Archivo de la etiqueta: tipos de eventos corporativos

Eventos Corporativos internos o externos, ¿qué elegir?

Los eventos, lo hemos destacado en diversas ocasiones dentro de este espacio, son herramientas muy potentes de Comunicación y con muchas ventajas para la empresa. Aunque los hemos tratado en conjunto, pues deben estar siempre en sintonía con los objetivos de la organización, en realidad, existen dos tipos de actos, según el público al que se dirijan: los internos y los externos.

evento externo

Los primeros se refieren a aquellos que van enfocados a trabajadores, proveedores, accionistas o socios. Los segundos tienen como meta a los clientes o potenciales clientes, a los medios de Comunicación e influenciadores y a la sociedad o a un determinado tramo de esta.

Hasta aquí, todo claro. Sin embargo, ¿hay diferencias entre ellos? En tal caso, ¿cuáles son? ¿Qué interesa que organicemos en nuestra empresa? Todas estas cuestiones son las que vamos a tratar a continuación.

Por supuesto, un cambio del público al que nos dirigimos viene precedido por la decisión de cumplir con unos objetivos claros. Podemos querer que se fomente el espíritu de equipo entre los empleados o darles sesiones formativas, presentar un nuevo producto o un catálogo a los proveedores, informar sobre el transcurso del año fiscal a los accionistas, buscar la sintonía con los socios; o bien, necesitamos que los clientes conozcan una nueva línea de servicios, nos presentamos “en sociedad”, nos damos a conocer como expertos al organizar unas conferencias, unas jornadas, unas charlas y / o unos seminarios, etc.

Cada objetivo conlleva una forma de llegar a él a través de una junta de accionistas, una cena de Navidad o una rueda de prensa, entre otras opciones. Es decir, el formato está condicionado por la finalidad que busquemos y por el público al que nos dirijamos. En ese sentido, sí que existen diferencias entre el tipo de eventos.

Pero también hay muchas similitudes. Todos ellos exigen de una estrategia y de una planificación claras, que busquen el cumplimiento de las metas marcadas. Y todos ellos han de reflejar la misión, visión y valores de la empresa, estar en perfecta sintonía con la Comunicación general de esta, tanto en su concepción como en su realización; imaginemos una empresa cuya imagen es a favor del medio ambiente pero en los actos que organiza, gasta papel a mansalva, utiliza iluminación con luces clásicas, en vez de LED, etc. El mensaje que da es contradictorio y, por lo tanto, perjudicial.

Tampoco es necesario gastar, en ninguno de los casos, mucho dinero; la clave está más en la creatividad y la innovación para convertirlos en una experiencia única, que en grandes inversiones pero descabaladas y que pasen desapercibidas. En definitiva, sentido común.

evento corporativo

Al tiempo, han de contar con la tecnología necesaria, siempre al servicio de los objetivos, para conseguirlos y crear huella en los destinatarios; un evento no debe pasar nunca desapercibido y ha de cambiar algún aspecto de la vida o de la forma de actuar de los destinatarios. Cuando tienen un carácter periódico, esto es aún más importante porque cada vez deben ser diferentes a las anteriores y crear nuevas experiencias en el público asistente, sea interno o externo.

Así pues, a la pregunta de cuál interesa que organicemos, la respuesta parece clara: ambos.

Los eventos internos facilitan la relación entre los destinatarios y consolidan el sentido de pertenencia, además de facilitar el intercambio de información y de conocimientos. En empresas que cada vez son más horizontales, este hecho es imprescindible. Además, transmiten una imagen de transparencia y ayudan a que los trabajadores, accionistas, socios y proveedores, según el público al que queramos llegar, se sientan parte importante de la organización, que se les escucha y atiende.

Los eventos externos, a su vez, suponen una excelente forma de llegar a la sociedad y de crear conocimiento e imagen de marca. Son una herramienta imprescindible para las empresas porque consiguen abrir su sector y que pueden diferenciarse de dentro de este en mercados cada vez más complejos, globales, atomizados, saturados y competitivos.

Por todo ello, los eventos corporativos suponen un imprescindible elemento en la Comunicación de las organizaciones. Para hacernos una idea, ya suponen, según Infoadex, el 0,66% de PIB en España, la inversión es cada vez más alta y tiene un peso económico de cerca de 7 mil millones de euros, ni más ni menos.

Como hemos visto, su importancia es capital y no pueden tomarse a la ligera. En GlobalNET Solutions, contamos con un departamento expresamente dedicado a organizarlos, GlobalNET Events, donde tenemos las herramientas necesarias para que las experiencias sean inolvidables, nos dirijamos al público que nos dirijamos y sean internos o externos. Infórmate.

Ahora esperamos vuestras aportaciones. Gracias por comentar y por compartir.

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone