentro para la comunidad de docentes en donde buscar, utilizar, modificar y crear Recursos Educativos Abiertos (REAs), compartir ideas y experiencias y crear comunidades en las que colaborar con el profesorado en línea con los mismos intereses.

  • EducaMadrid: forma parte de un ecosistema de servicios públicos y gratuitos para centros educativos, profesores, alumnado y familias, ofrecido por la Consejería de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid en el podréis encontrar recursos TIC útiles.

  • Portal del área de tecnología educativa Medusa: ha sido desarrollado por el Gobierno de Canarias y se establece como un servicio para los miembros de la comunidad educativa para apoyar la integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

  • Educarex: es un portal de recursos digitales educativos desarrollado por la Junta de Extremadura. En él se encuentran recursos didácticos distribuidos por etapas educativas.

  • Educa Región de Murcia: es una fuente de recursos educativos digitales desarrollado por la Región de Murcia.

  • Facilitamos: es un portal desarrollado por el Gobierno de Aragón. Os proporcionará muchos recursos digitales organizados por las etapas educativas.

Esperamos que hayáis encontrado toda esta información útil y que podáis empezar a aplicar estos consejos en vuestro día a día en el aula. Si conocéis cualquier otro portal que pueda ser de utilidad, por favor, dejadlo en vuestros comentarios aquí y en las redes sociales.

Y recordad que cada semana llegaremos con más contenido para ayudaros en el desarrollo y mejora de la competencia digital docente.

Antonio Márquez

Asesor educativo y formador en GlobalNet Solutions

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Primera Semana de Innovación Educativa GlobalNET: cuatro días para recordar

Como sabréis, hace pocas semanas celebramos este primer evento, que tendrá una segunda edición a la vuelta de vacaciones (ya os iremos comentando).

Para abrir boca, hemos pensado que sería muy interesante compartir con aquellas personas que no pudisteis venir a las sesiones presenciales algunos de los aspectos más relevantes que analizamos.

En la semana, establecimos una serie de cuatro talleres con un mismo eje central: el desarrollo y la mejora de la competencia digital docente… y te podrás preguntar, ¿por qué nuestra apuesta por el desarrollo de la competencia digital?

Sin lugar a dudas, nos encontramos en una época de cambios en casi todos los ámbitos. El mundo digital afecta nuestro día a día y se hace cada vez más presente y, por supuesto, necesario en la educación de nuestros alumnos. Establecer una aproximación sobre cómo, cuándo y por qué usar la tecnología en el aula es el gran reto al que nos enfrentamos.

Si analizamos las tendencias educativas a nivel mundial, encontramos diferentes apuestas en las que la tecnología se introduce en las aulas como apoyo a los procesos de enseñanza y aprendizaje, es decir, los procesos educativos no quedan al margen de la tecnología.

Mientras debatimos, aparecen propuestas por las que se crean diferentes marcos que apuestan por el desarrollo de la competencia digital como competencia clave para el aprendizaje de la vida. El Marco Común de Referencia de la Competencia Digital Docente que sirve para establecer planificación y un horizonte al que aspirar.

Partiendo de esta base, seleccionamos cuatro temas a tratar usando la tecnología con propósito educativo; evaluación online, mapas mentales, diseño de presentaciones digitales y la gamificación del aula. Veamos cómo fueron los talleres y lo que dieron de sí:

– Transforma tus preguntas en un juego

En este taller trabajamos usando cuatro herramientas que seleccionamos para tratar de gamificar las clases. Se tratan de Kahoot, Celebriti, Plickers, Quizizz.

A lo largo de la sesión conocimos las herramientas, vimos sus ventajas e inconvenientes y pasamos a realizar la puesta en práctica en base al alumnado de nuestros profes.

Aplicaciones para transformar las preguntas en tu aula en un juego

– Mapas mentales digitales

Los mapas mentales ofrecen un sinfín de posibilidades en educación. Nos sirven para organizar la información y visualizarla de forma gráfica, ayudando a reforzar los aprendizajes y a reflexionar sobre conceptos y relaciones.

En esta ocasión los y las participantes, pudieron descubrir y colaborar a través de Coggle.

La ruta para un buen mapa mental digital

– Crea diseños impactantes

En este taller mostramos cómo mejorar la calidad de nuestras presentaciones digitales y así captar mejor la atención de nuestro público: alumnado, familias, compañeros del centro, otros centros educativos.

Usamos para ello Canva, una herramienta web que nos facilita la creación de multitud de diseños y plantillas para fijar todos los ojos en nuestros mensajes.

Comenzamos viendo algunos ejemplos prácticos de cómo se puede utilizar esta herramienta en educación y pasamos a ver las características.

A continuación, los participantes empezaron a realizar las presentaciones digitales aprovechando el banco de recursos del que dispone. Trabajamos de forma digital en las tabletas gracias a la aplicación gratuita que ofrece la herramienta.

El resultado: ¡un montón de presentaciones creativas para usar directamente en las aulas el próximo curso!

5 consejos para que tus infografías sean un éxito

– Gamifica tu aula

La gamificación es una metodología activa que trata de aprovechar las dinámicas que se usan en los vídeojuegos para presentar desafíos de aprendizaje y motivar aún más al alumnado.

En este taller vimos los elementos básicos que deben acompañar a una buena gamificación. Tras esto, mostramos una herramienta muy útil para comenzar a gamificar las aulas, se trata de ClassDojo, una aplicación muy visual y sencilla de usar que deja encantado al alumnado.

A continuación, creamos las aulas y vimos cómo gestionar el sistema de recompensas y de comunicación con el alumnado y las familias.

El resultado de este taller fue que los y las participantes se llevaron todo lo necesario para empezar a gamificar sus clases en el próximo curso.

Elementos de la gamificación

Si quieres participar en la próxima convocatoria, rellena este formulario de contacto y te mandaremos información con antelación en cuanto salgan las fechas.

Gracias por comentar y por compartir

Antonio Márquez

Asesor educativo y formador en GlobalNet Solutions

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Gestión de Aula en la era Digital (parte 2)

En el artículo “Gestión de aula en la era digital (parte 1)”, hablábamos de algunas claves para una gestión de aula eficaz, sobre todo si se trabaja de forma digital. Esta vez nos vamos a centrar en aquellos aspectos que son fundamentales y exclusivos de centros que utilizan la tecnología como parte natural del aprendizaje diario.tecnología para la gestión del aula profesores

Actualmente los colegios que van incorporando la tecnología digital en el día a día son cada vez más. Entran en juego elementos como pizarras digitales, tabletas o chromebooks entre otros. En estos casos, existen una serie factores específicos que hay que tener en cuenta cuando hablamos de la gestión de aula. A continuación, profundizamos en algunos de ellos:

1. Logística

Es deseable que el docente conozca y domine las cuestiones básicas relacionadas con los dispositivos utilizados en el aula, como por ejemplo su puesta en funcionamiento, resolución de pequeños problemas que puedan tener los alumnos, y su correcto almacenamiento y carga para que estén preparados para la siguiente sesión. Además, como ya hemos comentado, es preferible comprobar con anterioridad la red wifi, o las páginas que vayamos a utilizar, además de los diferentes archivos multimedia.

Todas estas aptitudes están recogidas en el Área 5, Resolución de problemas, del Marco Común de Referencia de Competencia Digital Docente (MCRCDD) desarrollado por el INTEF y avalado por la herramienta oficial del Portfolio de CDD desarrollado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Si el docente es capaz de dominar esta área, podrá realizar una mejor gestión del aula digital. Y si no posee los conocimientos necesarios, sería recomendable recibir formación al respecto.

2. Control de los dispositivos

En la era digital, es esencial saber cómo se están utilizando los dispositivos en el aula en tiempo real, para ello lo mejor es un utilizar un MDM (Mobile Device Management, Gestión de dispositivos móviles, por sus siglas en inglés) o una solución de seguridad que gestiona los dispositivos, como, por ejemplo, IMT Lazarus, que es la opción recomendada por GlobalNET Solutions.

Estas soluciones permiten funcionalidades como: visualizar las pantallas de los alumnos, controlar los dispositivos en remoto, bloquearlos en cualquier momento, restringir en diferentes niveles el acceso Internet, bloquear o abrir aplicaciones del dispositivo, tareas programadas para asignar.

Junto con ello, si hablamos de IMT Lazarus, también dispondremos de informes de uso con búsquedas y páginas frecuentes por usuario y por grupos, localización por GPS, y total compatibilidad de uso, control y privacidad mutua entre el uso en el colegio y en casa.

Todas estas funciones pueden resultar de lo más útiles en cualquier momento de la sesión para una correcta gestión del aula digital.tips específicas para la gestión del aula digital

3. Regularizar el uso

El uso de tabletas o de otros dispositivos en el aula está cada vez más extendido. Hay una larga lista de ventajas y, por qué no decirlo, algunos riesgos, muchos de los cuales se verán con el tiempo si son reales o no. En cualquier caso, que un centro comience un proceso de digitalización ¿significa que el 100% del tiempo utilice los dispositivos para el aprendizaje? Hay pocos docentes o pedagogos que responderían afirmativamente a esta pregunta.

A lo largo del curso y de las sesiones, se requerirá de un periodo de aprendizaje con dispositivos (que será el gran peso), otro de trabajo oral con compañeros y compañeras, un periodo de actividades donde prime la inteligencia cinestésica, un tiempo de reflexión interna, y uno más para las metodologías activas (aunque este también se puede, y debe, dar online).

Hay muchas sesiones a lo largo del año pero, recordando lo dicho, lo más importante es tener una buena planificación que potencie el uso de los dispositivos digitales para promover un aprendizaje activo.

4. Colaboración

Bien sea trabajo colaborativo o cooperativo (somos conscientes de que hay diferencias, aunque también semejanzas), sabemos que, desde hace tiempo, hay muchos centros trabajando en este ámbito. Si nos movemos al mundo digital, ya desde el INTEF promueven este tipo de prácticas según el Área 2 del MCRCDD, “Comunicación y colaboración”.

Cuando un centro trabaja de forma digital, hay que tener en cuenta que las prácticas colaborativas pueden ser una posibilidad y, en algunos casos, incluso una obligación por la cantidad de herramientas online que nos permiten crear contenido conjuntamente.

Hoy en día, casi cualquier contenido creado en la red permite compartirlo y cocrearlo, desde presentaciones, documentos de texto y hojas de cálculo, hasta mapas mentales, cuestionarios o herramientas de gamificación.

Para poder gestionar este trabajo en el aula de manera eficiente, es conveniente fijar unos criterios con anterioridad, incluso repartir roles y funciones pasando así a un trabajo cooperativo. De esta forma, todos los alumnos y alumnas sabrán qué hay que hacer y se evita la posibilidad de esconderse en el grupo.

5. Recursos digitales

En ocasiones, una de las dificultades con las que se encuentran los docentes que trabajan con dispositivos digitales en las aulas es que tienen planificada una actividad, terminan antes y no saben qué hacer, o bien cada vez que han de preparar la clase, tienen que estar buscando recursos. Para evitarlo, es necesario tener un buen repositorio de contenidos y aplicaciones listos para utilizar. Estas herramientas pueden ser de uso continuo, por un periodo determinado o de uso puntual.

Las herramientas de uso continuo son las que se utilizan todos los días al menos una vez. Algunos ejemplos pueden ser aquellas que se utilizan en una rutina diaria (una aplicación para ver el tiempo) o de forma asignada a ciertas tareas (una aplicación para realizar documentos de texto).

Si las herramientas son para un periodo determinado, es porque pueden estar ligadas a un proyecto (alguna web sobre cine para un ABP) o a unidad didáctica (una web o aplicación sobre mamíferos, por ejemplo).

Herramientas para un uso puntual hay muchas, como, por ejemplo, aplicaciones para realizar preguntas y cuestionarios, simplemente con juegos educativos, repositorios multimedia o páginas webs para ampliar información. Pueden usarse en cualquier momento, aunque no son necesarias, y, en más de una ocasión, nos pueden sacar de un apuro. Si conocemos estos recursos y si los dominamos mejor, nos facilitarán mucho la gestión del aula.

Esperamos que esta pequeña reflexión os haya podido ayudar en vuestro quehacer diario y en esa difícil labor que es la gestión del aula que, con los nuevos tiempos y las nuevas tecnologías, va evolucionando. Desde GlobalNET Solutions, os deseamos mucho ánimo y nos leemos en el siguiente artículo,

La irrupción de las nuevas tecnologías nos obliga a educar a los niños de forma distinta”, Howard Gardner

José Miguel Alcalá

Asesor Educativo de GlobalNET Solutions

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Gestión del Aula en la era digital (parte 1)

A principios de junio, el diario El Mundo publicó una noticia titulada “La OCDE advierte de que España pone a los profesores menos preparados en las escuelas con más problemas”. La publicación se basa en un informe de la OCDE, con la colaboración de la Fundación SM, que narra la problemática de los docentes y los centros en situaciones de conducta disruptiva. El artículo finaliza diciendo que a los docentes se les debería incentivar más, pero no de forma económica, si no con más tiempo para preparación de las clases y un mayor desarrollo profesional, es decir, con más formación.

formación docente

Estas conclusiones se aplican, sobre todo, a la Gestión de aula, ya que sin ella es muy difícil poder llevar a cabo con éxito cualquier metodología innovadora, integrando en el concepto la unión de la pedagogía con la tecnología para potenciarse mutuamente.

Desde GlobalNET, queremos poner nuestro granito de arena con algunas sugerencias para una gestión de aula eficaz, poniendo el foco en aquellos que utilizan la tecnología en ella.

Cuando un docente se enfrenta a una clase con diferentes alumnos y alumnas, hay una serie de elementos básicos que hay que tener en cuenta. Algunos de estos factores son;

1. Planificación

Siempre que un docente afronta una clase la planifica, aunque sea mínimamente, y prepara las actividades, ¿Siempre? Bueno, la mayoría de las veces y justo cuando no se hace, repercute en su fluidez.

Si no se tiene previsto lo que se va a hacer, hay un tiempo de duda, de pensar en el siguiente paso, de gestionar sobre la marcha, de improvisar, y esto los alumnos lo notan y aprovechan ese tiempo en otras cosas (que no suelen tener nada que ver con la materia).

Cuando se habla de utilizar cualquier tipo de elemento externo en el aula, el problema se puede agravar si no se tienen en cuenta los pequeños detalles, ya que, en ocasiones, podemos pensar que no pasa nada por preparar algo durante la clase. Pero ese tiempo que se invierte (cuidado con dar la espalda demasiado) puede ser crucial: los alumnos pierden la referencia y ponen el foco en otro sitio.

Estas circunstancias y muchas más hacen que se ralentice la clase y los alumnos puedan perder interés. Por lo tanto, una buena planificación es la base para una buena gestión de aula.

tips generales para la gestión del aula digital

2. Normas

El tener establecidas unas reglas no significa que el profesor o profesora sea especialmente estricto/a.

En muchos centros, utilizan un sistema por el cual se establecen una serie de normas en el aula con la colaboración de los alumnos y, entre todos, llegan a un acuerdo decidir cuáles son las reglas y cumplirlas, firmando un documento (profesor incluido) por el cual se comprometen a ello, incluso aceptan las consecuencias si no se cumplen (citando a O. Wilde “En la naturaleza no hay castigos ni recompensas; hay consecuencias”).

Recordamos que la parte más importante es involucrar a los alumnos y que se sientan parte del proceso, si no es así sentirán que son reglas impuestas y les costará seguirlas. Y como dice Juan Vaello Orts (psicopedagogo, orientador y profesor de psicología de la UNED), “No se debe incluir ninguna norma explícita que no se vaya a cumplir”.

3. Organización del aula

La disposición de la clase es un aspecto fundamental en el buen clima del aula.

Crear un espacio requiere intencionalidad, estructura, planteamientos didáctico-pedagógicos y sujetos activos que lo protagonicen. Hoy en día, se implementan diversas metodologías, lo que hace que cambie el ordenamiento de los alumnos en clase. Si trabajamos por cooperativo, estarán en grupos de tres, cuatro o cinco mesas; si hay alguna presentación puede que haya bancos a modo de gradas; y si se dispone de diferentes soportes (pizarra, pizarra digital, proyector, televisión) puede haber diferentes focos de atención durante la sesión en momentos distintos.

En todos estos casos, hay que facilitar una buena visión a todos los alumnos y alumnas, asegurarnos que no hay ninguno de espaldas, ni tampoco que estén demasiado juntos y se molestan entre ellos. Además, hay que cuidar otros detalles, por ejemplo, si se sitúa la papelera al lado de la pizarra cada vez que quieran tirar algo pasarán cerca y distraerán la atención del resto. Así, cada clase puede tener puntos críticos a tener en cuenta y pensar acerca de la distribución adecuada.

4. Gestión emocional

Si hablamos de gestión del aula, la parte emocional va unida irremediablemente. De hecho, hablar de este apartado pudiera llevarnos varios artículos, por lo que se podría resumir en una palabra: empatía.

Para trabajar la empatía con nuestros alumnos, el primer paso es que la entiendan bien. Una buena opción es que la vivan; si les convertimos en profesores en determinados momentos, podrán sentir lo que pasa cuando un docente quiere explicar o preguntar y hay alumnos hablando y, por lo tanto, luego será más fácil que comprendan por qué la empatía es tan importante.

Además podemos trabajar conceptos como “Si te respeto, me respetas” o “Si te atiendo, me atiendes”. Así verán que esas pequeñas cosas que están en el día a día y que se dan por hechas, tienen que ser recíprocas para una buena convivencia en el aula, y no solo con el docente sino también (y a veces más importante) con el resto de los compañeros y compañeras.

5. Lenguaje verbal

Es el principal medio por el que nos dirigimos a los alumnos y alumnas y, por lo tanto, la principal arma que tenemos para una gestión de aula eficaz. Por un lado, tenemos el lenguaje hablado que utilizamos en el aula. Con las palabras, podemos expresar respeto, amabilidad, reconocimiento, refuerzo; los estudiantes se fijan en detalles que pensamos que les pasan desapercibidos.

Por todo esto, sería bueno evitar generalidades (“Siempre haces lo mismo”, “Nunca haces caso”), imperativos (“Cállate”, “No te levantes”,…), preguntas inquisitivas (“¿Por qué estás hablando?”), etiquetar (“Tú has estado hablando”).

Tampoco nos podemos olvidar del tono de voz, que sería bueno que fuera cambiando de inflexión para llamar la atención del alumnado; si tenemos un tono monótono, la atención baja y la distracción sube. Además, si tuviéramos que reclamar algo o que detener alguna conducta disruptiva, el tono debería ser firme, pero nuca amenazante.

lenguaje no verbal

6. Lenguaje no verbal

Los gestos que hacemos acompañan nuestro lenguaje y es muy importante cuidarlos. Habría que evitar los que indiquen pasividad, como estar demasiado tiempo sentado, y potenciar el movimiento, como pasear por el aula de manera frecuente.

Es importante tener contacto visual con los alumnos cuando se les habla, no señalar con el dedo ni tener gestos amenazantes con la mano; acompañar nuestras palabras con gestos de las manos para enfatizar y captar la atención.

No nos olvidemos que, en ocasiones, un simple gesto nos puede valer para resolver una situación peligrosa. Por ejemplo, ante un alumno está hablando, en ocasiones, basta con situarse a su lado o poner la mano suavemente en el hombro para llamar la atención, ya que uno de los aspectos más importantes es la fluidez de la clase. Si permitimos que interrumpan y colaboramos en ello al responderles, no hay fluidez para sentar las bases para que se puedan dar las condiciones necesarias para el aprendizaje.

Recordemos que todas estas estrategias deberían llevar la marca KISS (Keep It Short and Simple, “Hazlo corto y sencillo”), como, por ejemplo, levantar la mano si hay alboroto en el aula, para que los alumnos la levanten y seguir hablando cuando tengan todos la mano levantada y en silencio.

En el próximo artículo, seguiremos profundizando en la gestión de aula de centros que usan la tecnología, y pondremos el foco en aquellas claves aplicables al uso de dispositivos y al aprendizaje digital.

Si quieres entender a una persona, no escuches sus palabras, observa su comportamiento”, Albert Einstein

José Miguel Alcalá

Asesor Educativo de GlobalNET Solutions

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Las siete obligaciones de la nueva ley de Protección de Datos que atañen a los Centros Educativos

Como es ya conocido, el próximo 25 de mayo de 2018 será de aplicación efectiva y directa en España el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos de Carácter Personal (RGPD). Este Reglamento supondrá la modificación de algunos aspectos del régimen actual y la introducción de nuevas obligaciones en relación con su cumplimiento que afectará a las empresas grandes y pequeñas, instituciones, organizaciones, administración pública. Quisiera destacar en este artículo algunas novedades que afectarán de una manera directa al sector educativo, y en concreto a los centros formativos:

  • Deberán realizar una valoración del riesgo que implique el tratamiento de datos personales (pérdida, destrucción o alteración por mero accidente o de forma ilícita o acceso no autorizado). Y también planificar los servicios que ofrezcan para adoptar las medidas que, por defecto, garanticen el tratamiento necesario para la finalidad para la que se recabaron y que no estén accesibles a un número indeterminado de personas.

  • Tendrán que hacer evaluaciones de impacto, en los siguientes supuestos, que se completarán con los que determine la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) o las autoridades autonómicas correspondientes:

    • Tratamiento a gran escala de datos sensibles (origen étnico o racial, opiniones políticas, convicciones religiosas o filosóficas, afiliación sindical, datos genéticos, biométricos, de salud y los relativos a la vida u orientación sexual).

    • Observación sistemática a gran escala de una zona de acceso público (vídeovigilancia).

  • Elaboración de perfiles sobre cuya base se tomen decisiones que produzcan efectos jurídicos sobre los interesados o les afecte de modo similar.

  • Habrán de designar obligatoriamente un Delegado de Protección de Datos, figura que hasta hoy no existía. El Delegado puede estar en la plantilla de la organización o ser contratado como externo y deberá ser experto en la legislación que regula la protección de los datos personales.

  • Deberán elaborar un registro de actividades respecto del tratamiento de datos de carácter personal que se realice.

  • Tendrán que recabar el consentimiento de los alumnos o de sus padres o tutores, mediante una clara acción afirmativa del interesado y, en el caso de datos sensibles o para transferencias internacionales, el consentimiento además deberá ser expreso.

  • En el caso de que se produzca una “violación de seguridad”, deberán notificarlo a la AEPD o a la Autoridad autonómica correspondiente y, en su caso, también comunicarlo a los interesados.

Seguridad datos centros educativosConforme a lo anterior, recordaros que en GlobalNet Legal, como especializados en la materia, estamos en disposición de poder ofrecer nuestros servicios jurídicos para llevar a cabos todas las acciones necesarias que necesite su centro educativo en la implementación y cumplimiento del nuevo Reglamento:

  • Cumplimiento de la normativa de privacidad y tratamiento de datos personales para centros educativos.

  • Información y asesoramiento al responsable, encargado del tratamiento y empleados con acceso a datos personales de sus obligaciones según el nuevo Reglamento.

  • Supervisión de la implementación y aplicación de las políticas del centro educativo en materia de protección de datos personales.

  • Controlar y verificar la implementación y aplicación de la normativa en relación con la protección y la seguridad de los datos.

  • Asignación de responsabilidades y formación de personal que participa en operaciones de tratamiento.

  • Asesoramiento acerca de la evaluación de impacto relativa a la protección de datos.

  • Cooperación con la autoridad de control.

  • Gestión de respuestas a las solicitudes de la AEPD.

Julián Plaza García

Abogado TIC y Responsable de GlobalNET Legal

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Nuestros sueños, cada vez más cerca de cumplirse

Un año más se acerca la Navidad y con ella el cierre de ejercicio empresarial. Es el momento de analizar aquellos aspectos positivos y negativos, de ver en qué hemos fallado y en qué debemos mejorar.

Entrando en materia, en general, quiero destacar que el año 2016 ha sido duro y complicado, pero muy positivo para GlobalNET, ya que hemos conseguido la mayoría de las metas que nos habíamos planteado:

  • Hemos puesto la calidad de servicio y atención personalizada como objetivo principal en nuestra Empresa.

  • Hemos sido fieles a nuestros valores, destacando el trabajo colectivo sobre el individual.

  • Hemos conseguido la fidelización con nuestros clientes.

  • Hemos buscado las soluciones más oportunas a los problemas que se nos han planteado en el día a día.

  • Hemos continuado con el plan de alianzas estratégicas con empresas e instituciones.

  • Hemos aceptado todos los nuevos retos profesionales que se nos han ido planteando.

  • En resumen, hemos alcanzado nuestros objetivos cuantitativos y cualitativos.

Pero como os decía ha sido un año complicado y, a la vez, fructífero, con trabajo, seriedad y perseverancia. Tal y como dice la científica internacional Luz Rello, especialista en Dixlesia: “Los sueños no se leen se hacen realidad”. Comparto 100% esta frase y en ello trabajamos.

Hace unos años, soñé en transformar la Educación en España, en mejorar el día a día de los alumnos, en llevar la Tecnología a las aulas de nuestro país,… este sueño cada vez está más cerca y empieza a ser una realidad con una solución solida e integral para digitalizar los centros educativos.

También soñé en mejorar en el mundo empresarial llevando la ”Transformación Digital y la Gestión del cambio” a las empresas y a sus trabajadores. Para ello, tenemos herramientas de I+D+i en diferentes ámbitos y potentes programas formativos, donde nos enfocamos en la mejora tecnológica y de competencias de los empleados.

Tenemos un gran futuro por delante y seguro que oiréis mucho hablar en los próximos meses de la empresa del “doble boomerang”, GlobalNET Solutions Educación, Formación e Innovación.

Es por ello os deseo una feliz Navidad y un próspero año 2017, en el que vuestros sueños personales y profesionales se hagan realidad.

Un fuerte abrazo

José Ramiro Martínez

Fundador/CEO de GlobalNET Solutions

felicitacion-gns

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Estilos Educativos

Todos sabemos que la familia junto con la escuela, son la base de la formación de la personalidad de los hijos.

En el núcleo familiar se trasmiten los modelos y valores que permiten construir su identidad, una referencia personal estable, que les dé seguridad, con una autoestima fuerte, que les permita actuar con su propio criterio.

Estilos educativos en la familia

Por ello, es importante que reflexionemos sobre el estilo educativo que adoptamos en la convivencia diaria con nuestros hijos, ya que influye enormemente en su conducta futura.

El estilo educativo está formado por dos elementos principales: el tipo de apoyo que los padres ofrecen a sus hijos y el tipo de control que ejercen sobre su comportamiento.

Combinando estos elementos, aparecen diferentes estilos educativos, que van a tener consecuencias en la forma de actuar de los hijos.

El estilo autoritario se caracteriza por un perfil muy exigente, poco flexibles con las normas, intolerante con los errores. Una educación demasiado punitiva tiene como consecuencia hijos temerosos, inseguros, con falta de autoestima, demasiado inhibidos. También puede ocurrir como reacción, que aparezcan hijos rebeldes, que incumplen las normas, saltando la imposición paterna.

En el otro extremo, se sitúa el estilo sobreprotector, con padres muy implicados en la educación de sus hijos, pero muy permisivos en el cumplimiento de las normas. En este caso, los hijos adquieren hábitos inadecuados, con poco autocontrol, baja tolerancia a la frustración, no asumen responsabilidades, ya que todo se les facilita, por lo que son más vulnerables.

El estilo asertivo se basa principalmente en un apoyo y una disciplina adecuada. Con cariño, refuerzan el buen comportamiento y utilizan el dialogo para corregir los errores. De esta forma, se generan hijos con alta autoestima, más seguros y maduros en la toma de decisiones, menos dependientes del medio social, capaces de expresar sus opiniones de forma correcta.

La clave está en encontrar el equilibrio, ni ser demasiado autoritario, ni demasiado permisivo, para tener autoridad: ser flexible pero firme en el establecimiento de normas.

Estilo educativo asertivo

Marta Meynet

Psicóloga especialista en Educación Infantil

Directora del Dpto. Psicopedagógico de GlobalNET Solutions

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

¿Y por qué Emprender en el siglo XXI?

Hoy por hoy hablar de “emprender” o “emprendimiento” tiene unas connotaciones muy particulares en nuestra sociedad. De hecho, no se sabe si está bien o mal visto, aunque puede que sea una de las palabras más de moda en estos últimos años.

La realidad es que es una gran aventura llena de riesgos y a la vez de oportunidades, pero por mi experiencia personal merece la pena intentarlo.

emprender en el siglo XXI

Los emprendedores tenemos un sueño, una idea que queremos llevar a cabo y hacer realidad. Nos gustan los retos. Para ello contamos habitualmente con recursos económicos reducidos que suplimos con mucho trabajo, implicación, energía e ilusión. El camino suele estar lleno de obstáculos en todos los aspectos, pero aprendemos muy pronto a sobreponernos a tantas adversidades, lo cual nos hace más fuertes día tras día.

Y ¿por qué emprender en el siglo XXI?

  • Trabaja para ti en lo que te gusta.

  • Desarrolla tus capacidades/competencias personales y profesionales.

  • Se dueño de tu destino.

  • Ayuda a los demás creando puestos de trabajo.

Pasos importantes a tener en cuenta si estás pensando en emprender:

  • Debes de ser innovador, diferente y a la vez creativo.

  • El proyecto debe de ser viable de principio a fin.

  • Rodéate de buenos colaboradores, asesores y consultores.

  • Haz un exhaustivo y detallado Plan de Negocio.

  • Trabaja al detalle en el Plan Estratégico y Plan de Marketing de tu proyecto.

  • Es necesario contar con un buen Plan de Comunicación.

  • Hay que potenciar la marca, y para ello es muy importante su posicionamiento en las redes sociales.

  • Hay que buscar los recursos económicos y de financiación que sean necesarios.

  • Y, sobre todo, hay que dedicarse en cuerpo y alma al proyecto.

Aun teniendo muy en cuenta todos los puntos anteriores, debes estar preparado porque que tendrás momentos muy delicados y difíciles hasta que el proyecto sea rentable y viable; momentos donde no salgan las cosas, donde los Bancos y los clientes no confíen aún en tu proyecto, donde la competencia de tu sector sea muy potente… Pero no hay que desfallecer, debes creer en ti, en tu idea, en tu proyecto, en tu sueño y luchar día tras día.

Nadie dijo que emprender sea una tarea fácil, pero hay que intentarlo; es necesario querer cambiar las cosas; es necesario querer innovar, desarrollar nuevas ideas, crear nuevas fórmulas de gestión; y, sobre todo, dejar nuestro granito de arena en nuestro paso por la vida.

Os animo a emprender. Yo di un paso adelante con GlobalNET Solutions y ahora creo que hice lo que tenía que hacer en esta etapa de mi vida: intentar llevar a cabo una Transformación Digital en los ámbitos educativo, formativo y empresarial.

Espero que mi ejemplo te sea de ayuda, y quedo a tu disposición para todo aquello que te pueda ser de utilidad.

José Ramiro Martínez

Fundador y Director General en GlobalNET Solutions

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Quiénes son y por qué son importantes los Influencers para tu Empresa

5Influencers, líderes de opinión, youtubers, instagramers, prescriptores, it-girls,… Diferentes denominaciones que seguro habrás escuchado a poco que estés pendiente de los medios de comunicación o entres en redes sociales.

En realidad, se trata de un perfil que existe desde hace tiempo en su versión de famosos, pero que, con la llegada de los medios sociales, afecta a otro tipo de personas que han destacado por su actuación en ellos y tienen una determinada cantidad y cualidad de seguidores.

Los anuncios de los años 70, por ejemplo, tenían como protagonistas a actores, actrices y cantantes de la época, como Carmen Sevilla, Lola Flores, etc. Ellos se dedicaban a recomendar un determinado producto que, gracias a su intervención, se suponía que el público iba a comprar más.

Se trataba, pues, de matar moscas a cañonazos. Poco se podía segmentar cuando los únicos datos que existían era el sexo, la edad, el nivel socioeconómico y la población de residencia.

Sin embargo, los medios sociales han traído otro panorama.

influenciadores en medios sociales

A nadie se le escapa que, a la hora de comprar un determinado producto o servicio, la recomendación de un familiar y de un amigo tiene muchísimo más peso que la de una empresa, por muy buena reputación que tenga.

Esta es la base de los influenciadores. Se trata de personas a las que seguimos en redes sociales y cuyas opiniones respetamos porque, en el fondo, son como nosotros, con las mismas inquietudes. Si hablamos de moda, estar al tanto de lo que explica una it-girl es necesario. En el caso de YouTube, verte los vídeos de tu youtuber favorito es casi una obligación. Seguir a un instagramer que te aporta contenido de tu interés, es muy importante. Y así podríamos continuar con las diferentes tipos de influencers.

Hace poco, en Twitter, mantenía una interesante conversación sobre cuál era la mejor denominación para estos perfiles y si había alguna diferencia entre líder de opinión e influenciador. Para mí, el primero corresponde a personas cuya trayectoria vital, prestigio y relevancia, les convierte en ejemplo para los demás. Hablaba entonces de Nelson Mandela, de Steve Jobs, del papa Francisco, etc.

En cambio, un influenciador es alguien cuyas opiniones pueden ayudarte a tomar una determinada decisión o, simplemente, quieres parecerte a él o a ella porque sus gustos se asemejan a los tuyos. Suelen ser personas “normales” que, gracias a las redes, se han dado a conocer en un determinado ámbito, es decir, segmentas a tu público por gusto y afinidad, algo superimportante. Además, es habitual que tengan bastantes seguidores pero, cuidado, estos han de ser una comunidad, no meros números que apenas aportan nada.

Por supuesto, las empresas, los comunicadores y los marketinianos han visto el enorme potencial que tienen para dar a conocer sus productos y servicios. Sin embargo, al ser perfiles relativamente nuevos, no saben cómo llegar a ellos o, peor, cómo tratarlos, si pagarles o no, cómo evaluar los beneficios que generan, etc.

ADECEC, que es la Asociación de Empresas Consultoras en Relaciones Públicas y Comunicación, ha publicado un muy interesante documento donde se responde a todas estas preguntas y constituye una guía indispensable si quieres trabajar con influenciadores. Te la dejo a continuación:

De todas formas, antes de nada, deberías hacerte una pregunta clave para saber si, de verdad y en tu caso, es conveniente trabajar con uno de ellos: su perfil, ¿es acorde con los objetivos de tu empresa? Es decir, ¿por qué has de contratarlo? ¿Qué buscas con ello? Y no me vale que sea porque lo ha hecho la competencia, porque están de moda o porque tú lo vales.

Si decides que decides ir adelante, recuerda que los influenciadores son personas, no número de seguidores. Debes tratarlos como tales y respetar su trabajo porque, en caso contrario, el resultado será pésimo o ni siquiera será, quedando tu empresa a la altura del betún porque, con total probabilidad, compartirán en sus redes lo ocurrido; te puedes enfrentar a una crisis de reputación en toda regla.

Por último, es conveniente tener un presupuesto para esa partida. Un influencer puede no pedirte dinero por darte a conocer pero lo más normal es que lo haga, dependerá en parte de tu capacidad de negociación y de si tienes algo con lo que negociar, claro está.

Y tú, ¿eres un influenciador? ¿Conoces alguno? ¿Has trabajado con alguien así? Me encantará leer tus comentarios y que compartas esta entrada si te ha gustado.

María Rubio

Consultora de Comunicación, Social Media y Eventos

Responsable de Comunicación de GlobalNET Solutions

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Es tiempo de Vacaciones

Después del largo y ajetreado curso llegan las ansiadas vacaciones.

Los niños están agotados después de largas jornadas escolares y múltiples actividades.

→ Es tiempo para disfrutar sin horario, sin prisas, sin estrés.

→ Es tiempo de dejara un lado móviles, tabletas, ordenadores y otros dispositivos tecnológicos.

→ Es tiempo de dar un descanso a la mente, dejando espacio para soñar, imaginar y encontrarnos con nosotros mismos.

→ Es tiempo de descanso, de dormir a pierna suelta sin que suene el despertador.

→ Es tiempo de practicar hábitos saludables de comida, como un buen desayuno.

→ Es tiempo de compartir juegos en familia, con abuelos, tíos y primos.

→ Es tiempo de ocio al aire libre, de practicar deportes con amigos.

→ Es tiempo de desarrollar la imaginación y creatividad.

→ Es tiempo de asumir tareas y responsabilidades domésticas, para favorecer la autonomía y colaboración en casa.

→ Es tiempo de lectura, despertar la curiosidad, vivir aventuras y aprender a través de los libros.

→ Es tiempo de trasmitir valores como el respeto, la tolerancia y la empatía.

→ Es tiempo de diálogo, escucharles y desde un modelo asertivo enseñarles a defender sus ideas y criterios.

→ Es tiempo de crecer como personas, aprender de los errores, afrontar los conflictos de una forma positiva, asumir las consecuencias de las conductas.

Cada verano es único, es una oportunidad para mostrar a nuestros hijos lo mejor de nosotros.

Recuerda que somos modelos para los hijos, que nos copian todo lo que digamos y hagamos.

Haz que este verano sea especialmente recordado por tus hijos.

vacaciones de verano en familia

Marta Meynet

Psicóloga especialista en Educación Infantil

Directora del Dpto. Psicopedagógico de GlobalNET Solutions

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone