Sesión formativa en el Colegio San José de Puertollano: “Rutinas de pensamiento en la práctica y su aplicación en el aula”

El equipo de Educación y Formación de GlobalNET Solutions visitó y trabajó en esta semana con el equipo de profesores del Colegio San José de Puertollano.

Nuestra compañera Fátima Rodríguez realizó la primera de 2 sesiones formativas en torno a las rutinas de pensamiento y cómo aplicarlas en el aula a través de organizadores visuales, faros y destrezas de pensamiento, y la metacognición.

trabajo profesores colegio S José de Puertollano

Durante la jornada, trabajaron para resolver las siguientes cuestiones y retos:

  • ¿Qué sabemos sobre aprender a pensar? ¿Y sobre aprendizaje en competencias?

  • Entonces, ¿qué aporta aprender a pensar a la formación de mis alumnos?

  • ¿Cómo puedo incorporar las rutinas de pensamiento en el aula?

  • Algunas estrategias para aprender a pensar

  • “Se aprende trasteando”. Turno de los profesores para poner en práctica lo aprendido

Las ventajas de esta metodología para los alumnos son muchas, por ejemplo:

  • Les hace conscientes de su capacidad de aprender a aprender.

  • Refuerza su pensamiento crítico y creativo, a la vez que mejora su desarrollo emocional.

  • Les vuelve más reflexivos y menos impulsivos para aprender y para actuar en su vida cotidiana.

  • Pone en valor ideas y opiniones, creando un ambiente proclive a la tolerancia y a la crítica constructiva.

  • Les hace cómplices de la estrategia a seguir al explicar el modo de llegar al aprendizaje.

  • Aumenta su desarrollo cognitivo al establecer más nódulos y puentes neuronales.

A su vez, las rutinas de pensamiento aportan tres puntos claves al currículo: un conocimiento auténtico y profundo, la globalidad e integración a los contenidos y disciplinas, y la inclusión de los procesos de evaluación integrados en los de aprendizaje.

La forma de incorporar dichas rutinas al aula es:

  • Guiando a tus alumnos durante todo el proceso

  • Generando una cultura para desarrollar la metacognición.

  • Dando un tratamiento metacognitivo a los contenidos curriculares.

  • Reservando tiempos explícitos para los procesos metacognitivos, claramente distintos de los tiempos reservados al contenido de la materia.

  • Estimular el uso de la autoevaluación y la coevaluación entre iguales de las tareas que realizan, respetando sus resultados y teniéndolos en cuenta para la calificación.

  • Generar patrones de razonamiento metacognitivos, como las secuencias de preguntas, las escaleras de la metacognición, y las representaciones visuales del pensamiento mediante gráficos, mapas mentales, diagramas de flujo…etc.

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone