Claves para la creación de cursos de eLearning Corporativo

Las empresas, cualquiera que sea su tamaño, pueden disfrutar de las ventajas del eLearning para formar y actualizar los conocimientos de sus trabajadores. Es el llamado eLearning Corporativo, ¿os apuntáis a la tendencia?

En la web de GlobalNET Solutions, hemos habilitado una zona de cursos online que ayudarán, tanto a pymes como a grandes compañías, a ser más competitivos en su sector gracias al aprendizaje continuo de los empleados y de los directivos.

Logo GlobalNET Academy

Las ventajas de elegir esta modalidad son muchas. La empresa controla el temario que necesita cada uno de los alumnos lo que significa que elegirá justo el que precisa, evitando así la dispersión y eligiendo los contenidos más adecuados para incrementar sus aptitudes y competencias, con la flexibilidad que es intrínseca a este modo de aprender.

La personalización que supone es otro claro beneficio, al igual que el poder enriquecer el proceso con recursos más interactivos, como la gamificación o la colaboración en el aprendizaje. Todo ello les hará sentirse más motivados, lo que redundará en un mejor desempeño de su trabajo, es decir, en que sean más productivos y obtengan resultados más satisfactorios.

Sin embargo, a la hora de elaborar los cursos, no basta solo con tener una potente plataforma tecnológica, como la de GlobalNET Academy. También es imprescindible cuidar los contenidos y cómo se han de plasmar, tal y como hacen nuestros formadores. Porque no es lo mismo una ponencia o un curso presencial que un aprendizaje a distancia.

El sistema que siguen comienza con la elección de objetivos específicos por cada una de las partes en las que se divide el temario. Es necesario, por tanto, un importante proceso de reflexión por parte del docente, siempre con la vista puesta en las características del alumnado, y más cuando cuenta con la guía que le haya proporcionado la empresa, con las necesidades tanto de aquel como de esta.

Para evitar olvidarse de alguno de los objetivos, cada uno se relaciona con las diferentes partes en las que se divide el curso, con su estructura. También es en esta fase cuando se ordena el contenido según diferentes criterios y se plantea las posibles herramientas a utilizar, como vídeos, infografías, mapas mentales, gráficos, test, etc.

Solo cuando todo lo anterior está claro, es el momento de redactar el contenido propiamente dicho y de vincularlo, si el formador lo cree conveniente, con otra información donde el alumno pueda ampliar lo aprendido si siente curiosidad.

eLearning corporativo y personalizado para la empresa

A su vez, el uso de ejemplos reales, que puedan aplicar de forma clara en su día a día, siempre es un excelente recurso y les ayudará a implicarse mejor. Cualquier idea que permita que así ocurra es bien recibida. De ahí que la experiencia del docente siempre sea un grado.

El lenguaje que utilizamos en los cursos es, además, un punto importante. El tono debe ser coloquial y cercano, para que el alumno se sienta cómodo y tenga la sensación de que nos dirigimos a él directamente.

En este sentido, es mejor huir de tecnicismos y, en el caso de incluirlos, explicarlos bien. No hay que dar nada por sabido pues podemos encontrarnos con que no se nos entienda, algo inadmisible en un curso, ya que provocaría la inmediata falta de interés o que el destinatario se sienta frustrado.

Una buena opción es escribir con frases y párrafos cortos, con pocas subordinadas y con la guía de unos buenos titulares, que sean lo suficientemente explicativos sin ser largos, de forma que el temario se haga más ameno.

A partir de aquí, se decide el continente, los formatos más adecuados para que el aprendizaje llegue al trabajador. Cuanto más novedosos sean, cuanto más impactantes y originales, mucho mejor, aunque sin perder la vista, en ningún momento, que el objetivo es que la persona o personas a las que se dirige consigan las competencias precisas que desea la empresa.

eLearning personalizado a trabajador y empresa

Como vemos, los formadores de GlobalNET Academy han implementado una serie de procedimientos que ponemos a disposición de las organizaciones, cualquiera que sea su tamaño, en cursos eLearning corporativos y personalizados.

El conocimiento, ahora más que nunca, está al alcance de la mano. Unos trabajadores bien formados incrementan de manera exponencial la competitividad del negocio y le pone en una posición de fuerza respecto a sus competidores. Infórmate sobre nuestras soluciones.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Técnicas de Estudio en un mundo Digital

La revolución digital, aunque no ha supuesto un gran cambio en los clásicos métodos de estudio, sí que lo ha hecho en los instrumentos disponibles. Seguimos necesitando hacer resúmenes, subrayar, esquematizar, crear mapas conceptuales (la gran innovación), utilizar reglas mnemotécnicas, … Sin embargo, ahora disponemos de herramientas que facilitan y mucho estas opciones, y amplían posibilidades.

métodos de estudio

La idea de memorización, como ocurría en la enseñanza clásica, cada vez está más en desuso gracias a la formación en competencias que potencia tanto la Unión Europea como, por lógica, España. Desde luego, las oportunidades que ofrecen las TIC en el siglo XXI, nada tienen que ver con las precedentes.

En el portal educaweb, dividen los recursos tecnológicos en tres tipos: escritos, visuales y audiovisuales. “En función de cómo aprendas mejor, la técnica para el estudio elegida será una u otra, y los recursos a utilizar también”.

Los escritos corresponden a los resúmenes, la lectura, el subrayado, la creación de fichas, etc. Sin duda, hemos de continuar leyendo los textos para sacar la máxima información, pero también disponemos de conexión a Internet donde podemos completar los datos, contextualizarlos y trabajar en los temarios, lo que permite que exista una mayor facilidad para fijar los conceptos.

Es más, con unas guías básicas y adaptadas a la edad, los alumnos pueden confeccionarse su propio temario. Ello les facilitará el espíritu crítico suficiente para diferenciar las informaciones válidas de las accesorias, las reales de las falsas, las fuentes más apropiadas de las que no lo son, etc.

La existencia de múltiples web de aprendizaje y la pericia de los profesores permiten crear test para que el alumno pueda autoevaluar sus conocimientos y enfocarse en aquellos que tenga menos afianzados.

Por su parte, el subrayado y el esquematizar son fundamentales para crear mapas gráficos de las ideas principales que nos permitan, de un solo vistazo, tener presente el temario.

Cuántas veces, en nuestros años de estudiantes (ahora, en cualquier momento), hemos “visto” el sitio exacto de nuestros apuntes en el que se encontraba la respuesta que nos pedían en un examen. Los seres humanos pensamos en imágenes. Si os decimos “naranja”, no vais a deletrear en la cabeza la palabra sino que os aparecerá la fruta, incluso su sabor y su tacto.

pensar en imágenes

Esto, trasladado a las técnicas de estudio, es lo que conforma la base de los mapas conceptuales o mentales. Lo explican muy bien en este artículo. Podemos utilizar papel o bien, y aquí entran las nuevas tecnologías, programas de diseño más o menos básicos, que podemos descargar o bien usar online, y que nos proporciona el mismo servicio. A gusto del consumidor.

Respecto a los audiovisuales, una de las técnicas de estudio consiste en hacer una exposición para averiguar si hemos asimilado lo aprendido. Podemos hacerla para nosotros mismos o para terceros, pero una opción sería grabarnos en vídeo y ser nuestros propios críticos.

Los móviles, las tabletas, los portátiles y los ordenadores, todo contribuye a que ahora pueda estudiarse en cualquier momento y lugar, donde sea más conveniente. Además, con las aplicaciones y la nube, los documentos y los progresos están disponibles en cualquiera de dichos dispositivos, facilitando el trabajo.

Pero, además, las TIC nos pueden ayudar a estudiar en grupo, a través, por ejemplo, de las redes sociales. Y podemos organizar el proceso de aprendizaje con la creación de un calendario de estudio en el tengamos en cuenta el tiempo disponible y los objetivos que buscamos.

Para que completéis el amplio abanico de posibilidades que hoy por hoy nos ofrecen las herramientas TIC a la hora de estudiar, sea en el nivel que sea, os dejamos con una serie de vínculos que ofrecen diferentes características de interés, a parte de los que ya aparecen enlazados anteriormente en este artículo:

  • 16 herramientas y canales de YouTube para aprender técnicas de estudio. Se trata de una gran recopilación que puede ayudar tanto a los niños como ya a los universitarios, ofreciendo técnicas y complementos que les ayuden en su aprendizaje.

  • GoConqr. Esta web es básica porque reúne, sin salir de sus páginas, todas las posibles técnicas y las herramientas necesarias para facilitarte el trabajo, sobre todo, con ExamTime. Está recomendada por educaweb, lo que es síntoma de su importancia.

  • Técnicas de Estudio. Un portal que, como su propio nombre indica, explica diversas metodologías para aprender. Es más específica.

Como veis, existen muchas posibilidades que también aplicamos en GlobalNET Classroom y en GlobalNET Academy. Infórmate.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Pasos para transformar una Idea en una Empresa

Parece que se ha puesto de moda emprender en España. La situación de crisis que hemos atravesado y que ha dejado a muchos profesionales en la cola del paro explique este repunte que, desde luego, creemos que es positivo. Así que, si habéis tomado la decisión de montar un negocio por vuestra cuenta, este artículo os dará algunas herramientas que os serán de utilidad.

Las personas que son emprendedoras de por sí tienen la cabeza siempre bullendo de ideas. Pero también están aquellas otras que no saben muy bien hacia dónde encaminarse. Por lo tanto, lo primero que habéis de hacer es centrarnos y descubrir la idea que más probabilidades tenga de éxito.

tiempo de creer en el éxito de tu idea

Lo fundamental es que, sea la que sea, resuelva un problema real de una forma novedosa o diferente al resto de las empresas del sector. Partamos primero de vuestras habilidades y aptitudes, de aquello que os apasiona hacer cuando tenéis tiempo. Por ejemplo, si sois aficionados a la marquetería, podéis buscar una idea afín a ella. La razón es clara: solo ponemos pasión en aquello que amamos. El camino del emprendimiento es lo suficientemente difícil como para complicarlo más.

Es posible que se os ocurran varias. Edith Gómez, en Page Personnel, expone varias preguntas que deberíamos hacernos en este punto:

  • Cuando os imagináis trabajando en esto, ¿qué idea os entusiasma más?

  • Cuál de todas ellas se relaciona con un problema que lograsteis superar con éxito en el pasado.

  • En cuál aprovecháis más vuestros talentos, destrezas y habilidades.

Debemos probar cuál de ellas es la que cuenta con mayor facilidad para ponerse en marcha y convertirse en un negocio rentable. Como primer paso, existe una herramienta (en inglés) que nos permitirá testarla de forma gratuita. Se llama Jabelin Validation Board.

Además, es necesario que acotéis quiénes serán vuestros clientes, investiguéis sobre ellos y hagáis una prospección para escuchar sus opiniones. Cuidado con preguntar a amigos y familiares porque pueden dar su aprobación solo para complaceros. Gabriela Galilea, en el blog de BBVA, facilita algunas herramientas, como la anterior, que pueden ser muy interesantes para esta fase inicial.

Una vez que tengamos clara nuestra idea y más o menos testada es la hora de acudir a la web del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad de España. En ella, existe un apartado, Crea tu empresa paso a paso, que te permitirá desde evaluarte como emprendedor, hasta decidir la forma jurídica más apropiada y la financiación. La encontramos, en verdad, muy útil y con buenos instrumentos de apoyo para poneros en marcha.

Antes de tomar la decisión de emprender, os piden que utilicéis cuatro herramientas que os ayudarán a centrar vuestra idea, vuestras actitudes y el negocio que vais a comenzar: un análisis DAFO, del que ya hemos hablado en este blog de GlobalNET en algunas ocasiones; el autodiagnóstico de vuestras aptitudes para el emprendimiento; un punto prioritario, como es el Plan de Negocio; y un conjunto de simuladores, en formato juego, para que ensayéis si funciona vuestra idea.

La parte del Plan de Negocio es básica y no solo porque os ayude a conseguir financiación, sino porque “sirve para plasmar las ideas, para clarificarlas, aclararlas, pulirlas y contrastar, dentro de lo posible, la viabilidad de la empresa, es decir, que ayuda a hacerla técnica, legal y comercialmente interesante, y a que sea rentable, económicamente dé beneficios y financieramente se pueda poner en marcha”, argumenta aquí Roberto Vieites, responsable de evaluación y diagnóstico del BIC Galicia. Así que poned especial cuidado en este punto y tomaros el tiempo necesario para hacerlo bien.

plan de negocio de un emprendedor

A continuación podréis elegir la forma jurídica de vuestra empresa. A través de un cuestionario, decidiendo el nivel de responsabilidad, el número de socios y el capital social, tendréis los tipos de negocio que se ajusten a vuestra decisión. Solo tendréis que ver cuál es el más apropiado e incluirlo en la siguiente parte: el proceso de constitución, que os dará los trámites necesarios para la puesta en marcha.

Asimismo, podréis tramitar la empresa de forma telemática. Según aseguran, el proceso se acorta de un mes, que conlleva la fórmula tradicional, a tres días, por medio de la red PAE.

En la zona de la web dedicada a los instrumentos de apoyo, existe un cuadro de búsqueda rápida que os ayudará a encontrar las ayudas e incentivos posibles para la creación de vuestra empresa.

Por supuesto, en GlobalNET Solutions podemos asesoraros. Podéis pedirnos información aquí y estaremos encantados de atenderos.

¡Mucha suerte con vuestro proyecto! Y gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Entidades Financieras y Tecnología: la necesidad de un marco regulatorio específico

Llevamos tiempo oyendo hablar de entidades FinTech e InsurTech, es decir, aquellas donde la tecnología y la innovación, sea en el sector financiero o en el asegurador, son protagonistas en los productos y servicios que ofrecen.

Muchas de las empresas que lo integran son pymes y startups, pero también grandes entidades consolidadas de la banca y los seguros. En la actualidad, el número de compañías que ofrecen estos servicios ronda entre las 200 y las 215, dan empleo a más de 2.500 trabajadores y captaron unos 250 millones de euros en inversión en 2016. El crecimiento seguirá siendo muy alto pero aún lejos de las cifras alcanzadas en países como Estados Unidos, China, Reino Unido y Países Bajos, países que aglutinan el 90% mundial.

marco regulatorio de las fintech en España

La clave está en proporcionar calidad a un precio inferior y acercar el mundo financiero a cualquier consumidor. El presidente de la Asociación Española de FinTech e InsurTech (AEFI), Jesús Pérez, señala que “uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta nuestra sociedad es la distribución de la riqueza. Es complicado que esto suceda mientras el acceso a la inteligencia financiera sea algo costoso y no al alcance de todos. (…) FinTech (Finance & Technology) viene a revolucionar el mundo financiero, tal y como lo conocemos, permitiendo que el acceso a servicios financieros sea cada día más eficiente, que sea mucho más accesible y que sea mucho más transparente”.

Ambos conceptos, aunque novedosos, nacen del desarrollo tecnológico que propició la revolución digital y consiguió una más fácil personalización de los servicios, generando innovaciones que utilizamos en la actualidad, como la banca online, el pago con tarjeta y el pago con móvil, entre otras. Son por lo tanto, servicios innovadores que sitúan a los países que apuestan por ellos en la vanguardia tecnológica en los ámbitos financieros y aseguradores.

Los principales verticales FinTech, es decir, las líneas de negocio actuales, son: asesoramiento y gestión patrimonial, finanzas personales, financiación alternativa, crowdlending, equity crowdfunding, crowdlending / crowdfunding sobre activos o bienes tangibles, servicios transaccionales / divisas, medios de pago, infraestructura financiera, criptocurrencies y blockchain, insurtech, identificación online de clientes y Big Data (pp. 24 a 28)

Son cuatro los principales factores que apoyan este desarrollo: el capital, es decir, la disponibilidad de recursos; el talento de los emprendedores y especialistas; la demanda de los clientes finales; y la regulación de las administraciones.

Los tres primeros son más o menos evidentes. Existe interés por parte de los inversores, también los emprendedores están innovando de forma constante y, sin duda, los clientes utilizan los servicios que ofrecen. Sin embargo, en el terreno regulatorio y salvo la ley 5/2015 sobre crowdfunding y el portal desarrollado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), nada más se ha hecho al respecto.

Las ventajas de regular el sector con los nuevos actores parecen evidentes, aunque no todos los especialistas estén de acuerdo con ello. La contribución del FinTech, a través de “la reducción de los problemas de información asimétrica y del aumento de la competencia”, aumenta la eficiencia del sector, como se encargan de resumir en el Libro blanco de la regulación FinTech en España. También mejora la competitividad de la industria española en este ámbito. Finalmente, los consumidores notarán una mayor accesibilidad a los servicios financieros, con una oferta más amplia de entidades, lo que supondrá “un coste directo menor y bajo comisiones más reducidas”.

finanzas o seguros y tecnología - FinTech InsurTech

No obstante, los perjuicios de no asumir medidas legales que fomenten el desarrollo de estas entidades son variadas pero se pueden concretar en dos principales: la pérdida de oportunidad y una situación de desventaja competitiva que puede “obligar” a las empresas a ubicar las sedes en otro país debido a las barreras legales.

Para evitarlo, el libro propone seguir el ejemplo inglés que, por lo visto, ha dado excelentes resultados. Habla de tres iniciativas:

  • El Sandbox, que viene a ser una incubadora de proyectos o campo de pruebas para que puedan ser probados en condiciones y por un tiempo muy determinado para ver su efectividad. Las entidades, hoy por hoy, tienen que cumplir una serie de requisitos que las pymes y startups no pueden asumir en las mismas condiciones que las empresas ya asentadas. Esta figura vendría a igualar oportunidades, según señalan en el Libro (pág. 15).

  • Unidades de asesoramiento por parte del supervisor para dar soporte en el proceso de autorización a las entidades que lo soliciten, siempre y cuando cumplan unos requisitos básicos. Además, implicaría la anulación de sanciones “durante el periodo que dure la autorización limitada”.

  • Open banking and Insurance, que implicaría fomentar el intercambio de información entre las compañías que formen parte del sector mediante “el desarrollo de una API de acceso público” y el intercambio de datos sobre clientes, bajo previa autorización de estos.

El Libro, además, pide la creación de eventos periódicos del sector y de convenciones internacionales “dando a conocer a España como un país con un entorno favorable y seguro para la implantación de entidades FinTech”, sobre todo con la salida del Reino Unido de la Unión Europea. A este respecto, también señala la oportunidad de establecer propuestas comunes y de coordinarse con los distintos estados miembros. Y, por supuesto, el que las administraciones promuevan la creación de grados y postgrados en las escuelas de negocio y universidades.

Termina el documento con la propuesta de diferentes medidas regulatorias, de interés para ser valoradas, por cada una de las líneas de negocio, incluyendo los obstáculos que se presentan.

Desde GlobalNET Legal, ofrecemos asesoramiento a empresas sobre aquellas cuestiones que se deriven de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), y los productos que se desarrollen con su implementación. Infórmate.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Cómo autoevaluar la Competencia Digital Docente en un marco común

La Competencia Digital Docente (CDD) es una de las preocupaciones en la formación del profesorado, tanto para Europa como en España. Nuestro país lidera el número de horas que a este respecto dedican los profesionales, sin embargo, la mayor parte del tiempo aprenden sobre el uso de las herramientas más que sobre para qué y cómo utilizarlas.

Este hecho crea una paradoja que “sugiere la necesidad de replantear la eficacia de una formación TIC poco orientada en general a la inmersión digital del docente y la apropiación didáctica de los nuevos medios. Es muy baja la proporción de alumnos que tienen profesores que con frecuencia crean recursos digitales y participan en la página web del centro o en entornos virtuales de aprendizaje y medios sociales de colaboración profesional”.

Las TIC para mejorar el aprendizaje - CDD

Así lo enuncia el documento creado por INTEF (Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado) para 2017 en el que se apuntalan las veintiuna competencias, en las cinco áreas correspondientes y se hace una propuesta para que sean los propios docentes los que se autoevalúen y puedan ver, en línea, su evolución hasta alcanzar la máxima capacidad. De esta forma también, se acabaría con las diferencias entre las diversas comunidades autónomas a la hora de acreditar el aprendizaje y el desarrollo de las mencionadas capacidades.

En INTEF, han creado una “solución tecnológica” para “generar así un pasaporte de la competencia digital docente que muestre a lo largo de su vida profesional, cómo va mejorando dicha competencia”. Está alojada en http://portfolio.educalab.es

Concretamente, tal y como se especifica en el documento que os ponemos a continuación, los descriptores de CDD tendrán tres niveles: básico, intermedio y avanzado. A su vez, cada uno de ellos estará subdividido en seis niveles competenciales, del A1 al C2.

Las cinco áreas y las competencias de cada una de ellas os las resumimos en la siguiente infografía:

Marco General de Competencia Digital Docente

Recordemos, como hemos dicho en varias ocasiones en GlobalNET Solutions, que el uso de las herramientas que proporcionan las TIC debe ir siempre al servicio de un objetivo concreto y no al revés, como se deduce del documento.

Por esa razón, hemos creado “TIC-TAC en el Aula”, cuya primera edición se celebró con bastante éxito en este mes de marzo.

“TIC-TAC en el Aula” está comprendido dentro de un proyecto más amplio de GlobalNET en el que escuchamos y damos la palabra a los docentes y a los centros educativos: GlobalNET Classroom. Si necesitas más información, puedes ponerte en contacto con nosotros y estaremos encantados de atenderte.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Inteligencia de Negocio y de Medios Sociales: más allá de los Datos

El conocimiento es poder. Esta frase, cuyo origen es incierto aunque muy antiguo, sigue siendo tan actual como cuando se acuñó, solo que ahora, el acceso a la información es mucho más amplio de lo que nunca lo ha sido. Hoy por hoy, dicho conocimiento tiene un nombre: inteligencia de negocio o business intelligence.

nube de tags business intelligence

Los datos, por sí mismos, son solo cifras. Tenemos muchos y los podemos recoger de múltiples formas, cada vez más. Incluso es posible que ya tengamos demasiados, conseguidos por un maremágnum de vías, hasta el punto que sean complicados de procesar.

Pero, para qué los necesitamos, qué podemos hacer con ellos, en qué nos beneficia en el ámbito de la empresa.

La primera pregunta tiene una respuesta clara. Necesitamos los datos para conocer a nuestros clientes y darles justo lo que demandan, cuando lo demandan y como lo demandan. Hasta aquí, todos felices… o no, porque, según explicábamos más arriba, una cifra solo es eso; para que nos sirva, es necesario convertirla en conocimiento.

Sin duda, sufrimos de una avalancha de datos pero, en realidad, ¿los necesitamos todos? Lo primero que debe hacer una empresa es elegir unos objetivos de negocio y, a raíz de ellos, escoger aquellos que le van a servir para saber si está alcanzando las metas que se haya propuesto.

También hemos de guardar los que nos indiquen el comportamiento de los clientes, cómo están funcionando nuestros productos y servicios, los que marquen la evolución de los trabajadores, y los que sean necesarios para tener un panorama completo de la empresa y lo que la rodea.

No obstante, este es solo el proceso de recolección. Para convertirlo en inteligencia de negocio, es preciso agrupar y analizar los datos. Es la única forma de conseguir los siguientes beneficios para la empresa:

  • Detectar nuevas oportunidades de negocio, a través de las señales que podamos ir detectando, sobre todo si son repetitiva, aunque sean débiles.

  • Mejorar nuestro conocimiento de los clientes. La gestión de estos o CRM (Customer Relationship Management) se alimenta de lo que vayamos sacando de ellos, tanto en lo que se refiere a cifras, como a comportamientos.

  • Hacer las correcciones necesarias en la percepción de la marca y mejorar la reputación que tenga.

  • Mejorar la cadena de suministro de bienes y servicios.

Como vemos, las posibilidades son múltiples para grandes compañías, pero también para las pymes que, además, cuentan con muchas de las herramientas de las que disponen sus “hermanas mayores”. Una de las más interesantes, también por la gratuidad en la recolección de datos, son los medios sociales.

Cuando analizamos lo que ocurre en ellos, estamos haciendo Social Media Intelligence o inteligencia en medios sociales.

Por supuesto, el fijar objetivos sigue siendo prioritario para evitar ahogarse entre tanta cifra. Junto con ello, hemos de crear alertas y monitorizar lo que se dice no solo de nosotros, sino también de nuestra competencia y sobre el sector.

Los usuarios de las redes sociales (recordemos que el 70% de los internautas están en alguna o varias de ellas) dejan más datos de los que suponen en sus actualizaciones. El escucharlos, no solo oírlos, supone encontrar vías para llegar mejor a ellos lo que, a medio plazo, se traduce en un mayor volumen de negocio. Y no olvidemos que es un barómetro excelente para comprobar si tenemos una crisis de marca y evitarla o contrarrestarla.

En este artículo, Fátima Martínez representa un interesante mapa de preguntas y respuestas para profundizar en el conocimiento de nuestros clientes.

mapa social media intelligence

Recuerda: el conocimiento es poder. Y en GlobalNET Digital, te ayudaremos a sacarlo, analizarlo y alcanzar las conclusiones que te ayudarán en el crecimiento de tu empresa, sea cual sea su tamaño. Contacta con nosotros.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Los errores de Ortografía y las TIC: ¿causantes o difusoras?

Uno de nuestros compañeros en GlobalNET Solutions recordaba, hace pocos días, que suspendió un examen de matemáticas, en lo que entonces era la EGB, aunque todas las preguntas las respondió bien, porque cometió más de tres faltas de ortografía, cuatro para ser exactos, y dos de ellas, acentos. El profesor decía, según nos explicó, que para cualquier asignatura era necesario un buen nivel de expresión porque había que saber comunicar lo que estábamos haciendo, daba igual si estábamos en física, en química o en literatura.

A los que le conocemos, nos consta que se le quedó grabada la lección. Rara vez vemos que caiga en algún error gramatical u ortográfico y, en Twitter, solo de forma ocasional, hace alguna contracción por falta de espacio. Nunca en el resto de redes sociales o en mensajerías.

Os contamos esta historia porque se está relacionando la pobre expresión y las faltas con las prisas que conllevan las tecnologías. Podemos ver escritos mensajes difíciles de comprender a menos que estés iniciado en esa forma de lenguaje: “KM Te lLaMasH NiNO?”, “K m st knt2!”,… Si alguien nos sabe traducir estas frases, por favor, que lo haga.

Sin embargo, diversos estudios, entre ellos el que te enlazamos aquí, confirman que las tecnologías no influyen en las habilidades de escritura y que el acceso a ellas también aporta sistemas de aprendizaje que contribuyen a mejorar dichas habilidades.

Basta con hacer una búsqueda rápida en Internet para que nos aparezcan webs, programas y otros recursos, informáticos o no, para utilizar en el aula, que nos ayudan a mejorar el nivel de ortografía desde que estamos en Primaria.

La Real Academia Española (RAE), la Fundación del Español Urgente (Fundeu) y el Centro Virtual del Instituto Cervantes están presentes en el entorno digital para resolver nuestras dudas y reciben millones de consultas al año. La primera, incluso, puede incluirse como buscador en el navegador. Fundeu está en Instagram, Pinterest, YouTube, Google+, Twitter y Facebook a solo un clic. Y casi lo mismo ocurre con el Instituto Cervantes en estas dos últimas redes.

A finales de 2016, se publicó en muchos medios y se compartió en redes sociales una curiosa tabla periódica de la ortografía, que te incluimos a continuación.

la tabla periódica de la ortografía

Asimismo, los programas de edición de texto y los móviles, con la predicción de escritura, nos aportan herramientas para evitar cometer errores ortográficos, aunque los gramaticales y los signos de puntuación son difíciles de corregir, a menos que sepamos utilizarlos o consultemos las dudas con las instituciones que hemos indicado más arriba.

Por lo tanto, el escribir bien o mal se debe más a la falta de interés que a un problema generado por las nuevas tecnologías. Se han convertido más en un altavoz de los fallos que cometemos, pues llegan a muchas más personas, que en el causante de estos.

La dejadez podemos verla en ejemplos mucho más graves, como los que se producen en los medios de comunicación; escribir “Vayadolid” o “segobiano” daña los ojos y el cerebro con solo mirarlo. Y también en los blogs, donde expresiones como las que aparecen en este artículo de Ticbeat son más comunes de lo que creemos. Ahora que hablamos tanto de marca personal, pensemos cuál es la nuestra al cometer semejantes barbaridades a la vista de todos.

Los niños ven y asimilan el comportamiento de sus padres. Si estos se comunican con ellos de la forma que hemos visto arriba o demuestran una falta de interés palpable en su forma de expresarse, harán lo propio. La ortografía y la gramática no solo se aprenden en el centro escolar, también en la relación con los demás y, claro está, en la lectura.

Distinto es que con el uso constante de los programas de mensajería perdamos la información que nos aporta la comunicación no verbal, que suele ser, precisamente, la más importante. Por mucho que pongamos emoticones en los textos, la riqueza que proporciona el contacto con los demás es insustituible, incluso a través de una videoconferencia.

Las tecnologías, al igual que ocurre con el resto de herramientas que utilizamos, como siempre defendemos en GlobalNET Solutions, debemos saber aplicarlas cuando sea necesario pero también evitarlas en los momentos precisos. Ayudar a nuestros hijos a comprender esto, es labor de todos, del colegio y de la familia. La ortografía es solo un aspecto más pero uno de los que son importantes para que los niños tengan la competencia en comunicación que precisan para el presente y para el futuro.

Gracias por comentar y por compartir.

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

“TIC-TAC en el Aula”, la nueva iniciativa de GlobalNET Solutions para la Formación Docente

La cualificación de los profesores en un asunto vital para tener la Educación que nuestros niños y jóvenes se merecen, para que tengan el mejor futuro.

En GlobalNET, hemos escuchado a los docentes y estamos en contacto constante con ellos. Fruto de esta colaboración es GlobalNET Classroom, un lugar de encuentro para el diálogo y la reflexión, donde se abordan los principales retos educativos a los que ha de enfrentarse el profesorado, como pueden ser la transformación digital de los centros, el uso pedagógico de las TIC, la incorporación de las competencias básicas, etc.

Por ello, para ellos, dentro de este espacio, hemos creado “TIC-TAC en el Aula”. Aquí impartiremos, de forma gratuita, la formación que nos han solicitado los educadores y los centros. Podrán conocer de primera mano cuáles son y cómo utilizar esas herramientas TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en el ámbito de las TAC (Tecnologías del Aprendizaje y del Conocimiento) para mejorar la experiencia formativa de los alumnos.

La primera Aula TIC-TAC se celebrará en nuestra sede (Sala de Formación GlobalNET, calle Estambul, 22, 1ª planta, Alcorcón, Madrid) los próximos 13 y 21 de marzo para los colegios del sur de Madrid, aunque se irá extendiendo, en próximas fechas, a todos los de la comunidad autónoma.

Os dejamos una infografía con el resumen de lo aquí comentado y, si necesitáis más información, podéis ver nuestro folleto online, o contactar con nosotros. En el caso de que queráis registraros, este es el enlace (solo los campos con asterisco son obligatorios).

Por supuesto, podéis compartir la información con quien penséis que pueda esta interesado.

Gracias y os esperamos

GNS Classroom - Aula TIC-TAC

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Desing Thinking: creatividad e innovación al servicio de la Empresa

Creatividad e innovación son dos palabras que resuenan en nuestros cerebros a la hora de buscar soluciones y de implementar procesos dentro de la empresa. Creatividad e innovación buscamos al contratar a un nuevo trabajador. Creatividad e innovación son dos de los fines que impulsan la transformación digital de las organizaciones. En definitiva, creatividad e innovación deberían formar parte del ADN corporativo y de las personas que lo conforman.

creatividad e innovación en la empresa

Una vez llegados a este punto, cabe preguntarse cómo conseguimos alcanzar y explotar a fondo ambos requisitos que garantizan, y mucho, el éxito de nuestro negocio.

La semana pasada, aquí, en el blog de GlobalNET Solutions, comentamos un método que, aplicado a la Educación, puede fomentar estas dos competencias en los niños y jóvenes. Era el Desing Thinking. Prometimos ver su aplicación en el ámbito empresarial y, como cumplimos siempre, esta vez no iba a ser menos.

Aunque, por razones obvias, el proceso cambia, la base es la misma; se trata de utilizar los procedimientos que siguen los diseñadores para resolver los retos empresariales que se nos presentan, es decir, tal y como lo definen en la página de Design Thinking en español, adoptar la forma en que piensan los diseñadores: “para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente factible y con lo que una estrategia viable de negocios puede convertir en valor para el cliente, así como en una gran oportunidad para el mercado”.

Los requerimientos para conseguirlo son sencillos y al alcance de cualquier empresa, sea del tamaño que sea. Basta con trabajar en equipo, cuanto más multidisciplinar mejor, y utilizar herramientas como rotuladores, nota adhesivas, papel, lápices de colores, cámara de fotos (vale la del móvil si luego se puede imprimir) y pegamento.

En cuanto al método en sí, es importante señalar que los pasos no son lineales sino que podemos (y a veces debemos) volver a anteriores o adelantar a otros. Además cada uno influye en el resto.

Imagen de Binima.com sobre Design Thinking

Imagen de Binima.com sobre Design Thinking

Empezamos por Empatizar, esto es, debemos ponernos en la piel de las personas a las que vamos a dirigirnos, aquellas que están implicadas en el reto. Supongamos que queremos lanzar un nuevo producto. Deberemos entonces ver cómo son los posibles consumidores y cuál es su entorno. Si el cliente es una empresa, cuáles son su misión, visión y valores; qué necesidades tiene; pero también “personificar” a nuestro interlocutor en ella. En este enlace, tienes especificadas las técnicas a seguir.

A continuación, vamos a Definir. Se trata de concretar todas las ideas que han surgido de la etapa anterior y ver cuáles son las que aportan valor. Es una excelente forma de identificar posibles problemas que habremos de resolver. Las técnicas están aquí.

Una vez que hemos cribado toda esa información, toca enfrentarnos a las Ideas. El espíritu es lúdico, y la actitud de observación y de curiosidad. Ninguna ocurrencia es mala, a pesar de que pueda resultar disparatada, porque de ella pueden surgir otras muy válidas. Debemos evitar las cortapisas propias y ajenas. Si vas a este hipervínculo, tendrás las herramientas que necesitas.

Obviamente hemos de asentar todas las ideas. Se hace en la fase de Prototipado y con estas técnicas. Volvemos a la realidad y vemos qué podemos mejorar para alcanzar el objetivo final. Debe ser un proceso rápido y de poco coste económico. Prueba y error, prueba y error, prueba y error,…

prueba error

Por último, llega la fase de Testeo. Como su nombre indica, vamos a probar los “prototipos con los usuarios implicados en la solución que estemos desarrollando”. Con ello, conseguiremos pulir el producto o servicio de forma que se convierta en justo lo que andamos buscando. Las herramientas las tienes en este enlace.

Cuanto más visual hagamos el proceso, mucho mejor.

Para aplicar el Design Thinking al proceso de transformación digital de nuestra empresa, en el blog de Advenio, nos hablan de siete etapas a seguir: contexto, insights, idea, prototipo, recursos, inversión e impacto.

Una cuestión importante a la hora de implementar el método del diseñador es que necesitamos a una persona formada en él que vaya guiando por cada una de las técnicas. Para ello, en GlobalNET Solutions estamos a vuestra disposición con las últimas innovaciones tecnológicas y los mejores profesionales. Llámanos y descúbrelo.

Mientras, gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Design Thinking: cómo desarrollar la Creatividad y la Innovación en tus Alumnos

¿Para qué utilizarías un ladrillo, a parte de para construir? Empieza a buscar usos, aunque sean de lo más peregrinos y procura no repetir. Imagina que las respuestas, en vez de darlas solo tú, las dais un grupo. Serán muchas más, ¿verdad?

Qué estás consiguiendo solo con este simple ejercicio: fomentar tu creatividad y, por lo tanto, innovar. Estás aplicando el Design Thinking, pensando como si estuvieras en los zapatos de un diseñador.

diseñador gráfico - creatividad

Supongamos ahora que esta metodología, que se empezó a desarrollar en los 70, en la Universidad de Standford (EEUU) y que está cambiando mentalidades en la empresa -ya hablaremos de ello-, la aplicáramos a la educación de nuestros hijos. ¿Qué conseguiríamos? Que desarrollaran competencias que les serán especialmente útiles en su vida laboral y personal. En concreto, autonomía e iniciativa, además de los indicados arriba: cooperación, innovación y creatividad.

Pero empecemos por la base. El Desing Thinkinges una metodología para generar ideas innovadoras que centra su eficacia en entender y dar solución a las necesidades reales de los usuarios. Proviene de la forma en la que trabajan los diseñadores de producto”.

En el ámbito educativo, se basa en el hacer para aprender. Se trata de que los estudiantes identifiquen un problema que quieran resolver y, con esta herramienta, lo consigan. Para ello, los profesores proponen tres retos a elegir por los alumnos. Una vez escogido el más votado, deben seguir un proceso que empieza por “Sentir”, es decir, hacer una tormenta de ideas en el aula para ver qué dificultades van a tener que afrontar a la hora de buscar una solución.

Tras esta primera fase, llega la hora de “Imaginar”. Aquí los niños deben empatizar con las personas afectadas por el reto y ver quiénes son, en primer lugar, y qué necesitan en segundo.

La tercera y la cuarta etapa se llaman “Actuar” y “Compartir”. Como sus nombres indican, los escolares deben buscar un plan de acción para resolver el problema y luego presentar dicha solución ante la clase, por equipos.

Por último, profesores y alumnos se encargarán de “Evaluar” las propuestas y elegir la que más apropiada sea para solucionar el reto. A continuación, os dejamos un vídeo donde se explica y aquí tenéis el enlace a un documento de eduCaixa que profundiza en la forma de aplicar esta metodología en clase.

Las ventajas son muchas y evidentes. El portal Universia las resume en siete puntos:

  • Los alumnos dispondrán de una hoja de ruta para solucionar problemas de forma creativa y llegar a la mejor de las soluciones.

  • Adquieren un compromiso con el aprendizaje en el aula, “buscando siempre las mejores formas de aprender”.

  • También entenderán “que son dueños de su aprendizaje, y que por ello deben trabajar”.

  • Al fomentar la empatía, son más sensibles a cómo se sienten los demás y a sus problemas.

  • Además, desarrollan humildad, “partiendo de su propio esfuerzo para aprender a valorar el de otros”.

  • Mejora su curiosidad por lo que les rodea, es decir, por aprender.

  • Por último, asimilan las bondades del trabajo en equipo y la suma de todos sus miembros para alcanzar un bien común.

Si tenemos en cuenta que compañías multinacionales como Google y Apple, o, en España, Zara, lo utilizan y que cada vez más empresas buscan estas competencias entre sus trabajadores, estaremos preparando adultos capaces de enfrentarse a los problemas desde otras perspectivas.

Desde GlobalNET Solutions, apostamos por la transformación digital en las aulas. Esta va mucho más allá de implantar herramientas tecnológicas. Se trata de un cambio de mentalidad donde el Design Thinking juega un papel muy importante.

En el próximo artículo del blog, lo analizaremos desde el punto de vista de la empresa que, además, puede extrapolarse a los colegios y a sus docentes, cuya formación es básica para poder sacar todo el jugo a esta interesante herramienta.

Gracias por comentar y por compartir

Comparte este artículo en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone