Inteligencia de Negocio y de Medios Sociales: más allá de los Datos

El conocimiento es poder. Esta frase, cuyo origen es incierto aunque muy antiguo, sigue siendo tan actual como cuando se acuñó, solo que ahora, el acceso a la información es mucho más amplio de lo que nunca lo ha sido. Hoy por hoy, dicho conocimiento tiene un nombre: inteligencia de negocio o business intelligence.

nube de tags business intelligence

Los datos, por sí mismos, son solo cifras. Tenemos muchos y los podemos recoger de múltiples formas, cada vez más. Incluso es posible que ya tengamos demasiados, conseguidos por un maremágnum de vías, hasta el punto que sean complicados de procesar.

Pero, para qué los necesitamos, qué podemos hacer con ellos, en qué nos beneficia en el ámbito de la empresa.

La primera pregunta tiene una respuesta clara. Necesitamos los datos para conocer a nuestros clientes y darles justo lo que demandan, cuando lo demandan y como lo demandan. Hasta aquí, todos felices… o no, porque, según explicábamos más arriba, una cifra solo es eso; para que nos sirva, es necesario convertirla en conocimiento.

Sin duda, sufrimos de una avalancha de datos pero, en realidad, ¿los necesitamos todos? Lo primero que debe hacer una empresa es elegir unos objetivos de negocio y, a raíz de ellos, escoger aquellos que le van a servir para saber si está alcanzando las metas que se haya propuesto.

También hemos de guardar los que nos indiquen el comportamiento de los clientes, cómo están funcionando nuestros productos y servicios, los que marquen la evolución de los trabajadores, y los que sean necesarios para tener un panorama completo de la empresa y lo que la rodea.

No obstante, este es solo el proceso de recolección. Para convertirlo en inteligencia de negocio, es preciso agrupar y analizar los datos. Es la única forma de conseguir los siguientes beneficios para la empresa:

  • Detectar nuevas oportunidades de negocio, a través de las señales que podamos ir detectando, sobre todo si son repetitiva, aunque sean débiles.

  • Mejorar nuestro conocimiento de los clientes. La gestión de estos o CRM (Customer Relationship Management) se alimenta de lo que vayamos sacando de ellos, tanto en lo que se refiere a cifras, como a comportamientos.

  • Hacer las correcciones necesarias en la percepción de la marca y mejorar la reputación que tenga.

  • Mejorar la cadena de suministro de bienes y servicios.

Como vemos, las posibilidades son múltiples para grandes compañías, pero también para las pymes que, además, cuentan con muchas de las herramientas de las que disponen sus “hermanas mayores”. Una de las más interesantes, también por la gratuidad en la recolección de datos, son los medios sociales.

Cuando analizamos lo que ocurre en ellos, estamos haciendo Social Media Intelligence o inteligencia en medios sociales.

Por supuesto, el fijar objetivos sigue siendo prioritario para evitar ahogarse entre tanta cifra. Junto con ello, hemos de crear alertas y monitorizar lo que se dice no solo de nosotros, sino también de nuestra competencia y sobre el sector.

Los usuarios de las redes sociales (recordemos que el 70% de los internautas están en alguna o varias de ellas) dejan más datos de los que suponen en sus actualizaciones. El escucharlos, no solo oírlos, supone encontrar vías para llegar mejor a ellos lo que, a medio plazo, se traduce en un mayor volumen de negocio. Y no olvidemos que es un barómetro excelente para comprobar si tenemos una crisis de marca y evitarla o contrarrestarla.

En este artículo, Fátima Martínez representa un interesante mapa de preguntas y respuestas para profundizar en el conocimiento de nuestros clientes.

mapa social media intelligence

Recuerda: el conocimiento es poder. Y en GlobalNET Digital, te ayudaremos a sacarlo, analizarlo y alcanzar las conclusiones que te ayudarán en el crecimiento de tu empresa, sea cual sea su tamaño. Contacta con nosotros.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *