Competencia Digital Docente: cómo comunicar, compartir y crear una Reputación en Medios Sociales

Hace unas semanas, empezamos una serie de artículos en los que analizábamos cada una de las cinco áreas en las que se divide la formación en Competencia Digital Docente. En el primero, entrábamos más a fondo en la “Información y alfabetización informacional”. Hoy veremos el área dos: “Comunicación y colaboración”.

Las cinco áreas de la competencia digital docente

1. Interacción mediante las tecnologías digitales

En el nivel básico, no solo el profesor deberá interactuar con el correo electrónico y compartir información y recursos con la comunidad educativa, sino también deberá tener cuenta en una o dos redes sociales, aunque sea de forma pasiva, y utilizar los servicios de mensajería para “fines privados y profesionales”.

Una vez alcanzado, el siguiente paso será conocer y usar la variedad de herramientas que hay para comunicarse con objetivos docentes, pero también las redes sociales educativas, incluso interactuando con los alumnos. Además, tendría que se capaz de seleccionar “la herramienta o aplicación de comunicación más adecuada en función de sus destinatarios”.

Por último y para pasar esta fase, el docente ha de saber buscar y probar nuevas herramientas y aplicaciones, de interaccionar con los estudiantes y la comunidad educativa a través de los diferentes recursos que existen. Es más, debe poder crear grupos específicos con aquellos para que pueda haber una comunicación fluida entre las partes, promoviendo “actividades de aprendizaje que impliquen el uso de foros y de redes sociales”. Y, junto con ello, ha de poder diseñar “estrategias de comunicación personalizadas combinando varias aplicaciones y plataformas, en función de la naturaleza de la actividad formativa desarrollada”.

2. Compartir información y contenidos digitales

La finalidad es que, al acabar el módulo, sea capaz de compartir “de forma activa información, contenidos y recursos a través de comunidades en línea, redes y plataformas de colaboración”.

Aquí se fomenta que el profesor sea proactivo en difundir los recursos y los contenidos educativos. También de ser un “evangelizador”, es decir, incentivar el uso de las herramientas disponibles entre los alumnos y el resto del equipo docente.

Asimismo, aprendería a trabajar de forma conjunta, en un mismo archivo o documento, con otros compañeros; a tener un espacio donde dedicado a la educación donde poder escribir, o sea, un blog; a crear archivos, documentos, etc. y a seleccionar contenidos que compartir en redes sociales (“curación de contenidos”).

Interactuar con otros profesionales y publicar a diario también se considera interesante en esta fase. Junto con la actitud crítica, de forma responsable y efectiva.

3. Participación ciudadana en línea

Una vez formado, el profesor tendrá tres competencias importantes:

  • Podrá comunicar y participar como usuario activo en cualquier acción “social, política, cultural, administrativa”.

  • Además, participará y opinará en redes sociales, foros, periódicos y otros espacios virtuales de ámbito educativo.

  • Por último, formará a los alumnos en ciudadanía digital a través de proyectos y actividades.

4. Colaboración mediante canales digitales

En este módulo, el docente pasará de colaborar en equipo con otros compañeros de una forma muy básica, a crear, gestar y participar, ser proactivo y a integrar estos espacios en su práctica habitual.

El profesor no solo entenderá los diferentes canales sino que también se sentirá cómodo en ellos y se moverá con seguridad, animará y formará a otras personas del entorno, incluyendo a los alumnos.

Creará y compartirá contenidos educativos y será capaz de dar los permisos pertinentes para su actuación en ellos.

El trabajo colaborativo, los espacios compartidos y el conocimiento de todas las herramientas supondrán el paso al siguiente nivel.

5. Netiqueta

Como en cualquier interacción, en Internet y en medios sociales y digitales es necesario dominar las normas de conducta. Además, es preciso protegerse a uno mismo y a los demás de los peligros que entraña. Junto con ello, es pertinente saber identificar las conductas inadecuadas. Es lo que aprenderán los profesores que superen este punto.

Se trata de pasar de una actitud pasiva a una activa, promoviendo entre los compañeros y los estudiantes debates, formaciones, programas educativos y alertas cuando sean necesarias, e intervenir en casos de ciberacoso y de otros abusos en línea.

6. Gestión de la identidad digital

Aquí cobra protagonismo la huella digital que dejamos en Internet. El docente debe ser capaz de gestionar y proteger su reputación y la de otros en varios espacios, cuentas y canales una vez finalizado el área de Competencia Digital.

Básicamente, el profesor debe poder crear, activar, cuidar y proteger su marca personal, además de ayudar a que lo hagan terceros.

Como veis, este módulo de Comunicación y colaboración es primordial para afianzar vuestra seguridad en la red. También para protegeros a vosotros, y a vuestros compañeros y alumnos, sabiendo utilizar las herramientas para crearos la imagen adecuada. Este punto os servirá para ser más valorados como profesionales en la búsqueda y mejora de empleo.

Y, por supuesto, en GlobalNET os ayudamos. Solo tenéis que pedirnos información y nos encargamos del resto.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Un pensamiento en “Competencia Digital Docente: cómo comunicar, compartir y crear una Reputación en Medios Sociales

  1. Pingback: Competencia Digital Docente: cómo asegurar Dispositivos, Contenidos, Salud y Medio Ambiente | GlobalNET Solutions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *