Consejos específicos para la gestión del aula digital

En el artículo “Gestión de aula en la era digital (parte 1)”, hablábamos de algunas claves para una gestión del aula digital eficaz, sobre todo si se trabaja de forma digital. Esta vez nos vamos a centrar en aquellos aspectos que son fundamentales y exclusivos de centros que utilizan la tecnología como parte natural del aprendizaje diario.

Actualmente los colegios que van incorporando la tecnología digital en el día a día son cada vez más. Entran en juego elementos como pizarras digitales, tabletas o chromebooks entre otros. En estos casos, existen una serie factores específicos que hay que tener en cuenta cuando hablamos de la gestión de aula. A continuación, profundizamos en algunos de ellos:

1. Logística

Es deseable que el docente conozca y domine las cuestiones básicas relacionadas con los dispositivos utilizados en el aula, como por ejemplo su puesta en funcionamiento, resolución de pequeños problemas que puedan tener los alumnos, y su correcto almacenamiento y carga para que estén preparados para la siguiente sesión. Además, como ya hemos comentado, es preferible comprobar con anterioridad la red wifi, o las páginas que vayamos a utilizar, además de los diferentes archivos multimedia.

Todas estas aptitudes están recogidas en el Área 5, Resolución de problemas, del Marco Común de Referencia de Competencia Digital Docente (MCRCDD) desarrollado por el INTEF y avalado por la herramienta oficial del Portfolio de CDD desarrollado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Si el docente es capaz de dominar esta área, podrá realizar una mejor gestión del aula digital. Y si no posee los conocimientos necesarios, sería recomendable recibir formación al respecto.

2. Control de los dispositivos

En la era digital, es esencial saber cómo se están utilizando los dispositivos en el aula en tiempo real, para ello lo mejor es un utilizar un MDM (Mobile Device Management, Gestión de dispositivos móviles, por sus siglas en inglés) o una solución de seguridad que gestiona los dispositivos, como, por ejemplo, IMT Lazarus, que es la opción recomendada por GlobalNET Solutions.

Estas soluciones permiten funcionalidades como: visualizar las pantallas de los alumnos, controlar los dispositivos en remoto, bloquearlos en cualquier momento, restringir en diferentes niveles el acceso Internet, bloquear o abrir aplicaciones del dispositivo, tareas programadas para asignar.

Junto con ello, si hablamos de IMT Lazarus, también dispondremos de informes de uso con búsquedas y páginas frecuentes por usuario y por grupos, localización por GPS, y total compatibilidad de uso, control y privacidad mutua entre el uso en el colegio y en casa.

Todas estas funciones pueden resultar de lo más útiles en cualquier momento de la sesión para una correcta gestión del aula digital.gestión del aula digital

3. Regularizar el uso

El uso de tabletas o de otros dispositivos en el aula está cada vez más extendido. Hay una larga lista de ventajas y, por qué no decirlo, algunos riesgos, muchos de los cuales se verán con el tiempo si son reales o no. En cualquier caso, que un centro comience un proceso de digitalización ¿significa que el 100% del tiempo utilice los dispositivos para el aprendizaje? Hay pocos docentes o pedagogos que responderían afirmativamente a esta pregunta.

A lo largo del curso y de las sesiones, se requerirá de un periodo de aprendizaje con dispositivos (que será el gran peso), otro de trabajo oral con compañeros y compañeras, un periodo de actividades donde prime la inteligencia cinestésica, un tiempo de reflexión interna, y uno más para las metodologías activas (aunque este también se puede, y debe, dar online).

Hay muchas sesiones a lo largo del año pero, recordando lo dicho, lo más importante es tener una buena planificación que potencie el uso de los dispositivos digitales para promover un aprendizaje activo.

4. Colaboración

Bien sea trabajo colaborativo o cooperativo (somos conscientes de que hay diferencias, aunque también semejanzas), sabemos que, desde hace tiempo, hay muchos centros trabajando en este ámbito. Si nos movemos al mundo digital, ya desde el INTEF promueven este tipo de prácticas según el Área 2 del MCRCDD, “Comunicación y colaboración”.

Cuando un centro trabaja de forma digital, hay que tener en cuenta que las prácticas colaborativas pueden ser una posibilidad y, en algunos casos, incluso una obligación por la cantidad de herramientas online que nos permiten crear contenido conjuntamente.

Hoy en día, casi cualquier contenido creado en la red permite compartirlo y cocrearlo, desde presentaciones, documentos de texto y hojas de cálculo, hasta mapas mentales, cuestionarios o herramientas de gamificación.

Para poder gestionar este trabajo en el aula de manera eficiente, es conveniente fijar unos criterios con anterioridad, incluso repartir roles y funciones pasando así a un trabajo cooperativo. De esta forma, todos los alumnos y alumnas sabrán qué hay que hacer y se evita la posibilidad de esconderse en el grupo.

5. Recursos digitales

En ocasiones, una de las dificultades con las que se encuentran los docentes que trabajan con dispositivos digitales en las aulas es que tienen planificada una actividad, terminan antes y no saben qué hacer, o bien cada vez que han de preparar la clase, tienen que estar buscando recursos. Para evitarlo, es necesario tener un buen repositorio de contenidos y aplicaciones listos para utilizar. Estas herramientas pueden ser de uso continuo, por un periodo determinado o de uso puntual.

Las herramientas de uso continuo son las que se utilizan todos los días al menos una vez. Algunos ejemplos pueden ser aquellas que se utilizan en una rutina diaria (una aplicación para ver el tiempo) o de forma asignada a ciertas tareas (una aplicación para realizar documentos de texto).

Si las herramientas son para un periodo determinado, es porque pueden estar ligadas a un proyecto (alguna web sobre cine para un ABP) o a unidad didáctica (una web o aplicación sobre mamíferos, por ejemplo).

Herramientas para un uso puntual hay muchas, como, por ejemplo, aplicaciones para realizar preguntas y cuestionarios, simplemente con juegos educativos, repositorios multimedia o páginas webs para ampliar información. Pueden usarse en cualquier momento, aunque no son necesarias, y, en más de una ocasión, nos pueden sacar de un apuro. Si conocemos estos recursos y si los dominamos mejor, nos facilitarán mucho la gestión del aula.

Esperamos que esta pequeña reflexión os haya podido ayudar en vuestro quehacer diario y en esa difícil labor que es la gestión del aula que, con los nuevos tiempos y las nuevas tecnologías, va evolucionando. Desde GlobalNET Solutions, os deseamos mucho ánimo y nos leemos en el siguiente artículo,

La irrupción de las nuevas tecnologías nos obliga a educar a los niños de forma distinta”, Howard Gardner

Si quieres saber más y mejorar tu competencia digital docente, encuentra toda la información sobre nuestra formación en nuestra web. Desde GlobalNET acompañamos e impulsamos a los centros educativos en el camino hacia la transformación digital.

Y, no lo olvides, síguenos en las redes y conocerás de primera mano todas las novedades que te ofrecemos.

@GlobalNET_info

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *