Archivo de la etiqueta: competencia digital docente

De cómo los Niños con menos habilidades digitales son los más vulnerables y de cómo los Colegios pueden paliar la situación

El acceso a Internet de los menores ha dejado de ser una opción, con los puntos positivos y los riesgos que este hecho entraña. Cada vez entran en la red más jóvenes y con más facilidad debido al avance de los dispositivos, en especial, de los móviles. El debate está servido tras el anuncio de Francia de prohibir el uso de estos en los centros educativos, algo que también se están planteando nuestros políticos.

Sigue leyendo

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Cómo conseguir un Centro Educativo Digitalmente Competente

Los centros educativos tienen poco margen de maniobra: o son digitalmente competentes o están en algún punto de desarrollo para serlo. Es algo que no solo exige Europa, sino la sociedad actual, que avanza con paso firme hacia la digitalización.

Sigue leyendo

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Busca, selecciona y filtra recursos educativos con criterio

Sabemos que, para vosotros, los recursos educativos son necesarios para la práctica diaria. Por ello, en esta ocasión, en el #BlogGNS, os presentamos algunos de los mejores directorios donde encontrarlos y os ayudaremos a seleccionar las fuentes a través de pequeños consejos prácticos.

El artículo que está ante vuestros ojos está incluido en la serie sobre el Marco Común de Referencia de la Competencia Digital Docente y, dentro de este, en el primer área, el de Navegación, búsqueda y filtrado de información datos y contenidos digitales.

Como bien conocéis, dicha área hace referencia a cómo los y las docentes debemos ser capaces de encontrar información y recursos educativos de calidad, buenas prácticas y tendencias educativas, además de saber cómo gestionar distintas fuentes de información.

Busca, selecciona y filtra recursos educativos con criterio

¿Por qué desarrollar esta competencia es tan importante?

Bien es cierto que cada vez es más sencillo acceder a sitios donde se pueden encontrar bibliotecas de recursos de todo tipo, bancos de imágenes, de sonido, de vídeo, de ejercicios, etc.. Sin embargo, es muy fácil perderse entre tanta información, sufrir infoxicación o simplemente beber de la fuente equivocada lo que pude producirnos estrés y también desorientación.

Por esta razón, se hace necesario establecer estrategias y criterios para seleccionar los recursos educativos digitales que usemos en nuestra práctica educativa y siempre tener en cuenta el perfil al que va dirigido. Tened en cuenta que seleccionar un material inadecuado, fuera de contexto y que no conecte con los intereses de nuestro alumnado, puede llevar al fracaso en su uso.

¿Qué podemos hacer para evitar este tipo de problemas?

Vamos a establecer cinco pautas básicas a comprobar cada vez que deseemos usar contenidos de calidad para nuestras clases:

  1. El autor o el portal del que proviene este recurso es relevante: debemos buscar el contenido en fuentes relevantes, que tengan peso en el terreno educativo y que tengan también ciertos estándares de calidad. Si bebemos de estas fuentes, nos aseguramos de que ha habido un criterio selectivo por el que se han publicado y compartido.

  2. El material es actual: aseguraros de que el material que vais a usar no está desactualizado y que no haga referencia a elementos que no existen. Para ello, fijaos en la fecha en la que se ha creado. Si el portal al que accedéis os permite añadir a los criterios de búsqueda por rangos de fechas, aprovechadlo.

  3. El contenido está vigente: comprobad que el contenido sigue siendo válido, que no se basa en teorías obsoletas y que además no hace referencia a elementos que ya no existen.

  4. La organización que tiene es lógica: la organización lógica del recurso es otro aspecto fundamental a tener en cuenta. Si el recurso guarda una estructura clara, ayuda a su comprensión y a darle un mejor uso.

  5. Tiene un contenido adecuado para nuestro alumnado: por último y no menos importante, comprobad que el recurso es adecuado para vuestro alumnado, va alineado con su centro de intereses y en él se usa un lenguaje comprensible para su edad.

Para que tengáis estos consejos siempre a mano, hemos creado esta infografía que podéis descargar y compartir con vuestros compañeros y compañeras con el hashtag #SerieDigitalGNS

Selecciona contenido educativo con criterio

Ahora que ya conocéis estos consejos básicos, desde GlobalNET os proponemos que los pongáis en práctica y realicéis búsquedas de recursos adecuados para vuestra clase en esta selección de portales que hemos realizado para vosotros:

  • Procomún: es un portal desarrollado por el MECD y se define como un espacio de encuentro para la comunidad de docentes en donde buscar, utilizar, modificar y crear Recursos Educativos Abiertos (REAs), compartir ideas y experiencias y crear comunidades en las que colaborar con el profesorado en línea con los mismos intereses.

  • EducaMadrid: forma parte de un ecosistema de servicios públicos y gratuitos para centros educativos, profesores, alumnado y familias, ofrecido por la Consejería de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid en el podréis encontrar recursos TIC útiles.

  • Portal del área de tecnología educativa Medusa: ha sido desarrollado por el Gobierno de Canarias y se establece como un servicio para los miembros de la comunidad educativa para apoyar la integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

  • Educarex: es un portal de recursos digitales educativos desarrollado por la Junta de Extremadura. En él se encuentran recursos didácticos distribuidos por etapas educativas.

  • Educa Región de Murcia: es una fuente de recursos educativos digitales desarrollado por la Región de Murcia.

  • Facilitamos: es un portal desarrollado por el Gobierno de Aragón. Os proporcionará muchos recursos digitales organizados por las etapas educativas.

Esperamos que hayáis encontrado toda esta información útil y que podáis empezar a aplicar estos consejos en vuestro día a día en el aula. Si conocéis cualquier otro portal que pueda ser de utilidad, por favor, dejadlo en vuestros comentarios aquí y en las redes sociales.

Y recordad que cada semana llegaremos con más contenido para ayudaros en el desarrollo y mejora de la competencia digital docente.

Antonio Márquez

Asesor educativo y formador en GlobalNet Solutions

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Primera Semana de Innovación Educativa GlobalNET: cuatro días para recordar

Como sabréis, hace pocas semanas celebramos este primer evento, que tendrá una segunda edición a la vuelta de vacaciones (ya os iremos comentando).

Para abrir boca, hemos pensado que sería muy interesante compartir con aquellas personas que no pudisteis venir a las sesiones presenciales algunos de los aspectos más relevantes que analizamos.

En la semana, establecimos una serie de cuatro talleres con un mismo eje central: el desarrollo y la mejora de la competencia digital docente… y te podrás preguntar, ¿por qué nuestra apuesta por el desarrollo de la competencia digital?

Sin lugar a dudas, nos encontramos en una época de cambios en casi todos los ámbitos. El mundo digital afecta nuestro día a día y se hace cada vez más presente y, por supuesto, necesario en la educación de nuestros alumnos. Establecer una aproximación sobre cómo, cuándo y por qué usar la tecnología en el aula es el gran reto al que nos enfrentamos.

Si analizamos las tendencias educativas a nivel mundial, encontramos diferentes apuestas en las que la tecnología se introduce en las aulas como apoyo a los procesos de enseñanza y aprendizaje, es decir, los procesos educativos no quedan al margen de la tecnología.

Mientras debatimos, aparecen propuestas por las que se crean diferentes marcos que apuestan por el desarrollo de la competencia digital como competencia clave para el aprendizaje de la vida. El Marco Común de Referencia de la Competencia Digital Docente que sirve para establecer planificación y un horizonte al que aspirar.

Partiendo de esta base, seleccionamos cuatro temas a tratar usando la tecnología con propósito educativo; evaluación online, mapas mentales, diseño de presentaciones digitales y la gamificación del aula. Veamos cómo fueron los talleres y lo que dieron de sí:

– Transforma tus preguntas en un juego

En este taller trabajamos usando cuatro herramientas que seleccionamos para tratar de gamificar las clases. Se tratan de Kahoot, Celebriti, Plickers, Quizizz.

A lo largo de la sesión conocimos las herramientas, vimos sus ventajas e inconvenientes y pasamos a realizar la puesta en práctica en base al alumnado de nuestros profes.

Aplicaciones para transformar las preguntas en tu aula en un juego

– Mapas mentales digitales

Los mapas mentales ofrecen un sinfín de posibilidades en educación. Nos sirven para organizar la información y visualizarla de forma gráfica, ayudando a reforzar los aprendizajes y a reflexionar sobre conceptos y relaciones.

En esta ocasión los y las participantes, pudieron descubrir y colaborar a través de Coggle.

La ruta para un buen mapa mental digital

– Crea diseños impactantes

En este taller mostramos cómo mejorar la calidad de nuestras presentaciones digitales y así captar mejor la atención de nuestro público: alumnado, familias, compañeros del centro, otros centros educativos.

Usamos para ello Canva, una herramienta web que nos facilita la creación de multitud de diseños y plantillas para fijar todos los ojos en nuestros mensajes.

Comenzamos viendo algunos ejemplos prácticos de cómo se puede utilizar esta herramienta en educación y pasamos a ver las características.

A continuación, los participantes empezaron a realizar las presentaciones digitales aprovechando el banco de recursos del que dispone. Trabajamos de forma digital en las tabletas gracias a la aplicación gratuita que ofrece la herramienta.

El resultado: ¡un montón de presentaciones creativas para usar directamente en las aulas el próximo curso!

5 consejos para que tus infografías sean un éxito

– Gamifica tu aula

La gamificación es una metodología activa que trata de aprovechar las dinámicas que se usan en los vídeojuegos para presentar desafíos de aprendizaje y motivar aún más al alumnado.

En este taller vimos los elementos básicos que deben acompañar a una buena gamificación. Tras esto, mostramos una herramienta muy útil para comenzar a gamificar las aulas, se trata de ClassDojo, una aplicación muy visual y sencilla de usar que deja encantado al alumnado.

A continuación, creamos las aulas y vimos cómo gestionar el sistema de recompensas y de comunicación con el alumnado y las familias.

El resultado de este taller fue que los y las participantes se llevaron todo lo necesario para empezar a gamificar sus clases en el próximo curso.

Elementos de la gamificación

Si quieres participar en la próxima convocatoria, rellena este formulario de contacto y te mandaremos información con antelación en cuanto salgan las fechas.

Gracias por comentar y por compartir

Antonio Márquez

Asesor educativo y formador en GlobalNet Solutions

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Gestión de Aula en la era Digital (parte 2)

En el artículo “Gestión de aula en la era digital (parte 1)”, hablábamos de algunas claves para una gestión de aula eficaz, sobre todo si se trabaja de forma digital. Esta vez nos vamos a centrar en aquellos aspectos que son fundamentales y exclusivos de centros que utilizan la tecnología como parte natural del aprendizaje diario.tecnología para la gestión del aula profesores

Actualmente los colegios que van incorporando la tecnología digital en el día a día son cada vez más. Entran en juego elementos como pizarras digitales, tabletas o chromebooks entre otros. En estos casos, existen una serie factores específicos que hay que tener en cuenta cuando hablamos de la gestión de aula. A continuación, profundizamos en algunos de ellos:

1. Logística

Es deseable que el docente conozca y domine las cuestiones básicas relacionadas con los dispositivos utilizados en el aula, como por ejemplo su puesta en funcionamiento, resolución de pequeños problemas que puedan tener los alumnos, y su correcto almacenamiento y carga para que estén preparados para la siguiente sesión. Además, como ya hemos comentado, es preferible comprobar con anterioridad la red wifi, o las páginas que vayamos a utilizar, además de los diferentes archivos multimedia.

Todas estas aptitudes están recogidas en el Área 5, Resolución de problemas, del Marco Común de Referencia de Competencia Digital Docente (MCRCDD) desarrollado por el INTEF y avalado por la herramienta oficial del Portfolio de CDD desarrollado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Si el docente es capaz de dominar esta área, podrá realizar una mejor gestión del aula digital. Y si no posee los conocimientos necesarios, sería recomendable recibir formación al respecto.

2. Control de los dispositivos

En la era digital, es esencial saber cómo se están utilizando los dispositivos en el aula en tiempo real, para ello lo mejor es un utilizar un MDM (Mobile Device Management, Gestión de dispositivos móviles, por sus siglas en inglés) o una solución de seguridad que gestiona los dispositivos, como, por ejemplo, IMT Lazarus, que es la opción recomendada por GlobalNET Solutions.

Estas soluciones permiten funcionalidades como: visualizar las pantallas de los alumnos, controlar los dispositivos en remoto, bloquearlos en cualquier momento, restringir en diferentes niveles el acceso Internet, bloquear o abrir aplicaciones del dispositivo, tareas programadas para asignar.

Junto con ello, si hablamos de IMT Lazarus, también dispondremos de informes de uso con búsquedas y páginas frecuentes por usuario y por grupos, localización por GPS, y total compatibilidad de uso, control y privacidad mutua entre el uso en el colegio y en casa.

Todas estas funciones pueden resultar de lo más útiles en cualquier momento de la sesión para una correcta gestión del aula digital.tips específicas para la gestión del aula digital

3. Regularizar el uso

El uso de tabletas o de otros dispositivos en el aula está cada vez más extendido. Hay una larga lista de ventajas y, por qué no decirlo, algunos riesgos, muchos de los cuales se verán con el tiempo si son reales o no. En cualquier caso, que un centro comience un proceso de digitalización ¿significa que el 100% del tiempo utilice los dispositivos para el aprendizaje? Hay pocos docentes o pedagogos que responderían afirmativamente a esta pregunta.

A lo largo del curso y de las sesiones, se requerirá de un periodo de aprendizaje con dispositivos (que será el gran peso), otro de trabajo oral con compañeros y compañeras, un periodo de actividades donde prime la inteligencia cinestésica, un tiempo de reflexión interna, y uno más para las metodologías activas (aunque este también se puede, y debe, dar online).

Hay muchas sesiones a lo largo del año pero, recordando lo dicho, lo más importante es tener una buena planificación que potencie el uso de los dispositivos digitales para promover un aprendizaje activo.

4. Colaboración

Bien sea trabajo colaborativo o cooperativo (somos conscientes de que hay diferencias, aunque también semejanzas), sabemos que, desde hace tiempo, hay muchos centros trabajando en este ámbito. Si nos movemos al mundo digital, ya desde el INTEF promueven este tipo de prácticas según el Área 2 del MCRCDD, “Comunicación y colaboración”.

Cuando un centro trabaja de forma digital, hay que tener en cuenta que las prácticas colaborativas pueden ser una posibilidad y, en algunos casos, incluso una obligación por la cantidad de herramientas online que nos permiten crear contenido conjuntamente.

Hoy en día, casi cualquier contenido creado en la red permite compartirlo y cocrearlo, desde presentaciones, documentos de texto y hojas de cálculo, hasta mapas mentales, cuestionarios o herramientas de gamificación.

Para poder gestionar este trabajo en el aula de manera eficiente, es conveniente fijar unos criterios con anterioridad, incluso repartir roles y funciones pasando así a un trabajo cooperativo. De esta forma, todos los alumnos y alumnas sabrán qué hay que hacer y se evita la posibilidad de esconderse en el grupo.

5. Recursos digitales

En ocasiones, una de las dificultades con las que se encuentran los docentes que trabajan con dispositivos digitales en las aulas es que tienen planificada una actividad, terminan antes y no saben qué hacer, o bien cada vez que han de preparar la clase, tienen que estar buscando recursos. Para evitarlo, es necesario tener un buen repositorio de contenidos y aplicaciones listos para utilizar. Estas herramientas pueden ser de uso continuo, por un periodo determinado o de uso puntual.

Las herramientas de uso continuo son las que se utilizan todos los días al menos una vez. Algunos ejemplos pueden ser aquellas que se utilizan en una rutina diaria (una aplicación para ver el tiempo) o de forma asignada a ciertas tareas (una aplicación para realizar documentos de texto).

Si las herramientas son para un periodo determinado, es porque pueden estar ligadas a un proyecto (alguna web sobre cine para un ABP) o a unidad didáctica (una web o aplicación sobre mamíferos, por ejemplo).

Herramientas para un uso puntual hay muchas, como, por ejemplo, aplicaciones para realizar preguntas y cuestionarios, simplemente con juegos educativos, repositorios multimedia o páginas webs para ampliar información. Pueden usarse en cualquier momento, aunque no son necesarias, y, en más de una ocasión, nos pueden sacar de un apuro. Si conocemos estos recursos y si los dominamos mejor, nos facilitarán mucho la gestión del aula.

Esperamos que esta pequeña reflexión os haya podido ayudar en vuestro quehacer diario y en esa difícil labor que es la gestión del aula que, con los nuevos tiempos y las nuevas tecnologías, va evolucionando. Desde GlobalNET Solutions, os deseamos mucho ánimo y nos leemos en el siguiente artículo,

La irrupción de las nuevas tecnologías nos obliga a educar a los niños de forma distinta”, Howard Gardner

José Miguel Alcalá

Asesor Educativo de GlobalNET Solutions

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Competencia Digital Docente: aprender a gestionar y aprovechar los recursos de Internet

Profesores, equipos directivos, centros educativos e incluso familias, todos vosotros conocéis la importancia de la Competencia Digital Docente (CDD). Es un tema que ya hemos tratado en nuestro blog de una forma más genérica.

Sin embargo, dado el creciente interés que despierta en una sociedad cada vez más inmersa en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), pensamos que es necesario profundizar en ella. De ahí que, con este primer artículo sobre “Información y alfabetización informacional”, inauguramos una serie en la que analizaremos, basándonos en el manual de INTEF, punto por punto y en semanas alternas, cada una de las cinco áreas de las que se compone. Empezamos.

Área 1: Información y alfabetización informacional

Esta área inicial es la que asienta las bases para adquirir el resto de conocimientos que componen el marco de la CDD. Los profesores deberán dominar tres ámbitos:

1. Navegación, búsqueda y filtrado de información, datos y contenidos digitales

En su nivel inicial, el docente utiliza Internet como fuente de información y para localizar recursos educativos. Usa los motores de búsqueda, accede a la web del centro y a otras que le hayan recomendado, incluso ya comienza a conocer las palabras clave para encontrar lo que necesita.

Según va aprendiendo, empieza a marcar y etiquetar la información, a localizarla con herramientas de filtrado y a compartir recursos e información con los compañeros. Asimismo, puede guiar a los alumnos hacia los sitios más interesantes para ellos.

Además, con los resultados en pantalla, es capaz de modificar la estrategia, utilizar palabras en inglés y combinar vocabulario y símbolos para centrar más la búsqueda. También sabe cómo suscribirse a las páginas que más le interesan (RSS, etc.).

Por último, el docente consigue dominar todas las herramientas de búsquedas que hay disponibles. Es capaz de adaptar los recursos y la información a las necesidades de los estudiantes. Sabe cómo analizar los resultados según la fuente, el origen, los derechos de autor y la finalidad deseada.

Junto con ello, crea un Entorno Personal de Aprendizaje (PLE por sus siglas en inglés) con los mejores portales y recursos, que intercambia con otros docentes dentro de una red de contactos y de comunidades profesionales, donde, además, comparte experiencias.

2. Evaluación de información, datos y contenidos digitales

Veíamos en el anterior epígrafe que el profesor o la profesora ya es capaz de reconocer lo que es fiable o no dentro de los resultados de búsqueda, que conoce las licencias de autor y que evalúa la calidad de los recursos.

En este epígrafe, se fomenta la capacidad crítica para seleccionar los recursos e información de mayor calidad, valorar en profundidad lo que se encuentra en las comunidades y adaptarlo a las necesidades del aula, y formar a otros compañeros en estos temas, incluso creando materiales con los derechos apropiados a la hora de compartirlos.

Pero no solo eso, también traslada el espíritu crítico a los escolares para que sepan “cómo encontrar información, evaluar su fiabilidad, compararla y combinarla a partir de diferentes fuentes”.

el mundo en un clic para los docentes

3. Almacenamiento y recuperación de información, datos y contenidos digitales

En la última fase de este primer nivel en el marco de CDD, el docente pasa de limitarse a almacenar y organizar de forma básica la información y los recursos, a tener una estrategia clara para relacionarse con expertos, compañeros y alumnos “a través de medios digitales, con métodos adecuados para organizar, almacenar y recuperar información para su uso educativo”.

Y no solo eso, también utiliza el almacenamiento en la nube que comparte con compañeros y en el aula. Conoce los riesgos que esto supone y los sabe gestionar. Además, es capaz de transferir archivos entre diferentes dispositivos.

Como veis, se trata de un área importante porque supone la base de lo que vendrá después y dota al docente de los recursos que precisa para el ejercicio de su función. ¿En qué fase os encontráis vosotros? Sea cual sea, en GlobalNET Solutions os ayudamos. Pídenos información.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Consejos para tener un Entorno Educativo más seguro para los Menores

La tecnología, como hemos visto con frecuencia en el #BlogGNS, es necesaria en los centros educativos pero también es prioritaria la protección de datos de los menores. Contar con un Gestor de Dispositivos Móviles (MDM por sus siglas en inglés) es un primer paso que es necesario complementar con las aplicaciones oportunas.

seguridad de los menores

Entre las más importantes, figura un sistema que permita controlar los móviles y las tabletas que están utilizando los alumnos para evitar distracciones. En GlobalNET, según os hemos informado, recientemente llegamos a un acuerdo con la mejor de estas plataformas, IMTLazarus.

Los centros que han incorporado esta solución nos confirman que los profesores detectan una mayor atención en el aula… y también en casa existe un mayor control del tiempo que los niños y niñas dedican a los deberes, y a las horas de ocio y de sueño, con lo que las familias se ahorran disgustos y energía.

Desde GlobalNET e IMTLazarus, queremos trasmitiros un decálogo para tener unos entornos educativos más seguros, sea en el colegio o en el hogar:

  1. Como el MDM gestiona la seguridad entre dispositivos, es necesario un sistema que lo implemente en las personas. Debe ser de acceso sencillo y fácil de gestionar.

  2. Es interesante que también pueda ser utilizado por las familias, y no solo por los centros educativos y los profesores.

  3. Ha de ser versátil, es decir, que sirva igual para dispositivos Android, iOS y Windows, y para tantos alumnos como sea necesario.

  4. Hay que recabar el consentimiento de los padres para su uso, a menos que sea obligatorio en el centro y ya se avise cuando los menores se matriculen.

  5. Lo que recomendamos es que se empiece implantando primero en el centro, que se desarrolle la cultura del correcto funcionamiento en el aula, que se ganen habilidades en el uso de la herramienta y a partir de ahí, se transmita a las familias una vez instalado el sistema.

  6. Aunque la licencia sea individual, debe poder gestionarse en conjunto.

  7. Como es ilegal a ciertas edades, el sistema no debe estar dirigido a ver el contenido de lo que se está navegando, ni los mensajes que se están cruzando en las redes sociales, sino ha de controlar determinados hábitos a la hora de acceder a esas webs.

  8. Tiene que poder comunicarse con los puntos de acceso wifi, con el software de gestión interno del colegio y con cualquiera de las aplicaciones que estén utilizándose en el entorno del centro educativo.

  9. Por si se produce el robo o pérdida del dispositivo, ha de incluir herramientas de control de localización y, en última instancia, de borrado de datos.

  10. Es importante que la empresa proveedora dé soporte tecnológico, de mantenimiento y formativo a colegios y a familias.

Hemos resumido este decálogo en las cuatro claves más importantes:

Consejos para tener un Entorno Educativo más seguro para los Menores - infografía

En GlobalNET acompañamos a vuestros centros escolares en sus procesos de digitalización e impulsamos a los profesores en su formación, sobre todo, en Competencia Digital Docente. Infórmate.

Os dejamos con el vídeo sobre la solución de IMTLazarus. Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Realidad Virtual y Enseñanza, una pareja de alta afinidad en las Aulas

El cerebro humano retiene el 10% de lo que lee, el 20% de lo que escucha y el 90% de lo que experimenta. Es obvio, por lo tanto, que si conseguimos que los alumnos tengan experiencias de aprendizaje, lograremos que adquieran y retengan mejor los conocimientos, que solo con el sistema tradicional de lectura y clases magistrales, aunque sea a través de pizarras interactivas y vídeos.

Realidad Virtual y Enseñanza, una pareja de alta afinidad en las Aulas

Es imposible recorrer el mundo antiguo, entrar en un volcán en erupción, llegar mañana mismo a la luna, entablar batalla acompañando al Cid, acompañar a los hombres primitivos mientras pintan un arte rupestre que pervive hasta nuestros días. Es imposible entrar físicamente en el cuerpo humano, viajar en el tiempo, ver cómo se formó y transformó la Tierra. ¿O no es tan imposible?

Existe una tecnología, de la que ya hemos hablado en este blog, que permite a los alumnos experimentar todo lo que explicábamos en el párrafo anterior. Sí, lo habéis adivinado, es la Realidad Virtual.

Pero, ¿quizás es demasiado cara para nuestro centro educativo? ¿Es, en verdad, tan efectiva? ¿Qué beneficios consiguen mis estudiantes con su aplicación? ¿Qué inconvenientes puede entrañar? ¿Existen suficientes recursos? ¿Cómo aplicarla en el aula? Intentaremos dar respuestas a todas las preguntas en este artículo.

Decía Derek Bok, presidente de Harvard, que “si crees que la educación es cara, prueba con la ignorancia”. Más a mano nos cogen las palabras de Javier Tourón, vicerrector de Innovación y Desarrollo Educativo en la Universidad Internacional de La Rioja-UNIR: “En no mucho tiempo me atrevo a pronosticar que si las escuelas no cambian, dejarán de ser funcionales y de prestar el servicio que se les supone, o prepararán personas sin la competencia que será necesaria para el mundo laboral y el desarrollo social, lo que los dejará a merced de los que sí las hayan desarrollado, produciendo una brecha digital de consecuencias poco deseables”.

Por lo tanto, como explica Tourón, la cuestión no es saber si se va a implantar, sino cuándo va a estar operativa la realidad virtual en vuestro centro educativo.

Hablemos de su efectividad. Los beneficios parecen evidentes. En la revista Educación 3.0, compartieron, a finales del año pasado, la experiencia de unos alumnos norteamericanos que incluyeron esta tecnología en sus clases. Los profesores definieron los resultados con dos frases: “el uso de la realidad virtual ha ayudado a los estudiantes a retener los conocimientos de forma más eficiente” y “creo que esta tecnología podría cambiar las reglas del juego para los chicos que tienen más dificultades de aprendizaje ya que les sumerge en un mundo en el que pueden ver y sentir lo que deben aprender. Eso hace que las clases sean más interesantes y les ‘engancha’ mucho más”.

Con ellas, nos indican cuáles son los beneficios de su incorporación en el aula:

  • Mejora la atención de los alumnos y aumenta el tiempo que permanecen así.

  • La implicación es total pues recrea situaciones que parecen reales y que requieren soluciones válidas.

  • Gamificación: aprenden jugando.

  • Personaliza el aprendizaje por lo que es muy interesante para estudiantes de educación especial o con dificultades.

  • Los conocimientos son más estables y duraderos.

  • Incrementa la comprensión de las lecciones por lo que se ahorra tiempo, es decir, se puede hacer la enseñanza más completa.

La realidad virtual, claro está, tiene sus inconvenientes. El principal es la falta de espacio en determinadas aulas para que los alumnos paseen e interactúen en libertad y sin peligro. Además, el precio es aún elevado en las gamas más altas de dispositivos. Pero existen en el mercado soluciones que, para empezar, son muchísimo más asequibles. También está la falta de contenidos ya realizados, algo que tiene opciones válidas; pueden ser los propios profesores quienes los generen.

A nuestro entender, el mayor inconveniente reside en que los futuros maestros que ahora mismo están en la universidad cursando su carrera, no aprenden a utilizar los nuevos recursos tecnológicos. Como hemos dicho en varias ocasiones, es preciso un cuerpo docente bien formado. Por suerte, existen diversos cursos que les ayudan a seguir aprendiendo e innovando. Uno de ellos lo imparten en INTEF. Aquí tenéis el vídeo de presentación:

Por supuesto, en GlobalNET Solutions también acompañamos a los centros educativos en su proceso de digitalización para facilitarles al máximo el camino e impulsamos la formación en Competencia Digital Docente. Pídenos más información.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Cómo están los Centros Educativos españoles en Robótica, Programación y Pensamiento Computacional

Esta misma pregunta se han hecho en el grupo de trabajo de Tecnologías del Aprendizaje, dependiente, en última instancia, de la Conferencia Sectorial de Educación, y con una larga lista de entidades participantes, tanto educativas nacionales y autonómicas como empresas. Y lo ha vertido en el informe “Programación, robótica y pensamiento computacional en el aula.

En total, nueve comunidades han incluido contenidos de esta índole en el currículo. Las pioneras son Andalucía, Castilla La Mancha, Castilla y León, Galicia, Murcia y la Comunidad Valenciana. También Navarra los ha introducido en Primaria; mientras Madrid y Cataluña, lo han hecho en ambos niveles, como se ve en el mapa:

comunidades autónomas con asignaturas de robótica y computación

No obstante, se trata de asignaturas optativas por lo que, según señalan en el estudio, “en la mayor parte de nuestro país, un estudiante puede cursas toda la educación obligatoria sin haber recibido apenas ningún tipo de formación en estas habilidades”.

Tras explicar el informe cuáles son las normativas que competen al tema en las diferentes autonomías arriba mencionadas, pasa a una parte que recorre las investigaciones de universidades, asociaciones y empresas con interesantes ideas.

Dos de las más destacadas, por cuanto implican el estudio del impacto de la robótica, la programación y el pensamiento computacional en los diferentes grados educativos y en asignaturas tales como las matemáticas, los idiomas, la ciencia o la narrativa, es la del Grupo KGBL3, compuesto por la Universidad Camilo José Cela (UCJC) y la Universidad de Educación a Distancia (UNED). Y también la de la Sociedad Científica Informática de España (SCIE).

La primera llega a las siguientes conclusiones:

  • Es importante introducir estos conocimientos en Primaria, aunque sea en los últimos cursos, que es cuando los alumnos cuentan con la suficiente madurez cognitiva para incrementar las posibilidades de transferencia.

  • Primero incluirlo en Ciencias Sociales, “de forma que los estudiantes puedan coger confianza y autonomía”. Más tardes, se integraría en asignaturas más complejas como las matemáticas.

  • Ante la duda sobre cómo conseguir suficientes profesores “bien formados” para enseñar dichos conocimientos en los colegios y, sobre todo, cómo hacer que permanezcan en ellos, la investigación del Grupo KGBL3 destaca que “según estimaciones de Code.org, los docentes especialistas en informática tan solo estarán en las escuelas durante tres años antes de cambiar a otro campo profesional”.

  • Así pues, se necesita contratar, de forma urgente, a especialistas “en la enseñanza y el aprendizaje de informática en las facultades de Educación, de forma que lideren los departamentos encargados de la docencia de profesores en activo y de estudiantes y másteres de magisterio”.

Por su parte, la SCIE pide que los alumnos tengan una asignatura obligatoria por curso en educación Informática desde Primaria a Bachillerato con estas recomendaciones:

  • Primaria: contenidos de competencia digital y básicos sobre programación y computacionales.

  • Secundaria: los alumnos adquirirán conocimientos básicos de programación, algoritmos, lógica, computadores y otras ramas fundamentales de la Informática. Adquirirían de esta forma una competencia digital de usuario medio.

  • Bachillerato: se particularizaría en Ciencias, Ciencias Sociales, y Artes y Humanidades. Tendrían un mayor nivel de abstracción y conseguirían un competencia digital avanzada.

  • Se deja a la universidad el nivel experto.

Sin embargo, todas las entidades inciden en la necesidad de que se incrementen las investigaciones al respecto, y las colaboraciones entre la academia y las administraciones públicas.

Otra de las cuestiones que aborda el informe es la opinión del profesorado español, enfrentado a dos posiciones: un enfoque específico compuesto por los que quieren centrar la enseñanza de la Tecnología y de la Informática; y los que abogan por un uso más transversal de las habilidades para el aprendizaje de otras materias no relacionadas con ambas temáticas.

De los encuestados, la mayoría utiliza el enfoque específico aunque piensan que es más adecuado el transversal. Además, dedican al trabajo de programación, robótica y pensamiento computacional menos de cien horas al año.

Entre otras conclusiones, señala el estudio que los docentes han aprendido por su cuenta, “si bien algo más de un tercio han recibido formación oficial impartida por las consejerías de educación de las comunidades autónomas o por el propio MECD” (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). Es más, “el número de docentes que cuentan con un máster y, especialmente, con un doctorado o un ciclo formativo de formación profesional de este campo es muy reducido”.

Como señala el informe, queda mucho camino por andar para conseguir que los alumnos adquieran una de las competencias más importantes para su desarrollo futuro y pasa por la adecuada formación de los profesores. Desde GlobalNET Solutions, ponemos a servicio de los docentes nuestra experiencia a través del Aula TIC TAC y acompañamos a los centros en ese proceso de digitalización tan imprescindible.

Os dejamos con el informe completo. Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Implantación de las TIC en los centros escolares en 2018

La universitat Autònoma de Barcelona y la Fundación Mapfre han realizado un estudio titulado “El impacto de las TIC en el aula desde la perspectiva del profesorado”, cuyo objetivo es ver dicho impacto desde tres puntos de vista: su efecto en los profesionales, y en su actividad dentro y fuera del aula.

Además de los resultados obtenidos, el documento también presenta una serie de recomendaciones para la implantación tecnológica en los centros escolares.

El impacto de las TIC en el aula desde la perspectiva del profesorado

Los efectos de las TIC en los profesores

A nivel general, los efectos de las TIC son, de acuerdo a las contestaciones al cuestionario, menores en la cultura y el desarrollo profesional, desiguales en el contexto general, el desempeño, el plan y evaluación, y los conflictos y mayores en las relaciones y el contexto del centro”.

Parece lógico que sean los docentes de menor edad y, por lo tanto, de una experiencia inferior los que más valoren la influencia de las TIC. Lo que parece más extraño es que sean los profesores de primaria los que tengan mejores opiniones, mientras que los de secundaria son más reticentes. También nos ha chocado que los centros públicos tengan unas percepciones más positivas que los privados y concertados.

En el informe se establece que los planes TIC/TAC se establecen como motor del cambio y para “dar respuesta a las necesidades detectadas en relación a las concepciones de los docentes y a su actuación en el aula y fuera de ella”.

Según el estudio, la tecnología es un factor clave para la motivación de los alumnos. Desde GlobalNET, trabajamos con los centros y los docentes en la reflexión para la puesta en marcha de este tipo de planes, orientados a dar sentido educativo a las TIC de forma que se transformen en TAC y aporten valor añadido pedagógico.

GlobalNET Classroom

Poco a poco se aprecia un incremento en el dominio de las herramientas digitales y de su utilidad en la enseñanza, aunque todavía queda mucho camino por recorrer. En este sentido, desde el documento, recomiendan, como prioridad absoluta, “promover e impulsar procesos formativos de calidad, continuos, graduados en complejidad y vinculados a las necesidades de la práctica profesional”.

Los efectos de las TIC en la actividad dentro del aula

Se hace evidente que la tecnología, por sí misma, no cambia “la cultura profesional”, que es necesario que se transforme para adaptarse a las necesidades de los estudiantes.

Existen retos importantes como la dificultad para avanzar desde los modelos más tradicionales y las resistencias de algunos profesionales al cambio. Pero, además, también a los propios alumnos, acostumbrados a una determinada forma de aprendizaje, les cuesta salir de su zona de confort. Tampoco ayudan los “horarios mosaicos con clases de menos de una hora, la dificultad para realizar actividades conjuntas entre profesores o la oposición de las familias a determinadas opciones”.

Los beneficios, no obstante, son muy altos porque “las TIC facilitan el acceso y difusión de la información, la integración de recursos variados, impactan en la configuración de la relación con los estudiantes, mejoran el clima del aula y fomentan la función de guía del profesor; también ayudan a personalizar y enriquecer el proceso de evaluación. Resulta también interesante resaltar la potencialidad que tienen para facilitar la autogestión del aprendizaje por parte del alumnado”, es decir, la personalización de este. Además, mejoran la inclusión educativa.

Por otro lado, también suponen un mayor tiempo de preparación por parte de los profesores y gestionar los recursos y actividades necesarias, lo que exige más habilidades, en las que entra de lleno la Competencia Digital Docente.competencia digital docente - CDD

Así, en el estudio, recomiendan la difusión de las experiencias de éxito a través de diferentes medios y el establecimiento de incentivos para la innovación con la tecnología, mediante la mejora de “los repositorios digitales para docentes y potenciar las redes sociales específicas centradas en procesos de enseñanza-aprendizaje podrían apoyar la aplicación de las TIC en la formación a partir de la experiencias de otros colegas”.

Los efectos de las TIC en la actividad fuera del aula

Parece evidente para los profesores encuestados que la tecnología ha mejorado los procesos de comunicación con las familias y los seguimientos de las tareas escolares. Sin embargo, se echa en falta que aquellas estén más preparadas, algo que los centros educativos deberían impulsar, según aconsejan en el estudio.

También explican que es necesario trascender el uso actual, limitado a las páginas webs, los “intercambios de información y archivos que permite Internet, quedando muy focalizadas en el propio centro educativo”, e ir más allá, con “la creación y gestión del conocimiento colectivo. La promoción de Comunidades de Prácticas Profesional (CoP) resulta, al respecto, una prioridad de los sistemas educativos y de las asociaciones de profesionales”.

Asimismo, el documento establece que los principales agentes del cambio son los equipos directivos, que deben estar formados y comprometidos “en la implantación y desarrollo de los planes TIC/TAC”.

La seguridad en Internet es una de las prioridades aunque no han notado un incremento de la conflictividad con la implantación de las nuevas tecnologías. A pesar de ello, en el estudio recomiendan que los profesores se formen en este sentido, algo en lo que también estamos comprometidos dentro de GlobalNET, con la “Guía para docentes y centros educativos para prevenir y evitar el ciberacoso escolar en las principales redes sociales”.

Ante los obstáculos administrativos y editoriales, es conveniente “la potenciación de acciones informativas y de difusión que fomenten un cambio de mentalidad en la sociedad, en las familias y en el profesorado”.

Junto con ello, “la Administración educativa debe reconocer, apoyar y colaborar en las variadas iniciativas privadas dirigidas a promover una utilización más racional, ética y pedagógica de las TIC en la formación de los ciudadanos, bajo el principio de que la salud es un bien social que compromete a todos”.

Ahora vienen dos recomendaciones desde GlobalNET: estudiad este interesante estudio porque da muy buenas pistas sobre qué está ocurriendo en la actualidad y cuál es el camino a seguir; y, en segundo lugar, ofreceros nuestra ayuda en todo este proceso.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone