La Tecnología siempre ha de estar al servicio de la Educación

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, más conocida por sus siglas OCDE y por el famoso Informe PISA, publicó en septiembre del año pasado un estudio en el que relaciona alumnos, ordenadores y aprendizaje. Las conclusiones, a priori y según Catherine L’Ecuyer, dejan en bastante mala posición la digitalización de las aulas. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

tecnología en el aula

En GlobalNET Solutions, creemos que se está confundiendo el medio con los resultados y no somos los únicos. La integración de las nuevas tecnologías en el aula es un proceso tan imparable como lo es en la empresa y debemos tener en cuenta que estamos formando a los alumnos no solo para que tengan conocimientos, sino para que puedan desarrollar las competencias que les van a ser útiles en la vida adulta. Poner puertas al mar, además de imposible, es innecesario.

El artículo anteriormente mencionado cuenta la historia de un niño multitarea que busca las soluciones a un ejercicio en Google que, por razones obvias, le sale perfecto. No obstante, partimos de una base errónea, según nuestra opinión.

Cuando éramos pequeños y estábamos en el colegio, había profesores que dejaban utilizar el libro incluso en los exámenes. La respuesta no estaba en él, lo que querían era que razonáramos o que consiguiéramos relacionar ideas, entre otros objetivos. El buscador viene a ser lo mismo que entonces. Así pues, la solución no está en coartar el uso de la tecnología. Se trata más bien de ponerla al servicio del aprendizaje del menor y no al revés.

la tecnología al servicio del aprendizaje del menor

Es evidente que comprar nuevos ordenadores, tabletas, mesas y pizarras digitales está muy bien pero siempre que haya detrás un objetivo, una estrategia, unos contenidos diferentes y adaptados a los nuevos métodos de enseñanza. Las TIC solo por las TIC, por decir que somos los más punteros, son un error en el que muchos centros educativos han incurrido, de ahí los resultados del informe de la OCDE. Ahora bien, culpabilizarlas solo a ellas es quedarse en la superficie del problema.

Por lo tanto, desde GlobalNET Solutions, requerimos a los centros educativos que se asesoren antes de inundar de tecnologías el aula, tecnologías que quedarán abandonadas en un rincón sin que nadie sea capaz de encontrarlas una utilidad. Los pasos que seguirá el especialista serán los siguientes:

  • Una auditoría para ver cuáles son las necesidades reales del colegio, lo que incluye hablar con la dirección y con el jefe de estudio para ver cómo pueden ayudar en el día a día. A veces, incluso es conveniente tener una reunión con las AMPAS.

  • Con los resultados en la mano y el acuerdo de todas las partes, ver que equipos son los adecuados, el software más conveniente, y crear una estrategia y un calendario de implantación.

  • En paralelo y según dichas estrategia, formar a los profesores para que puedan sacar el máximo partido tanto a los programas como a los dispositivos.

  • Poner en marcha la transformación digital e ir resolviendo las dudas que vayan surgiendo.

  • Repetir la auditoría cada cierto tiempo, a acordar con el centro, para evaluar los resultados y hacer los ajustes oportunos.

Una de las ventajas de las nuevas tecnologías es que nos permiten personalizar la enseñanza y adaptarla a las necesidades de los centros y también de los alumnos. El asumir que solo con comprar los últimos dispositivos del mercado estamos digitalizando el aula es un grave error que pagan los menores en primera instancia, pero que acaba perjudicando a todos los implicados.

Fernando Trujillo, en este interesante estudio donde analiza la situación española, afirma: “hemos invertido más en recursos tecnológicos que en ideas para decidir cómo usar esos recursos y de ahí esa ‘introducción desordenada’ (…) El resultado de todo ello ofrece dos caras contrapuestas. Por un lado, la realidad del uso de las TIC en la escuela es marginal y limitada y su incidencia en los resultados globales de aprendizaje del alumnado es escasa. Por otro lado, estas mismas experiencias representan las bases para esa revolución (…): hay un importante grupo de docentes, creciente en número y en conexiones, que están dispuestos a utilizar las TIC en sus aulas como palanca de cambio”.

Seamos pues palanca de cambio y utilicemos la tecnología con cabeza para conseguir que los niños tengan la mejor educación posible poniéndoles siempre a ellos en el centro y no a la escuela, como hasta ahora ha ocurrido salvo honrosas excepciones. Las TIC, como cualquier otra herramienta, no es ni buena ni mala, dependerá del uso que hagamos de ella: asesórate.

asesórate con EFIC - GlobalNET Solutions

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *