Archivo de la etiqueta: transformación digital

El cambio digital de las empresas españolas es apenas un embrión

Fuimos de los primeros en hablar de transformación, de cambio, de digitalización en todos los ámbitos, empezando por la Educación y la Formación, y siguiendo por la empresa. Desde GlobalNET, hemos apostado por ayudar a todas las partes en el proceso, con las herramientas oportunas y personalizadas que necesitaban en cada momento. Y también hemos hecho una labor de “evangelización” importante.

Sin embargo, todavía queda muchísimo camino por recorrer, según ponen de manifiesto dos estudios que se publicaron en octubre. Uno es de IEBS School, con el título “Transformación digital en las empresas”, y el otro de íncipy e inesdi sobre el índice de madurez digital que tienen las organizaciones españolas. Baste la siguiente diapositiva del segundo de dichos informes para ponernos en situación:índice de madurez digital de las empresas en España

Al hablar de transformación digital parece como si el interlocutor entrara en pánico porque significa salir de la zona de confort en la que estamos. El problema es que si antes podía ser una opción, hoy por hoy ha dejado de serlo y se ha convertido en una necesidad… a menos que deseemos entrar en concurso de acreedores. Además, bien implementado, el proceso es más sencillo y progresivo de lo que parece. Solo hay que fijarse en los múltiples beneficios conlleva para que los obstáculos se minimicen.

Ambos documentos están de acuerdo en calificar la situación actual en España de la transformación digital como embrionaria. El 45% de los encuestados por IEBS confirman que están empezando los procesos de digitalización y la mitad de ellos considera que su organización o no es lo suficientemente ágil para adaptarse a los cambios o no lo es en absoluto.

En el segundo estudio, el suspenso es en toda regla, con una valoración de 3,7 puntos sobre 10 en el proceso transformador. Todavía un 7,5% de las empresas está en nivel 0 del cambio y la gran mayoría se sitúa en el básico (42,9%). Solo un 4% alcanza el nivel máximo de madurez digital o justo en el estadio anterior, a punto de serlo.Eso sí, son algo más optimistas al considerar que el 76% de las empresas españolas llegan a un punto básico o inicial, frente al 45% que veíamos antes.porcentaje de empresas según su estadio de madurez digital

Pero dónde estamos peor. El primer estudio divide los resultados por departamentos (comunicación y marketing digital, social media, gestión comercial y recursos humanos), mientras que el segundo lo hace por ámbitos (visión, cultura y liderazgo; personas; clientes; y negocio digital).

Sin duda, el departamento comercial se lleva la palma en escasa implementación de las herramientas digitales para agilizar los procesos de captación de clientes. Tampoco las personas, en recursos humanos, tienen buenos porcentajes; nada de “marca empleado” (employer branding), nada de reclutamiento y atracción del talento, nada de formación elearning o MOOC, nada de programas para organizar equipos de trabajo o comunicación interna, y podemos seguir mucho más, por lo que explican en el estudio.

Social media, por lógica, es el que mejor está. Pero comunicación y marketing digital, que deberían liderar o, al menos, fomentar la transformación, está más aprovechado, aunque con visos de mejora.

En cuanto a los ámbitos, también la parte de clientes se lleva la palma en cuanto a falta de madurez digital: 2,1 puntos sobre 10. Y, dentro de “personas” la formación apenas alcanza los 2 puntos, en sintonía con el otro informe. Los únicos que rozan el aprobado son el establecimiento de una hoja de ruta digital, algo lógico si la empresa está empezando la transformación; la comunicación interna y la adopción de herramientas colaborativas, en contradicción con el estudio de la escuela de negocios. Nada más.

El problema reside en que, según explican en un documento de AMETIC, a pesar de que vamos avanzamos, lo hacemos a paso de caracol respecto a muchos de nuestros vecinos europeos, algo que no nos podemos permitir. Ocupamos un lugar muy discreto en el mundo, el puesto 35 en digitalización, cuando somos la décimocuarta economía, y el 15 de 28 en Europa (índice DESI –Digital Economy and Society Index-).

La cuestión principal es que no podemos quedarnos tan atrás. En cada empresa, debe existir un liderazgo fuerte que encabece la transformación; hemos de incentivar la formación de los trabajadores; tenemos que poner al cliente y a las personas en el centro de los procesos; y, en especial, es evidente que necesitamos un cambio de mentalidad y en la visión de cada una de las empresas.último estadio de transformación digital

Los avances tecnológicos han provocado el proceso pero no pueden ni deben servirnos para llenar las oficinas de dispositivos de última generación pensando que de esta forma estamos iniciando el cambio. Como explican en este artículo, la transformación digital “no es montar un CRM, no es informatizar los procesos de la empresa, no es marketing digital, no es tienda online, no es hostigar a los clientes con banners”.

En cambio, sí que es, como explican en uno de los estudios, el “cambio de la cultura organizacional hacia una nueva visión estratégica digital. Algo que vendrá determinado, especialmente, por la incorporación de herramientas digitales y por la digitalización de las personas, ubicándolas en el centro de la empresa”.

Nosotros, en GlobalNET, te ayudamos a hacer más fácil la transición. Ponte en contacto y hablamos.

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

La Comunicación Interna aprovecha la Inteligencia Colectiva gracias a la Innovación Digital

La Inteligencia Colectiva no es algo nuevo. Durante los años 80 y 90, grandes especialistas en Sociología ya trataron sobre ella. Sin embargo, la generalización en el uso de Internet, la aparición de los medios sociales y las facilidades de conexión que hay en la actualidad, han elevado este concepto a otro nivel.

Inteligencia Colectiva

Dentro de la empresa y con la necesidad de digitalización de los procesos, la Inteligencia Colectiva y cómo aprovecharla de la mejor manera posible es una de las principales oportunidades de desarrollo y de diferenciación dentro de unos mercados cada vez más competitivos. Es aquí donde la Comunicación interna cobra todo su sentido.

Por su propia idiosincrasia, en las naciones orientales como China o Japón, donde se busca el bien común frente a la importancia que se da al individuo en los países occidentales, este concepto tiene una fuerte base en la que asentarse y se está afianzando bien. A pesar de que ya, en la cuna de nuestra civilización, Aristóteles decía que “el todo es más que la suma de las partes”, aquí nos cuesta más asimilarlo, pero las ventajas empresariales son evidentes:

  • Ofrece una visión que une a todos los trabajadores, les motiva e implica, de forma que se apuesta por el talento y la innovación.

  • Implementa así tanto el rendimiento como la productividad de los equipos.

  • En unas organizaciones cada vez más horizontales, ayuda a mejorar la comunicación y a evitar el aislamiento.

  • Permite que los empleados estén informados, de forma que se favorezca el intercambio y la capitalización de conocimientos.

  • Personaliza y hace más eficiente el puesto de trabajo, al tiempo que se integra dentro de la estructura general.

  • Además, homogeneiza las herramientas gracias a un entorno 2.0, lo que tiene cada vez mayor importancia por la constante evolución de la movilidad.

Sin duda, y esto es válido para grandes empresas pero también para pymes, los muchos pros de sacar partido a la Inteligencia Colectiva no deben cegarnos. Para lograr su aprovechamiento máximo, es necesario que esté bien reglada de forma que se eviten desajustes y se puedan implementar al máximo sus ventajas. La dirección de la empresa ha de ser capaz de olvidar estructuras obsoletas y patriarcales, y de confiar en las aptitudes de los empleados, para que se apoyen y se desarrollen estas, y así cambiar las actitudes con el fin de lograr un bien superior común.

Por lo tanto, qué características ha de tener una herramienta que implemente la Inteligencia Colectiva de una organización. Las mismas que ofrecemos en GlobalNET Digital, gracias a la colaboración de nuestro socio Jalios, y son las siguientes:

  • Deben tener una red social interna que comprenda áreas de trabajo, base de conocimientos, conversaciones, buzones de sugerencias, FAQ colaborativas, muros de actividad, microbloggings, votaciones, comentarios, etc.

  • Ha de contar con espacios colaborativos como blogs, wikis, calendarios compartidos, gestión de tareas, boletín de inteligencia colaborativa, mensajería instantánea, etc.

  • Tiene que estar integrado con los sistemas tecnológicos, el correo electrónico, la ofimática, las comunicaciones unificadas, las aplicaciones sectoriales, etc.

  • Es necesaria también una adecuada gestión documental que permita el intercambio de documentos, la búsqueda por facetas, la gestión de versiones, la edición colaborativa, los conectores a MS Office y OpenOffice, Google Drive, soporte multimedia, etc.

  • La gestión de contenido, con espacios editoriales, clasificación y gestión de derechos, diseños adaptables, workflow editorial o de procesos, etc., es imprescindible.

  • Por último, en un mundo cada vez más global, donde la internacionalización de cualquier empresa empieza a ser normal, el multilingüismo se presenta como una opción necesaria.

En definitiva, el aprovechamiento de la Inteligencia Colectiva requiere de una estructura que está demandada por la necesaria Transformación Digital de las organizaciones. En ella, la Comunicación interna es un arma de máxima eficacia para conseguir las metas corporativas. Así que la pregunta es, ¿cueces o enriqueces?

Gracias por comentar y por compartir.

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone