Pasos para transformar una Idea en una Empresa

Parece que se ha puesto de moda emprender en España. La situación de crisis que hemos atravesado y que ha dejado a muchos profesionales en la cola del paro explique este repunte que, desde luego, creemos que es positivo. Así que, si habéis tomado la decisión de montar un negocio por vuestra cuenta, este artículo os dará algunas herramientas que os serán de utilidad.

Las personas que son emprendedoras de por sí tienen la cabeza siempre bullendo de ideas. Pero también están aquellas otras que no saben muy bien hacia dónde encaminarse. Por lo tanto, lo primero que habéis de hacer es centrarnos y descubrir la idea que más probabilidades tenga de éxito.

tiempo de creer en el éxito de tu idea

Lo fundamental es que, sea la que sea, resuelva un problema real de una forma novedosa o diferente al resto de las empresas del sector. Partamos primero de vuestras habilidades y aptitudes, de aquello que os apasiona hacer cuando tenéis tiempo. Por ejemplo, si sois aficionados a la marquetería, podéis buscar una idea afín a ella. La razón es clara: solo ponemos pasión en aquello que amamos. El camino del emprendimiento es lo suficientemente difícil como para complicarlo más.

Es posible que se os ocurran varias. Edith Gómez, en Page Personnel, expone varias preguntas que deberíamos hacernos en este punto:

  • Cuando os imagináis trabajando en esto, ¿qué idea os entusiasma más?

  • Cuál de todas ellas se relaciona con un problema que lograsteis superar con éxito en el pasado.

  • En cuál aprovecháis más vuestros talentos, destrezas y habilidades.

Debemos probar cuál de ellas es la que cuenta con mayor facilidad para ponerse en marcha y convertirse en un negocio rentable. Como primer paso, existe una herramienta (en inglés) que nos permitirá testarla de forma gratuita. Se llama Jabelin Validation Board.

Además, es necesario que acotéis quiénes serán vuestros clientes, investiguéis sobre ellos y hagáis una prospección para escuchar sus opiniones. Cuidado con preguntar a amigos y familiares porque pueden dar su aprobación solo para complaceros. Gabriela Galilea, en el blog de BBVA, facilita algunas herramientas, como la anterior, que pueden ser muy interesantes para esta fase inicial.

Una vez que tengamos clara nuestra idea y más o menos testada es la hora de acudir a la web del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad de España. En ella, existe un apartado, Crea tu empresa paso a paso, que te permitirá desde evaluarte como emprendedor, hasta decidir la forma jurídica más apropiada y la financiación. La encontramos, en verdad, muy útil y con buenos instrumentos de apoyo para poneros en marcha.

Antes de tomar la decisión de emprender, os piden que utilicéis cuatro herramientas que os ayudarán a centrar vuestra idea, vuestras actitudes y el negocio que vais a comenzar: un análisis DAFO, del que ya hemos hablado en este blog de GlobalNET en algunas ocasiones; el autodiagnóstico de vuestras aptitudes para el emprendimiento; un punto prioritario, como es el Plan de Negocio; y un conjunto de simuladores, en formato juego, para que ensayéis si funciona vuestra idea.

La parte del Plan de Negocio es básica y no solo porque os ayude a conseguir financiación, sino porque “sirve para plasmar las ideas, para clarificarlas, aclararlas, pulirlas y contrastar, dentro de lo posible, la viabilidad de la empresa, es decir, que ayuda a hacerla técnica, legal y comercialmente interesante, y a que sea rentable, económicamente dé beneficios y financieramente se pueda poner en marcha”, argumenta aquí Roberto Vieites, responsable de evaluación y diagnóstico del BIC Galicia. Así que poned especial cuidado en este punto y tomaros el tiempo necesario para hacerlo bien.

plan de negocio de un emprendedor

A continuación podréis elegir la forma jurídica de vuestra empresa. A través de un cuestionario, decidiendo el nivel de responsabilidad, el número de socios y el capital social, tendréis los tipos de negocio que se ajusten a vuestra decisión. Solo tendréis que ver cuál es el más apropiado e incluirlo en la siguiente parte: el proceso de constitución, que os dará los trámites necesarios para la puesta en marcha.

Asimismo, podréis tramitar la empresa de forma telemática. Según aseguran, el proceso se acorta de un mes, que conlleva la fórmula tradicional, a tres días, por medio de la red PAE.

En la zona de la web dedicada a los instrumentos de apoyo, existe un cuadro de búsqueda rápida que os ayudará a encontrar las ayudas e incentivos posibles para la creación de vuestra empresa.

Por supuesto, en GlobalNET Solutions podemos asesoraros. Podéis pedirnos información aquí y estaremos encantados de atenderos.

¡Mucha suerte con vuestro proyecto! Y gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *